Maquillaje para rubias

Publicado por Elena Bonet
Publicado en 28 de septiembre de 2010

Una tonalidad para cada tipo de rubio
No todas lo tenemos igual de fácil a la hora de elegir el maquillaje; las opciones varían en función del tipo y la tonalidad de piel, el color de ojos, etc. En el caso concreto de las chicas rubias, éstas suelen tener que enfrentarse al hecho de que no es sencillo escoger un color que haga destacar el tono, por lo general, pálido del rostro. La dificultad reside en mantener la armonía entre los colores elegidos y el color de la piel. Así, en este caso, el maquillaje no debe ser ni demasiado oscuro ni demasiado pálido, sino natural, y hay que evitar los colores demasiado brillantes. Ahora bien, no todas las rubias pueden aplicarse los mismos tonos. Por ejemplo, las pieles mate combinan mejor con los colores vivos. Si por estos fuera poco, la paleta de colores también variará en función del color de ojos, del tono de la piel, etc.

Maquillaje natural para embellecer el tono de la piel. Es de obligación:
-Antes de aplicar el maquillaje:
Utilizar una base verde o un quitaojeras color pálido en las zonas más sensibles, como en las rojeces que aparecen alrededor de la nariz. De este modo se corregirán las imperfecciones relacionadas con la sensibilidad de la piel, típica de las chicas rubias.
-Respetar el tono de piel claro y no olvidar nunca que puede ser pálido, casi blanquecino, o mate.
-Elegir una base que no añada color al rostro (ésta es tarea del colorete y el pintalabios) y que unifique el tono de la piel. Hay que evitar las tonalidades demasiado oscuras, o incluso anaranjadas, y en cambio elegir tonos beis claro.
-Utilizar bases líquidas.
-Utilizar un colorete en tonos rosáceos si se quiere añadir algo de color al rostro. ¡Rostro reluciente garantizado!

Maquillarse los ojos
La elección de una sombra para resaltar la mirada dependerá del color de los ojos. Para empezar, no siempre es recomendable utilizar un una sombra de un tono similar al color de los ojos porque a veces resta valor a la mirada. Una vez aprendida esta regla de base, hay que decir que las chicas rubias pueden permitirse casi cualquier sombra. Eso sí, hay que aplicarlas siempre con moderación.
Aquí van unos consejos:
-Si eres rubia con ojos azules: te van los colores salmón, rosa, kaki, gris, malva, etc. En cuanto a la máscara, el negro resaltará tu mirada, igual que el marrón o el gris. Por otro lado, el lápiz de ojos mejor que sea gris o marrón. El negro no combina demasiado bien con los ojos azules.
-Si eres rubia con ojos verdes: te va el rosa, el ciruela, el gris e incluso el marrón. Con cualquiera de ellos resaltarás el color de tus ojos. En cuanto a la máscara, con el marrón lucirás un efecto natural y con el negro darás un aspecto más sofisticado.
-Si eres rubia con ojos marrones: te lo puedes permitir todo. No obstante, las sombras que te van más son las de tonos cálidos. La máscara es preferible que sea del color del lápiz de ojos que elijas (negro o marrón oscuro). La ventaja de optar por un color oscuro (para la máscara y el lápiz) es que darás la impresión de que el iris lo tienes más claro.

Pintarse los labios
Para sacar mayor partido al maquillaje, las chicas rubias deben armonizar el lápiz de labios con el color de las mejillas. No obstante, siempre queda bien un tono más oscuro para los labios y éste varía en función del color de la piel.
-Si eres rubia y de piel clara: utiliza un brillo de labios o un pintalabios de color rosa azulado. También te quedarán bien los tonos albaricoque o melocotón. Sólo las pieles más mate pueden permitirse los rojos intensos, si quieren endurecer el rostro.
-Si eres rubia y de piel mate: utiliza los tonos rosados, escarlata o frambuesa. Evita los beis, pues quedarán demasiado disimulados con tu tono de piel.

Maquillaje según la ocasión y las estaciones del año
En función del momento elegiremos un maquillaje u otro. Aunque es cierto que, por lo general, las chicas rubias pueden permitirse menos extravagancias que las morenas. Por el día les va más un efecto “natural” o “cara lavada”, pero para la noche pueden atreverse con colores metalizados.
Por otro lado, ateniendo a las estaciones del año, pueden variar ampliando la paleta de colores:
-En verano: cuando los rayos del sol iluminan las ondas del pelo hay que fomentar los tonos beis o melocotón.
-En invierno: cuando el rostro luce un poco más pálido los colores deben imitar el tono de piel, más o menos, aunque tendiendo a ser un poco más vivos para conseguir un buen aspecto.

Colores que hay que potenciar
¡Todos los tonos fríos! Claros, metálicos, fríos como el rosa, el verde, el azul o el gris, por ejemplo. A la hora de elegir habrá que tener en cuenta los diferentes elementos mencionados en los apartados anteriores (color de piel, de ojos, etc.).

Resumiendo
Si eres rubia:
-Debes elegir los colores en función del tono de piel y de ojos, y priorizar los tonos pastel.
-No debes salirte de tonalidades frías.
-Debes evitar los tonos demasiado fríos, para no endurecer las facciones y envejecer el rostro.
-Debes optar por una solución natural para el día a día. Reserva los colores más vivos para las veladas.

Consulta también:
Cómo maquillar una tez morena
Cómo maquillar una tez clara

Puede interesarte