Inicio / Maternidad / Embarazo / Embarazada en Navidad: ¿qué puedes comer?

Embarazada en Navidad: ¿qué puedes comer?

Publicado por Terry Gragera
Publicado en 20 de noviembre de 2015

Esta Navidad será muy especial para ti: ¡estás embarazada! Pero ¿has pensado en las comidas de estas fiestas? ¿Puedes comer de todo o hay alimentos prohibidos? ¿Ha llegado el momento de darte más caprichos culinarios de la cuenta? Disfrutar de la cena de Nochebuena o Nochevieja, e incluso del Roscón de Reyes, no está reñido con la gestación, siempre que mantengas unas precauciones básicas. Descubre de cuáles se trata.

La Navidad es, tal vez, el peor momento del año para intentar conservar la línea. Pero si estás embarazada debes tomártelo en serio. No vale pensar: "Bueno, ya que estoy redondita, me voy a dar algunos homenajes". Durante las fiestas deberás cuidar tu alimentación al igual que en el resto de la gestación, e incluso más, ya que las tentaciones culinarias abundan y a veces en el menú familiar encontrarás platos que no podrás tomar en tu estado.

Aperitivos de salmón ahumado, ostras, el omnipresente marisco, ese jamón ibérico que no falta en la mesa, tus canapés favoritos de foie y el carpaccio que tu madre hace cada año... ¿Te animarías a probarlos ahora? Pues sentimos decirte que no deberías, aunque la boca se te haga agua, por el riesgo de toxoplasmosis y listeriosis. Comprueba aquí las comidas navideñas prohibidas durante el embarazo.

¿Brindamos con champán?

Uno de los principales riesgos con que te puedes encontrar en Navidad es el alcohol. Hay que brindar por las fiestas, por el nuevo año, por tu bebé... Pero debes saber que hasta el momento no se conoce qué cantidad de alcohol es segura para el feto, así que podrás hacer chin chin participando de la alegría general, pero olvídate de tomar lo que hay en la copa. Cuando se dan consumos exagerados, el bebé puede sufrir el denominado síndrome alcohólico-fetal, así que, ya sabes, durante el embarazo, incluso en Navidad: cero alcohol.

Turrones, mantecados... ¡qué tentación!

A pesar de todas las recomendaciones, lo más normal es que durante las fiestas te pases un poco con la comida y la báscula se resienta. Probablemente tu médico te haya dicho que no debes engordar más de un kilo al mes, lo que en Navidad resulta aún más difícil por la cantidad de comidas copiosas a las que asistimos y porque suelen ser muy calóricas. ¿Sabías que un trozo de turrón (100 gramos) puede llegar casi a las 500 calorías? Por ello es importante no pasarse con los dulces navideños, especialmente si estás con exceso de peso o tienes diabetes gestacional. Para que puedas guiarte mejor, comprueba cuáles son los dulces de Navidad con más calorías.

¡No te agobies! Lo importante es que cuides tu alimentación de forma sana y para eso te damos una lista de consejos para una dieta saludable:

Para mejorar la digestión

​​Además de engordar, comer en exceso en las fiestas puede traerte otras molestias asociadas como la acidez, la flatulencia o la hichazón. Tres buenos remedios para combatirlas son:

  • Piña de postre. La piña es una fruta muy recurrente en Navidad. Es muy digestiva y te ayudará a sentirte más ligera después de una comilona. ¡Seguro que muchos en la mesa te copian la idea!
  • Infusión digestiva. Es una magnífica alternativa a las bebidas con burbujas. Durante el embarazo la digestión se ralentiza y una infusión digestiva ayudará en el proceso para que no te vayas a la cama con pesadez.
  • Paseo tranquilo. Además de copiosas, las comidas navideñas suelen ser largas, así que es probable que tus piernas lo acusen. Si el frío no te lo impide, sal a caminar un rato a paso moderado. Te encontrarás luego mucho mejor.

¿Ya has elegido el nombre para tu bebé? Te enseñamos los nombres franceses más populares con su origen y significado.

Y además...
¡Deja de sufrir! 7 claves para mejorar tu digestión
Embarazo, ¿te lo imaginabas así?

Puede interesarte

Comentarios