Inicio / Maternidad / Embarazo / ¿Cómo afecta el embarazo a la vista?

© iStock
Maternidad

¿Cómo afecta el embarazo a la vista?

por Redacción enfemenino Publicado en 9 de diciembre de 2015
72 compartidos

El embarazo trae consigo una serie de cambios que la mayoría de madres conoce y asume. Pero, ¿sabías que también puede afectar a la vista? La mayoría de estos problemas oculares son hormonales. Los expertos nos explican cómo nos pueden afectar.

Según una encuesta realizada por Vision Direct sobre cómo había afectado a las madres que la realizaron, el embarazo a la vista, los datos concluyentes fueron los siguientes:

>30% no tuvo ningún problema de vista
>26% experimentó un cambio en la prescripción
>19% sufrió de sequedad en los ojos
>8% experimentó una visión borrosa

Otros síntomas comunes que se observaron fueron dolores de cabeza (8%), la incomodidad en el uso de lentillas (7%) y vista cansada (4%); y tan sólo un 5% notó una mejora en la vista.

Los problemas de visión que se pueden producir durante el embarazo son variados. Pero no hay que alarmarse ya que afortunadamente, son generalmente menores y temporales. De acuerdo con Brendan O’Brien, óptico de Vision Direct en Reino Unido: "No es raro que las mujeres experimenten un ligero cambio en su prescripción durante el embarazo. En la mayoría de los casos la visión volverá a la normalidad después de dar a luz".

Problemas comunes de la vista asociados al embarazo

Sin embargo, algunos problemas de visión asociados con el embarazo pueden requerir atención médica. Como por ejemplo:

>Párpados hinchados: los párpados hinchados son un efecto secundario común del embarazo. Están causados por la sal y la retención de líquidos. Qué hacer: Asegúrate de beber suficiente agua y controlar tu consumo de sodio. Visita a tu médico si notas una inusual cantidad de inflamación o hinchazón alrededor de los ojos, ya que es un síntoma que puede acompañar a la pre-eclampsia, un problema potencialmente grave que ocurre en el 5% y el 8% de los embarazos.

>Visión borrosa: es común que una mujer embarazada experimente visión borrosa. ¿La causa? La retención de líquidos, un efecto secundario común del embarazo. Al igual que la retención de líquidos provoca con frecuencia inflamación de los tobillos e hinchazón en general, la córnea puede hincharse debido a la acumulación excesiva de líquido durante el embarazo. Esto cambia la forma y el tamaño de la córnea microscópicamente y provoca un emborronamiento de la visión. Qué hacer: No es necesario hacer nada. La forma de tu córnea volverá a su estado normal una vez finalice el embarazo.

>Ojos secos y malestar: durante el embarazo puedes notar que tus ojos están más secos. Esto se debe a los cambios hormonales y puede hacer que el uso de lentillas sea irritante e incómodo. Qué hacer: usa gotas para los ojos para así aliviar la sequedad. Si usas lentillas, asegúrate de poder usar las gotas; las lágrimas artificiales ordinarias tienen conservantes que pueden dañar algunas lentillas. Consulta primero con tu médico para asegurarte de que los ingredientes activos son seguros para mujeres embarazadas.

>Puntos de luz y doble visión: Si experimentas sensibilidad a la luz, auras, puntos de luz o doble visión puede deberse a la presión sanguínea alta, pre-eclampsia o diabetes. La pre-eclampsia es un problema potencialmente grave que ocurre en el 5% y el 8% de los embarazos, y se caracteriza por hipertensión arterial y la presencia de proteína en la orina.

Los altos niveles de azúcar en sangre asociados con la diabetes pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la retina del ojo y el riesgo de daño aumenta durante el embarazo. También puede aparecer lo que se conoce como diabetes gestacional, una forma temporal de diabetes que a veces se produce durante el embarazo.

Qué hacer: Si experimentas alguno de estos síntomas de visión, visita a tu médico inmediatamente. La pre-eclampsia puede progresar rápidamente y causar problemas de sangrado y otras complicaciones graves.
Tanto si sufrías diabetes antes del embarazo como si desarrollas una diabetes gestacional, tu estado debería ser controlado por tu médico para mantener tus niveles de azúcar en sangre.

>Dolores de cabeza: los dolores de cabeza también pueden surgir durante el embarazo debido a los cambios hormonales y problemas de visión que llevan a un sobre esfuerzo de los ojos. Qué hacer: Consulta a tu médico para tratamiento.

>Vista cansada: la vista cansada, aunque con menos frecuencia, puede ocurrir debido a una presión sanguínea alta.
Qué hacer: ponte una toallita mojada con agua caliente o usa gotas para los ojos. Descansar la vista también te ayudará.

El uso de lentillas durante el embarazo, ¿sí o no?

Experimentar un cambio en tu visión y que éste afecte a tu tolerancia a las lentillas durante el embarazo no es nada raro. Aproximadamente, 1 de cada 4 mujeres embarazadas que usan lentillas, las sienten resecas e incómodas durante el embarazo, incluso si las han llevado durante años.

Durante el embarazo, la hinchazón temporal causada por la retención de líquidos altera la forma de la córnea, por lo que esas lentillas que antes llevabas de forma tan cómoda se vuelven incómodas debido al cambio en la curvatura corneal. Además, la inflamación de la córnea puede resultar en un edema que puede provocar que la córnea se irrite más fácilmente.

Por otro lado, debido a los cambios hormonales durante el embarazo, los ojos pueden resecarse y la calidad o cantidad de tus lágrimas pueden cambiar sustancialmente. Los ojos secos a veces pueden darte la sensación de que tienes arena . Puedes sentir ardor, picazón e incluso, de repente, exceso de humedad.

¿Es posible llevar lentillas sin molestias durante el embarazo?

Es posible aliviar el malestar e incluso eliminarlo usando gotas para los ojos varias veces al día, lo que ayudará a conservar la humedad. Si sigues usando lentillas durante este período, asegúrate de que las gotas que utilizas son compatibles con las lentillas; tu médico podrá recomendarte las más adecuadas.

El cambio en la córnea puede provocar una alteración en tu graduación, haciendo tus lentillas inefectivas. En ese caso, es recomendable que visites a tu oftalmólogo para que te guíe en ese proceso y ajustar tus lentillas si es necesario. Pero ante todo, recuerda, todos estos cambios son temporales por lo que es probable que tengas que volver a ajustar tus lentillas después de tener el bebé.

En cualquier caso, si usas frecuentemente lentillas, asegúrate de tener un buen par de gafas “en caso de emergencia” durante el embarazo.

Contenido elaborado en colaboración con Vision Direct



​Y además:
¿Por qué cambia el color de los ojos en los bebés?
Embarazada en Navidad: ¿qué puedes comer?

por Redacción enfemenino 72 compartidos

Puede interesarte