Inicio / Psico / Consejos / 7 momentos en los que el color blanco nos hace más felices

© iStock
Psico

7 momentos en los que el color blanco nos hace más felices

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 1 de enero de 2016
84 compartidos

Como sabes el blanco es el color de la pureza, la perfección, la luz, la paz.... También lo relacionamos con momentos llenos de felicidad como el nacimiento, las bodas o, por qué no, las infinitas tardes de verano en la playa. Hoy te hablamos de todos esas cosas o momentos positivos que asociamos a este color. ¿A ti también te pasa?

El color blanco nos pone de buen humor, siempre nos llena de luz y nos anima a seguir hacia adelante. No se trata de ninguna casualidad y es que, ¿sabías que los colores pueden influir directamente sobre nuestra personalidad y nuestro estado de ánimo? Por ejemplo, la pasión por este color quiere decir que eres una persona tranquila, que busca la armonía y el equilibrio en su vida. Es un color para personas optimistas que intentan disfrutar al máximo cada minuto de su vida. Por eso, hemos querido recopilar para ti todos esos pequeños detalles o momentos tintados de blanco y capaces de sacarnos una sonrisa.

1. Las ciudades blancas

Los destinos por excelencia del verano tienen el color blanco en las paredes de sus casitas típicas. ¿Qué me dices si no de todas esas ciudades griegas o los pequeños pueblos teñidos de blanco en islas como Ibiza? Seguramente, el verano más idílico que imagines pase por vivir en uno de estos lugares durante unos días. Y es que ese blanco es capaz de transmitirnos optimismo y tranquilidad, dos de los ingredientes principales de nuestras vacaciones.

Además, ¿sabes que la razón por la que estos rincones son blancos va más allá de algo puramente estético? Se trata de la forma más útil de que las casas reflejen los rayos de sol y no acumulen calor en el interior.

2. Los paisajes nevados

Y si seguimos de viaje nos encontramos con otros paisajes blancos que nos encantan: los lugares nevados. Y es que hay muchas ciudades europeas que están preciosas bajo el manto blanco del invierno. Además, esta vez el blanco además de llenar las ciudades de luz, nos saca esa niña que llevamos dentro de nosotras y que vuelve a emocionarse cada vez que ve caer los primeros copos. Para que tomes algunas ideas, estas son las ciudades blancas que te sugerimos que visites el próximo invierno. ¡Son preciosas!

© iStock

3. Apuesta segura de la moda de verano

¿Quién no ha vivido alguna fiesta de blanco en una noche de verano al lado de la playa? Además, este año esta muy de moda tanto en blusas de estilo boho como en vestidos largos o pantalones pitillo o campana. Un look perfecto para ir a la playa y que, para qué vamos a negarlo, combina de maravilla con nuestra piel bronceada. Las prendas de ropa de color blanco nos transmiten la sensación de frescor y nos transporta directamente a una bonita cala. ¿A ti también te pasa?

4. El minimalismo del blanco

Las casas es las que el color blanco es el que predomina son siempre más luminosas y nos dan la sensación de ser también más amplias. Las paredes blancas dan pulcritud al hogar y nos transmiten una agradable sensación de calma que nos ayuda a sentirnos muy cómodas en casa. Te sugerimos que si te decides a pintar de blanco las paredes de tu hogar, juegues con otros tonos y texturas que le den ese toque minimalista que transmita personalidad y optimismo.

© Pinterest

5. Flores blancas, por favor

Las orquídeas blancas, las calas, los lirios. las rosas blancas... Nos encanta tener un jarrón en nuestra casa con alguna de estas plantas frescas siempre en color blanco. Son un detalle que llena de luz y espiritualidad un rincón de nuestro hogar. Te sugerimos que inicies la costumbre de comprarte flores blancas una vez a la semana y mantenerlas en un lugar en el que las veas cada mañana al levantarte. Te prometemos que te transmitirá una sensación genial.

6. El blanco se nos sube a la cabeza

¿Has oído hablar del granny hair? El pelo canoso es tendencia. Tener el pelo blanco era hasta ahora un síntoma de madurez y sabiduría que venía dado por la edad. Pero, ¿qué te parece si te adelantas al tiempo y te tiñes el cabello de este color? Si hay algo claro es que desbordarás seguridad en ti misma. Es una tendencia solo apta para mujeres valientes. ¿Lo harías tú?

© Pinterest

7. Una sonrisa blanca

Claro que sí. Todos los momentos que hemos seleccionado nos hacen felices pero, ¿te has parado a pensar en el color que tiene la felicidad? ¡Blanco! Y es que una sonrisa bonita, contagiosa y capaz de transmitir optimismo siempre es blanca. Es cierto que el paso de los años, la higiene y algunas sustancias como el tabaco acaban amarilleando nuestros dientes. Por eso, te sugerimos que utilices una pasta de dientes blanqueadora capaz de hacer que tu sonrisa brille con luz propia y que seas tú quien ilumine, con el blanco más intenso, cada día.

© iStock
por Laura Sutil 84 compartidos

Puede interesarte