Inicio / Psico / Consejos / Los trastornos alimentarios y sus factores psicológicos

Psico

Los trastornos alimentarios y sus factores psicológicos

por Redacción enfemenino Publicado en 10 de agosto de 2016
220 compartidos

Perder el control de la propia imagen es perder el control de la propia vida. Roser de Tienda nos habla de cómo los trastornos alimentarios tienen unas claras causas y consecuencias psicológicas. Un problema que cada vez afecta a más gente... ¿Te gustaría saber más sobre él?

En una sociedad donde la obesidad sigue escalando puestos y estar delgados se celebra como el triunfo personal por excelencia, es comprensible que los trastornos alimentarios se acrecienten. Según el Instituto Nacional de la Salud Mental los adolescentes y los más jóvenes representan el 90 por ciento de los casos. Aunque toda la población es susceptible de padecerlos, en algún momento en la vida y en casa todos tenemos que estar pendientes de las señales que veamos para poder pedir la opinión de un psicólogo si fuese necesario.

El origen de estos trastornos es multifactorial y muchas veces estos factores no sólo intervienen a la hora de padecerlos, sino que son la causa de su mantenimiento en el tiempo.

© iStock

Tipos de trastornos alimentarios más comunes

  • Anorexia nerviosa. Se tiene una imagen distorsionada del cuerpo, que hace que se vean gordas incluso cuando están peligrosamente delgadas.
  • Bulimia nerviosa. Se tiende a comer una excesiva cantidad de alimentos, luego se purgan el cuerpo de los alimentos ingeridos usando laxantes, vomitando o con ejercicio.
  • Obesidad: comen sin control, pero no vomitan después.
  • Orterexia: obsesión con no comer nada más que comida biológica o sana con miedo a que toda la demás te pondrá enfermo.
  • Drunkorexia: las personas sustituyen la comida por el alcohol.
  • Vigorexia: una combinación de ejercicio extremo y comida inadecuada tanto para engordar como para verse más delgado.
  • Pregorexia: miedo a engordar en el embarazo y se deja de comer.

Factores que predisponen

La pérdida del sentido de la realidad es común a todos los trastornos alimentarios. Las personas con anorexia tienden a ser perfeccionistas y con un alto nivel de auto exigencia. Las personas con bulimia tienden a ser impulsivas y nerviosas. Y las que comen compulsivamente son irreflexivas e impulsivas.

La alta susceptibilidad y la falta de autoestima, así como la obsesión por las calorías, son comunes a todas ellas. El circulo vicioso de culpabilidad al comer y el de premio emocional como excusa para comer más cuesta mucho de romper y a veces lleva toda una vida.

También podemos encontrar factores físicos o genéticos que predispongan a las personas a tener una imagen tergiversada de sí misma. Las experiencias vitales violentas tales como maltrato físico o emocional o traumas como el abuso sexual, un amargo divorcio o una muerte cercana inesperada, pueden precipitar la distorsión de la propia imagen.

Incluso acontecimientos felices como un embarazo pueden alterar la psicología de las personas, pues cada vez hay más mujeres embarazadas con pregorexia, que es el nuevo trastorno psicológico que pueden tener ciertas mujeres embarazadas con miedo a engordar y que por ello dejan de comer. Identificado como muy peligroso para la salud de la madre y el bebé, y que puede alargarse hasta el post-parto, requiere una intervención profesional inmediata.

Cómo establecer una relación sana con la propia imagen y con la comida

  • La educación de la autoestima empieza en casa como reflejo de la actitud que los padres tienen respecto a ellos mismos y para con sus hijos. Hay que tener una mente sana para vivir y educar a los niños para que sean felices.

Relacionados: Frases mejorar autoestima

Frases que subirán tu autoestima © Girls

  • La educación de la autoestima empieza en casa como reflejo de la actitud que los padres tienen respecto a ellos mismos y para con sus hijos. Hay que tener una mente sana para vivir y educar a los niños para que sean felices.
  • Hacer comidas familiares donde se disfrute de la comida y de la compañía entre todos, con momentos agradables donde la risa y la experimentación sea lo primordial.

  • Las amistades juegan un papel muy importante. Hay que vigilar que las personas que rodeen a la familia sean sanas y no hayan burlas por parte de nadie ni acerca de lo que se come ni acerca del aspecto físico de la persona.

  • Hay que poder cocinar en familia enseñando a los niños el placer de la buena comida y de comer lo necesario para cada momento vital en sus vidas.

  • Hay que avisar al colegio a la mínima sospecha de intimidación o burla por parte de los alumnos o el profesorado. A veces en las clases de gimnasia si los niños no rinden lo suficiente hay críticas hacia los niños y estos pueden reaccionar mal.

  • Si eres una persona adulta, debes buscar ayuda sin vergüenza, a todos nos pasan cosas y lo importante no es lo que nos pasa, sino cómo vamos a solucionarlo para volver a tener el control.

  • La terapia familiar o de pareja es muy adecuada. Los terapeutas pueden darnos guías de actuación para prevenir recaídas.


Los trastornos alimentarios son muy difíciles de identificar porque la persona que los padece se vuelve muy astuta para disimularlos, y van más allá de la simple preocupación por unas cuantas calorías, o por perder algunos kilos para una boda o ponerse el bikini. Es importante actuar rápido. La salud mental es algo que no podemos esperar que se pase solo y dejarlo sin tratamiento es muy grave, pues las consecuencias pueden ser mortales.

Psicoterapia, medicación y un enfoque en estar sano más que en estar delgado serán los primeros pasos a seguir, de un camino que, para muchos pacientes, puede ser largo pero que se cura, pudiendo recuperar el control de su conducta y de su vida.

Articulo elaborado en colaboración con Roser de Tienda, doctora quiropráctica con especialidad en salud de la mujer y los niños.

Y además:
¿Momento de reinventarse? Estas son las 10 claves fundamentales
¡La felicidad está en los libros! Estos son los relatos de autoayuda que no te puedes perder

por Redacción enfemenino 220 compartidos

Puede interesarte