Inicio / Maternidad / Concepción

Maternidad

Endometriosis: ¿qué es y cómo afecta a la maternidad?

por Elvira Sáez Creado en 17 de octubre de 2019
Endometriosis: ¿qué es y cómo afecta a la maternidad?© Getty

Mucho más común de lo que crees, la endometriosis afecta a casi 15 millones de mujeres en todo el mundo. Una de las consecuencias de padecerla puede ser la infertilidad, sin embargo un diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado pueden mejorar los síntomas.

La endometriosis suele manifestarse con un dolor muy agudo durante la menstruación y aunque sus causas son desconocidas, sus consecuencias pueden favorecer la infertilidad. Se trata de una enfermedad ginecológica crónica que consiste en la implantación del endometrio fuera de la cavidad uterina.

​Está demostrado que entre el 10% y el 15% de las mujeres sufren endometriosis, es decir, cerca de 15 millones de mujeres en todo el mundo viven a diario con estos molestos dolores que además de ser crónicos son progresivos, es decir, con el paso de los años van empeorando. En el caso de España, según datos de la Asociación Endometriosis España (AEE), se estima que puede 2.000.000 de mujeres afectadas, muchas de ellas sin diagnosticar. Sin embargo la constante evolución de la ciencia ha desarrollado diferentes vías para reducir tanto el dolor asociado a la endometriosis como la infertilidad.

Video por Norma Varela

¿Qué es la endometriosis?

Consiste en la implantación de células de la mucosa uterina, (el endometrio) fuera del útero, en lugares como los ovarios, los intestinos, etc. Con cada menstruación, nuestro cuerpo expulsa tanto el óvulo sin fecundar como la mucosa que recubre el útero cuya finalidad es la implantación del óvulo fecundo. En este proceso las células sangran y se inflaman. El endometrioen este caso, afecta a los tejidos que se encuentran a su alrededor haciendo que éstos se inflamen y como consecuencia de este proceso aparece un dolor muy intenso en la zona pélvica.

Este fuerte dolor suele aparecer 1 o 2 días antes de la menstruación, aunque también puede darse durante las relaciones sexuales o convertirse en un dolor pélvico crónico.

Causas de la endometriosis

Las causas exactas de la endometriosis se desconocen. Sin embargo, algunos especialistas consideran que puede tratarse de un trastorno del sistema inmune u hormonal del paciente.

Otra de las posibles causas que se asocian a la endometriosis es la menstruación retrógada en la que el flujo menstrual pasa a las trompas de falopio en vez de ir a la vagina. Las células endometriales del flujo se adhieren a diferentes zonas provocando el crecimiento de tejido en la vagina, las trompas de falopio, los ovarios... Estas adherencias pueden ser las causantes de la infertilidad.

En cuanto a los factores genéricos, como explican desde la Asociación Endometriosis España, existen diferentes estudios que han demostrado que la incidencia es mucho mayor entre las mujeres con antecedentes de esta enfermedad en su familia, ya sea su madre o su hermana. Al parecer, en un estudio reciente con 150 afectadas, demostró que el 12% tenía mujeres en la familia que habían padecido este trastorno.

Además, también se considera que los siguientes factores genéticos pueden afectar:

  • Etnia caucasiana
  • Menstruación a edad muy temprana
  • Periodos menstruales cortos (de menos de 27 días)
  • Tener el primer hijo después de los 30 años
  • Problemas en el útero

¿Cómo puede afectar a la fertilidad?

Más del 60% de las mujeres con endometriosis sufren de infertilidad. Esto se debe a que al implantarse el endometrio fuera de la cavidad uterina, el sistema inmune lo reconoce como un elemento ajeno y evita la anidación del óvulo aún cuando éste esté fecundado ya que la trompa de falopio no realiza correctamente su función, lo cual impide el embarazo. También puede ocurrir que se liberen mediadores bioquímicos que impidan la correcta maduración y fecundación del óvulo.

