Inicio / Psico / Consejos / De la universidad al trabajo, ¿estamos preparadas emocionalmente?

© iStock
Psico

De la universidad al trabajo, ¿estamos preparadas emocionalmente?

por Redacción enfemenino Publicado en 28 de abril de 2016
55 compartidos

Si el objetivo de la universidad es preparar a los alumnos para el mundo laboral, ¿por qué no se incorpora la enseñanza de herramientas de gestión emocional para afrontar situaciones totalmente vinculadas al viaje de adentrarse en tan proceloso mercado?

La universidad inculca al alumno la idea de que debe estar perfectamente preparado antes de enfrentarte a un proyecto pero deja de lado el primer y más trascendente objetivo de un egresado, que es incorporarse al mercado laboral.

Hay multitud de profesores que facilitan al alumno los apuntes de su asignatura en un detallado PowerPoint, con todos los conceptos muy bien desarrollados e incluyendo gráficos de colores que resumen la información, lo cual es positivo y favorece y agiliza el aprendizaje de los alumnos. Sin embargo el inconveniente de hacerlo todo tan sencillo y asequible se manifiesta cuando el mismo alumno pretende aprender nuevos conceptos que no vienen recogidos en ninguna presentación, ni cuentan con un profesor tan facilitador, ni un guión concreto al que ceñirse.

Este desajuste entre el universitario y el método del conocimiento se está observando, y supone una rémora, en las entrevistas de trabajo, en las que el recién licenciado se desenvuelve torpe e ineficientemente.

© iStock

Hacerse más culto emocionalmente, sin duda, aumenta en la persona sus posibilidades de decisión y sus potencialidades individuales, para así poder ser más protagonista de su presente y de su futuro y no simplemente convertirse en un observador inanimado de lo que le ocurre o de lo que está por venir.

Gestión emocional de las entrevistas de trabajo

Las entrevistas de trabajo generan un alto nivel de estrés en la mayoría de los candidatos. Lo que está en juego es nada menos que un puesto de trabajo para el que se han estado preparando años en las aulas y hay que reaccionar con seguridad y soltura ante cuestiones que en ocasiones están diseñadas, precisamente, para conocer las debilidades del candidato. Son las denominadas killer questions: preguntas comprometidas, incómodas, desestabilizadoras y que en algunas ocasiones pueden llegar a invadir la intimidad del candidato.

Sin embargo, no son pocas las veces en que este tipo de pregunta resulta determinante a la hora de determinar la superación del candidato del proceso de selección o de decantarse por uno u otro aspirante.

Algunos de los roles que el entrevistador puede adoptar son:

  • Agresivo: Realiza preguntas intimidatorias para evaluar la resistencia a la frustración.
  • Operativo: Está interesado en los conocimientos técnicos del aspirante y si se ajustan a la vacante.
  • Psicológico: Quiere averiguar la personalidad del candidato, su capacidad para integrarse en un equipo de trabajo y para resolver problemas.

Algunos consejos prácticos

  • Controlar la comunicación no verbal y las expresiones faciales.
  • No titubear como si fuera la primera vez que nos planteamos esas cuestiones.
  • No adoptar una actitud agresiva y/o defensiva.
  • Evitar memorizar una serie de respuestas y soltarlas de golpe.
  • Reformularlas de forma positiva.
  • Evitar a toda costa mentir.
  • Manejar los silencios y no incomodarse o impacientarse.
  • Argumentar todas las respuestas.
  • Transmitir siempre una actitud tranquila y positiva.

5 consejos prácticos para incrementar tu cultura emocional

  • ​Mira a los ojos a tu interlocutor. Establecer contacto visual aumenta tu capacidad de sintonizar mejor con lo que se está dando.
  • Escucha con empatía, juzgar al otro nos limita.
  • Resuelve tus asuntos inconclusos. Esto te liberará y abrirá nuevas posibilidades contigo mismo y con los demás.
  • Pierde el miedo al miedo dando pequeños pasos, reconociéndolo cuando aparece y no tapándolo con comida o salidas en exceso.
  • Averigua: ¿qué haces con la ira? ¿dónde la colocas? ¿en las relaciones? ¿en ti mismo? ¿en los músculos de tu cuerpo? Una vez localizada, comienza a gestionarla

Entrenamiento emocional en las sesiones de Coaching

En las sesiones de coaching, tanto individual como en grupo, enseñamos a incrementar la cultura emocional de nuestros clientes, lo que nos ayuda a disfrutar muchísimo más de los distintos ámbitos en los que nos relacionamos: estudios, trabajo, familia, amigos, pareja. La cultura emocional es una valiosa herramienta para interrelacionarnos sanamente, con nosotros mismos en primer lugar y posteriormente con el amplio abanico de individuos que nos rodea.

En Coaching Club trabajamos con un programa de entrenamiento para que el alumno pueda superar con éxito las entrevistas de trabajo, entendiendo el éxito como la posibilidad sobreponerse a cuestiones de todo tipo sin que por ello se desate un nivel de ansiedad perjudicial para su salud. A través de distintas dinámicas lúdicas, los alumnos van ensayando y probando de qué forma pueden estar más cómodos con ellos mismos y con su entrevistador, aprendiendo a manejar herramientas de gestión emocional, a reconocer qué es lo que se persigue exactamente en cada entrevista, así como habituarse al tipo de preguntas que se le formulará y a los distintos estilos de entrevistadores o también a desarrollar los niveles de comunicación verbal y no verbal, entre otros recursos.

Para que comiences este cambio con ánimo, a continuación te dejamos unas cuantas frases que te ayudarán a sentirte más segura de ti misma.

Artículo realizado en colaboración con la terapeuta Gestalt Verónica Rodríguez Orellana, Directora de Coaching Club.

Y además:
Esta es la guía que debes leer si eres una mujer muy perfeccionista
Aceptar los halagos, ¿es tan fácil como parece?

por Redacción enfemenino 55 compartidos

Puede interesarte