Inicio / Belleza / Cabello / Michel Meyer, el maestro del cabello

© Michel Meyer
Belleza

Michel Meyer, el maestro del cabello

Miriam Aguilar
por Miriam Aguilar Publicado en 4 de julio de 2014

Es uno de los grandes nombres de nuestro país en materia de cabello. Lleva media vida trabajando y sigue tan ilusionado como el primer día, lo que se refleja en su eterna sonrisa. Michel Meyer es una de esas personas que podrían convertirse en tu mejor amigo al minuto de conocerle. Irradia una energía desbordante y ofrece un trato cercano, humano y sincero, que conquista. Hablamos con él en su salón del barrio de Salamanca.

Más de 25 años lleva Michel soñando y creando en el versátil universo del cabello. Parece que hay muchos retos cumplidos, pero queremos saber si aún le queda alguno por hacer realidad: “En este momento mis retos son más personales que profesionales”, nos cuenta. “Profesionalmente me siento muy orgulloso de haber creado escuela, no físicamente hablando, sino por todos los profesionales que han pasado y se han formado en el salón”. Se refiere a su centro de O' Donnell 9, su “segundo hogar" como él lo llama, que ha dado lugar a toda una tropa de expertos a los él que considera “hijos y nietos”.

© Michel Meyer

Trabajar en lo que a uno le gusta le hace libre
“Quise ser peluquero desde niño”, nos cuenta haciendo alusión a la peluquería que tenía su madre en Francia. “Pero tenía que demostrar que podía ser bueno. Y tuve la suerte de poder soñar y de poder realizar el sueño”, sonríe. Y no es para menos. Su trayectoria profesional comenzó de la mano de Jacques Dessange en París, en sus años más gloriosos. Trabajó ocho años con él y luego vino a Madrid a abrir la primera franquicia de la firma en España. Nos habla del momento de su separación de forma abierta: “No pude entender cómo en una casa con una filosofía de mujer independiente, libre, profesional, activa, de repente nos pusiésemos a poner extensiones, la propia imagen de lo artificial. Estábamos creando una atadura, antiestética y anti sexy. Me encantan las melenas largas, pero que se muevan de verdad, no esa cosa estática realmente fea”. Así las cosas, hace ya 17 años, inició su negocio personal. “Qué más puedo pedir”, comenta, "estoy muy satisfecho de mi labor. Además, trabajar en lo que a uno le gusta te hace libre”.

"He encontrado lo más importante en la vida de una persona, que es el amor"

“No siempre he tenido una estabilidad profesional, pero he tenido la suerte de encontrarla a nivel emocional y es lo que me ha permitido sobrevolar todos los problemas de este mundo”, nos cuenta Meyer cuando le preguntamos acerca de la crisis actual. “Ya lo veíamos venir en los años 90… Algo no iba. Ya sentíamos y palpábamos lo que está pasando hoy, estos terremotos que nos van haciendo temblar en todos los ámbitos”. Y es que, según el estilista, “nadie se ha salvado de la crisis, y no es en singular, sino en plural, son muchas crisis las que han coincidido en un momento. Por supuesto financiera, pero también de valores, de ética”. Con todo, él decidió quedarse en nuestro país y se siente feliz. “Aquí he encontrado lo más importante en la vida de una persona, que es el amor".

“Hoy en día, la sencillez y la humildad es lo que más dura”

Michel es un creador nato y sabe transmitir su amor por las cosas bien hechas. Así lo percibimos cuando nos enseña y nos habla de sus tocados y pamelas (abajo, en imágenes), una pasión que ya tenía en los años 80 y que pudo llevar a la práctica, por fin, en 2004.

© Facebook Michel Meyer

En cuanto a tendencias, nos habla de que “hemos pasado de hablar de moda a hablar de tendencias en los años 70 y ahora estamos optando más por el término look, que es algo instantáneo, que decides en el momento según tu estado de ánimo”.

La moda supone adaptarte a los demás
Las melenas cortas y el platino han vuelto “pero en realidad nunca se fueron, los tenemos desde Marilyn”. Para el estilista, “la gente ya no está tan condicionada por el look. Tenemos que renovar la imagen y el vestuario, pero eso es algo muy personal. En tocados por ejemplo, pasa mucho. Lo más importante es estar atento a la escucha y adaptarse. La moda supone adaptarte a los demás. Cada uno puede ser creativo a su manera. Hubo genios, pero hoy la sencillez y la humildad es lo que más dura.

Cabello sano y con movimiento

Los nuevos tratamientos para el cabello me aburren muchísimo
No es casualidad que por su salón pasen desde vicepresidentas de Gobierno a actrices, cantantes, aristócratas, empresarias… Su buen hacer y su discreción le han valido una clientela de lo más fiel. Por no hablar de su filosofía, que aboga por una melena natural y llena de movimiento. "La belleza pasa por la sablud física y mental" nos advierte. "Los nuevos tratamientos me aburren muchísimo", añade. "En peluquería, la globalización nos ha traído desgracias, como los champús de keratina y tantos otros productos que han hecho mucho daño, tanto a la economía familiar como al pelo de la gente. Yo no me metí en marcas desconocidas y el tiempo me ha dado la razón. Existen productos interesantes, pero sobre todo en farmacia. Tenemos que confiar en el profesional, pero en el de verdad.

Sus maestros

Admiraba mucho a Vidal Sassoon, de quien pudo aprender a los 16 años durante una estancia en Londres. “Fue el rey del corte estructurado, con dibujo. Tampoco olvidar a Bruno Pittini, mi maestro, director artístico de los años maravillosos de Dessange”, nos explica con una sonrisa en los labios. “Tenía la técnica del corte estructurado y añadió su punto mediterráneo, quitando la rigidez de los cortes de Vidal para hacer algo mucho más sensual y lleno de movimiento”.

En el terreno personal, Meyer es un enamorado de los viajes: “los necesito para renovarme profesionalmente y personalmente”. Sus últimas aventuras han sido en Asia, un continente por el que se siente completamente fascinado. “Sea para descansar en Bali o pasear por Shangai, que es la ciudad que ha sustituido en mi caso NY para llenarme de inspiración”.

Para más información: www.michelmeyer.es

Puede interesarte

por Miriam Aguilar

Puede interesarte