Esta reacción del sistema hace que las posibilidades de quedar embarazada se reduzcan. La reproducción asistida puede ser una solución a las mujeres con endometriosis que buscan el embarazo. Como siempre, la mejor opción es acudir a especialistas que te aconsejen el tratamiento que mejor se adapte a ti.

Síntomas de la endometriosis

  • La forma más común de identificar la endometriosis es a través del dolor menstrual. Este tipo de dolor se puede diferenciar de la dismenorrea si al tomar analgésicos el dolor no cesa. Este dolor, en vez de disminuir, puede ir en aumento a los 2-3 días del comienzo de la menstruación.
  • Si durante las relaciones sexuales sientes un fuerte dolor en la zona pélvica. Hasta un 40% de las mujeres con endometriosis padecen de estos dolores, la llamada dispareunia. Este tipo de molestias suelen ser más agudas en los días previos a la menstruación.
  • Si sientes un dolor agudo al defecar o al orinar durante los periodos menstruales.
  • Menstruaciones muy fuertes.
  • Sangrado entre periodos.
  • Trastornos digestivos.

Es importante saber que las lesiones endometriósicas no siempre producen los síntomas descritos. Tanto es así, que la mujer que padece esta enfermedad crónica puede no tener ni dolor pélvico ni problemas de fertilidad. Esto provoca que el diagnóstico sea mucho más complicado. Por ello, la mejor forma de detectar esta enfemerdad es a través de un conjunto de métodos como una exploración pélvica, ecografías, laparoscopia, resonancia magnética, colonoscopia, ecoendoscopia, cistoscopia, etc.

Tratamientos de la endometriosis

Al ser una enfermedad crónica no puede desaparecer, aunque sí que existen diferentes formas de disminuir el dolor como por ejemplo a través de tratamientos hormonales que pueden llegar a evitar una cirugía. La ingesta de antiinflamatorios también puede ayudar a reducir el dolor. Otro tratamiento médico es el uso de SERMS (moduladores selectivos de los receptores estrogénicos), inmunomoduladores y otros tratamientos que un especialista te recomendará en función de tu caso y tus necesidades.

Otra forma de acabar con la endometriosis es a través de la cirugía. Se suele aplicar a pacientes con más problemas, cuyo cuerpo haya rechazado los tratamientos médicos, cuyo dolor pélvico sea severo o que padezcan de endometriosis ovárica.

En resumen, estos son los tratamientos que se suelen seguir:

  • AINE para reducir el dolor.
  • Medicamentos para reducir la actividad de los ovarios.
  • Cirugía para extirpar o destruir el tejido endometrial ectópico.
  • En ocasiones, cirugía para extirpar únicamente el útero o el útero y los ovarios.



¿En qué casos se opta por la cirugía como tratamiento para la endometriosis?

Cuando la endometriosis es de moderada a grave, la cirugía es uno de los tratamientos más eficaces. Esta se lleva a cabo a través de laparoscopio que se introduce en el abdomen a través de una pequeña incisión cerca del ombligo. Esta cirugía es necesaria en los siguientes casos:

  • Los dolores de abdomen son intensos y los medicamentos no los reducen.
  • Las adherencias causan síntomas graves.
  • Se han producido endometriomas, un tipo de quiste ovárico.
  • El tejido endometrial ectópico bloquea una de las dos trompas de Falopio.
  • Cuando la endometriosis provoca infertilidad y la afectada quiere quedarse embarazada.
  • Si se produce dolor durante las relaciones sexuales.

Para más información acerca de la endometriosis no dudes en acudir a tu médico y realizar los controles rutinarios pertinentes. Si tienes alguno de los síntomas de esta enfermedad, el profesional evaluará tu caso para conseguir un diagnóstico y en caso de que padezcas endometriosis, encontrar el tratamiento adecuado.

© iStock

Y además:
7 motivos para decantarse por la reproducción asistida
La ovodonación, una buena alternativa para convertirse en madre
¿Conoces todo sobre tu ciclo menstrual y salud íntima? ¡Descúbrelo!