Inicio / Mujer hoy / Feminismo / ¿Por qué necesitamos más hombres que paren conciertos cuando ven acoso a una mujer?

© Youtube
Mujer hoy

¿Por qué necesitamos más hombres que paren conciertos cuando ven acoso a una mujer?

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 24 de agosto de 2017
98 compartidos

El último concierto del grupo británico Architects se ha convertido en viral debido a la intervención del cantante en pleno espectáculo para frenar el acoso a una mujer que había visto desde el escenario. Su acción no debería ser noticia pero lo cierto es que reprimendas como esta continúan llamando la atención. Te contamos por qué es tan importante que los rostros conocidos (masculinos) lleven a cabo estas acciones.

“Le estoy dando vueltas a si debo decir algo o sobre lo que he visto en la última canción. Y ¿sabéis qué? Lo voy a decir, joder. No voy a señalar al pedazo de mierda que lo hizo, pero te he visto agarrándole una teta. Lo he visto. Me da asco y no tienes derecho a esa mierda. No es tu puto cuerpo, no es tu puto cuerpo y no puedes agarrar a nadie. No en mi puto concierto. Así que si tienes la intención de hacer eso otra vez, vete de aquí, que te jodan y no vuelvas. Sigamos con el concierto. Mantengamos esto como un lugar seguro para todo el puto mundo y pasémoslo de puta madre."

Esta fue la radical intervención de Sam Carter, cantante del grupo británico de metal Architects, que decidió detener su concierto para reprender públicamente a un hombre que había acosado a una chica del público. Todo ello ocurrió durante el desarrollo de su concierto en el festival Lowlands de Biddinghuizen celebrado en Holanda. Como es lógico, tanto los asistentes al concierto como las redes sociales mostraron inmediatamente su apoyo al cantante y a su acción.

Desde luego, el comportamiento de Sam Carter merece nuestras alabanzas pero, ¿acaso no debería ser la reacción lógica cuando alguien ve una situación de acoso? Es una pena que aún continúe siendo noticia que un personaje público decida actuar contra el acoso.

Hace tan solo unos meses, ocurría algo similar en un concierto del cantante español Alejandro Sanz en México, que decidió interrumpir su concierto durante unos minutos después de ver una agresión machista entre una pareja del público. "Eso no se hace(...) A una mujer no se le pega". Así increpó el cantante madrileño al hombre que fue inmediatamente expulsado del concierto.

Con estos antecedentes más recientes, ¿por qué es tan importante que normalicemos este tipo de actuaciones?

1. Porque como figuras públicas, sus acciones tienen repercusión sobre muchas personas

Es necesario que haya rostros conocidos que crean en el feminismo porque supondrán un ejemplo para muchas otras personas. Especialmente si se trata de hombres defendiendo los derechos de las mujeres, como es este caso, es muy probable que desaparezcan algunos clichés sobre el feminismo mal entendido. Por ejemplo, hace unos meses, muchos rostros conocidos masculinos quisieron poner su granito de arena en la campaña #HeForShe abanderada por la actriz Emma Watson y la sección de Mujeres de la ONU.

Jon Sistiaga © Instagram

2. Porque no podemos mantenernos inmóviles cuando vemos una agresión

Acciones como la de Sam Carter o Alejandro Sanz nos recuerda que no podemos normalizar el acoso a una mujer. Probablemente, muchos de nosotros hayamos sido testigos de algún tipo de acción de injusticia o acoso contra una mujer. Ante esto, es muy posible que haya personas que decidan no meterse en medio o acuñen el típico "no es para tanto".

Si los cantantes detienen sus conciertos para llamar la atención sobre una situación de abuso, ¿por qué no vamos a intervenir nosotros cuando somos testigos de algo parecido? Ya sea reprendiendo al hombre que lleva a cabo la agresión o llamando a los servicios de emergencia, actuar es más que necesario.

3. Porque se evita culpabilizar a las mujeres

Los festivales de música y otras celebraciones se suelen relacionar con el consumo de alcohol y muchos aprovechan su ebriedad para justificar un tocamiento o un abuso a una chica. De hecho, hay quienes nos culpabilizan por haber bebido y estar más predispuestas a "dejarnos tocar" por los hombres. Una justificación barata y repulsiva en la que muchos esconden su ego masculino. Por ello, es muy necesario que existan intervenciones como estas que censuren estas actuaciones denigrantes en cualquier situación y muy especialmente en los contextos de celebración.

4. Concienciar de que "no es no"

Da igual dónde estemos, cómo vayamos vestidas, las veces que miremos o las palabras que intercambiemos con la otra persona. No siempre es no y nada da derecho a acosar a una mujer. Por eso, las palabras de Sam Carter hablan por sí mismas "No es tu puto cuerpo, no es tu puto cuerpo y no puedes agarrar a nadie." Esta intervención pública ayuda además a poner en evidencia al hombre que ha tenido ese comportamiento bochornoso delante del resto de asistentes al concierto.

Con todo ello solo podemos decir: ¡bravo por ellos!


Y además:
Madonna: "Si eres una chica tienes que ser guapa y sexy, pero no inteligente"
10 leyes históricas que revolucionaron la vida de las mujeres

por Laura Sutil 98 compartidos

Puede interesarte