Inicio / Cocina / Cocina internacional / ¡Día Internacional del Queso! 10 mandamientos que una adicta sigue al pie de la letra

© Ratatouille
Cocina

¡Día Internacional del Queso! 10 mandamientos que una adicta sigue al pie de la letra

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 29 de septiembre de 2015
1 212 compartidos

¿Eres de las que no puede evitar agregar queso a unos macarrones a la carbonara? Seguro que tampoco puedes resistirte a una tostada con queso brie. Por no hablar de un sándwich con doble ración de este derivado lácteo. Si eres una de las nuestras, no te pierdas estos 10 mandamientos con los que te sentirás plenamente identificada

La vida sabe mucho mejor con una porción de queso al lado. Así pensamos nosotras, las locas por el queso. Y es que desde el suave queso fresco hasta la variante más intensa, no sabemos decir que no a ningún tipo. Como el pequeño Ratatouille de la película de animación, nosotras también estaríamos dispuestas a correr cualquier riesgo por uno de estos platos.

© iStock

Además, ¿sabes que hay estudios que demuestran que los amantes del queso son mejores personas y practican más sexo? La macro encuesta, llevada a cabo por un famoso portal de citas, indicaba que las personas a las que les gusta el queso fundido, tanto gratinado como en sus sándwiches, tienen relaciones sexuales con más frecuencia y, además, son más solidarios y más empáticos con los problemas del mundo. ¿Necesitabas más motivos para obedecer uno por uno los mandamientos que te proponemos a continuación?

1. Nunca dirás que algo tiene demasiado queso

Puede que un plato rebose queso pero eres insaciable: para ti nunca será suficiente.

2. Jamás habrá demasiados tipos de queso en tu nevera

Sí, a nosotras también nos pasa. Llegamos al supermercado y nos encontramos con un pasillo repleto de quesos. Queso azul, brie, gouda, curado, de cabra, fresco, parmesano, cheddar, gorgonzola, ricota... Sabemos que no están ahí para que nos los llevemos todos pero es que es tan difícil decidirse...

3. El queso puede ser el rey de los postres y tú te encargarás de ello

Hay quienes solo contemplan el queso como un aperitivo o acompañamiento a alguna comida. Para nosotras, resulta imprescindible incluso a la hora del postre. ¿Qué podemos decir de las tartas de queso o del queso con membrillo? ¡ÑAM!

4. Añadirás una dosis extra de queso a todas tus comidas

Incluso cuando el queso sea algo totalmente prescindible, tú ingeniarás una forma de incluirlo en tus comidas: una salsa de roquefort, unas croquetas hechas con queso azul... ¡Y que viva la improvisación!

5. Nunca habrá un momento inoportuno para comer queso

Se trata de una comida de lo más versátil. Lo mismo hace maravilloso un sándwich en una noche en la que no te apetece nada cocinar, como lo podemos utilizar como tentempié en una cena de lo más sofisticada.

6. Rechazarás una y mil veces cualquier sucedáneo de queso

¿Quién dijo que esas lonchas de queso para sándwich merecían ser llamadas queso?

7. Cuando alguien quiera pizza, tu opción SIEMPRE será la cuatro quesos

Hay dos tipos de personas en el mundo: a las que le gusta la pizza hawaiana y los incondicionales de la cuatro quesos. Está claro en qué bando nos quedamos, ¿no?

8. Fundirás y gratinarás para disfrutarlo al máximo

Todas sabemos que no hay mayor placer que una hamburguesa con queso fundido, unos nachos con cheddar bien caliente o una lasaña con el parmesano recién gratinado, ¿verdad?

9. Si dudas entre dos platos, siempre te decidirás por el que lleve (más) queso

Ese momento en el que te decides por el brócoli simplemente porque está gratinado...

10. Sí, serás adicta, pero a mucha honra

Y si te ves capaz de cumplir todos estos mandamientos, es el momento de que hagas nuestro test:

​Y además
Estas son las cosas que toda persona loca por las pizzas debería tener

Descubre las hamburguesas más originales y sorprendentes del mundo

por Laura Sutil 1 212 compartidos

Puede interesarte