Inicio / Belleza / Maquillaje / Vuelta a los 70: ¡regresan las uñas postizas!

© iStock
Belleza

Vuelta a los 70: ¡regresan las uñas postizas!

por Diamar Dominguez Publicado en 4 de noviembre de 2016

Las uñas sintéticas con formas imposibles vuelven a llevarse y nosotras te contamos todo lo que tienes que saber. ¡Te convertirás en toda una fan!

Las uñas artificiales despiertan tanto amor como odio; unas las adoran y les juran lealtad durante años, y otras las detestan porque prefieren una manicura más natural. Sea como sea, la buena noticia es que la cosa ha avanzado bastante desde el siglo pasado y las uñas postizas pueden verse tanto en su versión más extravagante como en otras más naturales. ¡Hay para todos los gustos!

© Instagram/ kyliejenner

Duración de las uñas postizas

Las uñas artificiales son una alternativa perfecta a la laca de uñas convencional. Más aún, cuando no dispones de mucho tiempo para estar arreglándote las manos cada dos por tres o no tienes demasiada paciencia para esperar que el esmalte se seque. Olvídate de seguir frustrándote porque te has rozado la uña con algo y resulta que no estaba del todo seca, o de tener que descubrir horrorizada que ya al segundo día empieza a descascarillarse la laca.

Las uñas postizas realizadas por un profesional pueden durar hasta seis semanas. Las uñas reales siguen creciendo bajo ellas, por lo que se va creando un espacio entre ambas que tiene que irse rellenando. Así que cada cuatro o seis semanas hay que pasar por el salón de belleza para retocarlas, como ocurre con las raíces cuando el pelo está teñido.

El salón de belleza para uñas

Lo primero es lo primero: asegúrate de que el salón de belleza que elijas para hacerte las uñas sea bueno y tenga referencias, porque es muy fácil cometer errores al limar, modelar y pegar las uñas. Si no se hace correctamente, en el mejor de los casos, las uñas no se verían bonitas y se caerían con rapidez; en el peor, podrían aparecer infecciones y hongos.

Un buen estudio de uñas ha de tener, al menos, dos sistemas distintos para hacer la manicura, y poder ofrecer a sus clientas alternativas en caso de que se produzca alguna reacción alérgica.

Tipos de uñas postizas

En lo que a uñas artificiales se refiere, existen varios métodos para realizarlas. Los más conocidos son el gel y el acrílico. Ambos son una buena opción ya que permiten crear una uña firme, bonita y duradera.

Tanto las uñas de gel como las acrílicas se endurecen primero con luz ultravioleta y luego se les da forma con una lima. Sin embargo, a la hora de retirarlas el procedimiento es distinto; las acrílicas se quitan con acetona y se disuelven con ella, mientras que las de gel son algo más incómodas y costosas de quitar.

Unas y otras se utilizan con frecuencia e indistintamente. Lo que sí conviene saber es que las de gel son más débiles que las acrílicas y, por tanto, duran menos. En lugar de seis semanas, pueden mantenerse bonitas hasta cuatro semanas. Después, hay que ir a retocarlas.

Uñas postizas en casa

Si no se tienen conocimientos previos ni formación específica en la materia, es mejor no intentar hacerse las uñas artificiales una misma —especialmente, si tienes uñas débiles, finas o problemáticas—. De lo contrario, pueden aparecer hongos, infecciones o un daño permanente en la uña natural.

El problema no viene tanto por los materiales en sí, gel o acrílico, sino por el limado y modelado de las uñas. Los diseñadores de uñas profesionales las trabajan de tal manera que la punta sea más delgada que el resto de la uña. Esta técnica no solo hace que la uña parezca más natural y real, sino que permite controlar la rotura de la misma en caso de golpe, de manera que si se rompe, no llegue a partirse. Esto último es importante porque, si se hace mal, al romperse origina un efecto palanca y se levanta la uña entera, con el riesgo de levantar también la natural.

Como con las uñas naturales, las artificiales se deben limar con cuidado y en una misma dirección siempre. Mejor si es con una lima de esmeril o de vidrio.

Si aun así prefieres atreverte a hacértelas tú misma en casa, escoge uñas artificiales que solo tengas que pegar (las puedes encontrar en cualquier droguería). Las hay por menos de 10 euros y duran bastante tiempo. Si las comparamos con los entre 20 y 60 euros que cuestan las otras, ¡son una ganga! Hay que decir que, a pesar de ser de droguería, estas uñas son difíciles de quitar. Para hacerlo correctamente, utiliza acetona y, con un palillo de madera, ve levantando la uña poco a poco con cuidado. No intentes quitarlas tirando de ellas a la fuerza, pues te puedes llevar parte de tu uña natural con ellas.

Cómo cuidar las uñas postizas

Las uñas artificiales largas solo son bonitas si están bien cuidadas o si se acaban de hacer en el estudio de uñas. Al limar y modelar las uñas, se daña con frecuencia la cutícula. Por ello, es importante cuidar más las manos aplicando crema hidratante con regularidad y masajear bien las cutículas con aceite protector. Dado que la uña natural se encuentra bajo una capa de sustancias artificiales y no puede recibir sustancias nutritivas, es esencial hidratar bien el lecho de la uña.

Nota: ¡las tijeras y los cortaúñas están completamente prohibidos con las uñas postizas! Estas uñas son mucho más gruesas y duras que la uña natural y si intentamos cortarlas, corremos el riesgo de agrietarlas o de desprenderlas, dañando o llevándonos parte de la nuestra natural.

Por último, hay que evitar exponer las uñas postizas directamente a los rayos solares, ya que pueden aparecer tonos amarillentos en ellas. Fumar puede producir también ese mismo efecto. A la hora de utilizar productos de limpieza, hay que prestar atención, pues pueden hacer que las uñas se desprendan.

Y además:
Manicura de flores: 50 diseños que querrás copiar
Consigue una manicura metalizada gracias a las holographic nails

por Diamar Dominguez

Puede interesarte