Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Día Internacional contra la Trata de Personas, una lacra más cercana de lo que piensas

Mujer hoy

Día Internacional contra la Trata de Personas, una lacra más cercana de lo que piensas

por Redacción enfemenino Publicado en 3 de julio de 2017
3 058 compartidos

Cada 30 de julio se celebra el Día Internacional contra la Trata de Personas con el objetivo de denunciar y erradicar un delito que se ha convertido en el negocio más rentable de las mafias. Pero también para dar voz a aquellas víctimas que han sufrido explotación sexual o han sido sometidas a trabajos forzosos, quienes son, en su mayoría, mujeres y niñas.

¿Sabes que existe un negocio que mueve más de 32 mil millones de dólares al año? ¿Un negocio que resulta ser el tercero más rentable de todo el mundo? Lejos de estar hablando de una gran empresa, por desgracia, nos referimos a un delito: la trata de personas. Ocurre cada día, delante de nuestros propios ojos, pero aún no estamos lo suficientemente concienciados como para identificarla y denunciarla con la frecuencia que deberíamos, al menos no en la mayoría de los casos. Es por eso que en nuestro calendario existen fechas como la de hoy: el 30 de julio se celebra el Día Internacional contra la Trata de Personas. El 79% de las personas que son vendidas y compradas para ser explotadas sexualmente son mujeres y niñas, procedentes sobre todo de Rumanía, Paraguay y Colombia, que han sido introducidas en Europa Occidental.

© iStock

La trata y la explotación sexual

Resulta incluso frívolo hablar de la trata de personas como un negocio pero, por desgracia, lo es. Después de la venta de armas y el tráfico de drogas, la explotación sexual de mujeres se sitúa en la tercera posición de las prácticas ilegales más rentables. Según datos de la Policía Nacional, solo en nuestro país, el mercado de personas genera 5 millones de euros al día. Y esto ocurre tanto delante como detrás de nosotros: en las calles, en los clubes, en los prostíbulos...

​Es inevitable preguntarnos cómo puede sostenerse una práctica ilegal como esta, pero la respuesta en sencilla: lo hace gracias al beneficio económico, y no solo de las personas que se encargan de mover este negocio o de las que lo consumen, sino de empresas ajenas que también obtienen tajada, y de manera lícita, de ello. La prensa recauda 40 millones de euros anuales gracias a los anuncios de contactos sexuales.

La esclavitud del siglo XXI

La trata tiene diferentes modalidades y una de ellas es la explotación sexual, la más extendida a nivel mundial. Tras el cautiverio este tipo de violencia deja secuelas muy marcadas para el resto de la vida de la víctima tanto psíquicas como físicas; víctimas que en su mayoría siempre son mujeres, niñas y niños.

El tiempo que normalmente se les priva de su libertad es de unos 18 meses, según alerta la ONG Anesvard. Y es que por ejemplo, en Tailandia con 100 euros se puede comprar a una esclava sexual. En Europa, durante los años 2010 y 2012 se registraron unas 30.000 personas identificadas como víctimas de trata, un incremento del 28% respecto del periodo anterior (2008-2010). De estas cifras, el 69% son explotadas sexualmente, y el 17% ronda los 12 y los 17 de años edad, mientras que un 2% son menores de 11 años.

En muchas ocasiones las mujeres y las niñas son captadas en países del este las traen engañadas a Europa. Promesas de una vida mejor o de un trabajo que les de dinero para ayudar a sus familias son el cebo que utilizan para presentarles después algo muy distinto: la captación y la explotación sexual.

Por otro lado, la pobreza constituye un factor de riesgo que impulsa a niñas y mujeres a utilizar la prostitución como una vía de escape. Hace tiempo tuvimos la oportunidad de hablar con Mabel Lozano, directora del documental contra la trata Chicas Nuevas 24 horas, un proyecto que nos mostró la cruda realidad que viven algunas niñas a través de sus propios testimonios: en Colombia se calcula que 35.000 menores son explotadas al año. Sus jornadas, tratadas como si fuesen simple materia prima de un negocio, pueden llegar a durar hasta 15 horas. Y en muchas ocasiones son sus propias familias quienes utilizan a sus hijas como un recurso para obtener ganancias.

En el trabajo forzoso, los niños son los protagonistas

Según los datos que publicó Anesvad, 5,7 millones de niños y niñas se encuentran en situaciones de trabajo forzoso en el mundo y aproximadamente 1,8 millones son explotados en la industria del sexo.

Otros datos del estudio afirmaron que:

>El 35% de las mujeres y las niñas reportaron violencia sexual.
>Un 47% fue amenazado/a y el 20% encerrado/a en una habitación.
>El 70% de los participantes con datos disponibles trabajó siete días de la semana.
>El 30% de los participantes con datos disponibles trabajó al menos 11 horas por día.

Datos espeluznantes que las organizaciones internacionales luchan por eliminar, así como prevenir y sobre todo reinsertar, a aquellas víctimas que han sufrido tanto maltrato sexual como trabajo forzoso para que puedan recuperarse y tomar por fin las riendas de su vida.

Pero no debemos olvidar algo: al margen de que las organizaciones y entidades se esfuercen por erradicar la explotación sexual, en nosotros también reside la clave para conseguirlo. No olvidemos que si el negocio de la trata sigue en auge es porque hay clientes que lo consumen cada día.


​Y además:
"It Happens", el proyecto que muestra el sufrimiento de las supervivientes a un abuso sexual
Los 10 peores países del mundo para ser mujer

por Redacción enfemenino 3 058 compartidos

Puede interesarte