Inicio / Belleza / Cabello / Brushing: ¿cómo obtener un alisado perfecto?

Brushing: ¿cómo obtener un alisado perfecto?

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 30 de marzo de 2015

Los cabellos lisos, peinados y disciplinados encarnan el estilo chic sofisticado y el glamour impecable. Para obtener un resultado perfecto, es imposible saltarte el cepillado. Sin embargo, ¿sabías que dos de cada tres mujeres obvian el brushing en su rutina de peinado? Descubre algunos consejos simples para tener un peinado estructurado y perfecto.

Si estás buscando conseguir en casa un alisado de aspecto profesional hay una palabra que no puede faltar en tu vocabulario: brushing. Pero, ¿en qué consiste un brushing? Se trata de la técnica por la que conseguimos alisar el cabello como lo hacen en las peluquerías, utilizando como únicas herramientas un cepillo y un secador, sin planchas.

¿Qué necesitas?

- Un buen secador
Tiene que ser potente, caliente y de ventilación media. Hoy en día, la mayoría de modelos están inspirados en los secadores que utilizan los profesionales.

- Cepillos
Los cepillos de cerdas de jabalí son muy recomendables. Los cepillos grandes son ideales para alisar cabello abundante. Los cepillos medianos sirven para todo tipo de cabello, pero permiten, sobre todo, desapelmazar las raíces y obtener una textura más flexible. Los más pequeños rizan el cabello y los cepillos planos sirven para alisar el cabello sin necesidad de moldearlo.
También existen los peines termoconductores: la parte metálica se calienta con el secador y permite así obtener un resultado más eficaz.

Preparación, una etapa indispensable

Utiliza productos específicos para que te dure más el peinado, como un champú alisador o una laca anti-encrespamiento.
Nota: Es más fácil peinar una cabellera sana, ya que el cabello adquiere forma con facilidad. Sin embargo, un cabello que no recibe los cuidados necesarios, corre el riesgo de sufrir un déficit de sebo capilar, lo que provoca que se escame. El cabello queda seco, débil y difícil de peinar.

Trucos

Para evitar que se te rice, es muy aconsejable que antes del cepillado te apliques productos específicos para tu cabello.
- Si tienes el cabello rizado, es por naturaleza más fino y frágil que los demás. Aplícate un tratamiento hidratante a base de manteca de karité, de aceite de jojoba o, simplemente, de aceite de oliva o argán, una vez por semana. Si está bien hidratado, será muchos más fácil peinar y alisar el cabello.
- Evita cepillarte y moldearte el cabello cuando esté seco, porque lo fragiliza. Cepíllate el cabello tras el lavado y con el cabello húmedo, pero bien escurrido, y tras haberlo aclarado con agua fría para cerrar bien la cutícula.
- Para asegurarte la máxima duración, no escatimes en productos de fijación y fórmulas innovadoras que controlan los cabellos rebeldes. ¡Son el mejor aliado para que el cabello se mantenga en su sitio!

Método

- Pre-secado
Enróllate una toalla en la cabeza para eliminar la mayor parte de la humedad. Si todavía sigue muy mojado, sécate el cabello con el secador a una distancia prudencial. Para pasar al moldeado, el cabello apenas tiene que estar húmedo.
Nota: Cuanto menos expongas el cabello directamente al calor del secador, menos se deshidrata. Si puedes, deja que se seque al aire.

- Cepillado
Es el momento de utilizar un producto que nos facilite el cepillado. Aplícalo a lo largo del cabello y pasa a cepillarlo. Ten cuidado con no aplicarlo en las raíces, ya que los productos alisadores tienden a engrasar el cuero cabelludo.

- Alisado
Se realiza mecha a mecha. Puedes utilizar unas pinzas para separar mejor los mechones con los que trabajarás en ese momento. En primer lugar, recoge casi todo el cabello en la parte alta de la cabeza, y deja algunas mechas a nivel de la nuca y en los lados. Comienza por éstas.

- Técnica
Con un cepillo redondo, enrolla el mechón de la raíz a la punta, dirigiendo la corriente de aire en la misma dirección que el cepillo. Es mejor si el secador que vas a utilizar tiene un añadido en forma de embudo que colocarás en perpendicular al cepillo y que dirigirás al mechón para que el aire penetre mejor en el cabello. A continuación, desliza el cepillo hacia abajo y sigue secando. El secador tiene que estar a unos 5 cm del cepillo para evitar que se queme el cabello.
Repite esta operación con cada una de las mechas. Para obtener un resultado perfecto, repite esta operación 2 o 3 veces con cada mecha. Finalmente, pon el secador en la función de aire frío para fijar la forma del cepillado.

- Para terminar
Aplícate una buena dosis de laca para fijar el peinado y que dure liso el mayor tiempo posible.

Y también:
Champús de Keratina: ¡Consigue un alisado perfecto!
El alisado japonés o sistema Yuko

Puede interesarte