Inicio / Novias / Organización / 10 cosas que debes hacer con tu novio antes de casarte

Novias

10 cosas que debes hacer con tu novio antes de casarte

Cristina García-Adán
por Cristina García-Adán Publicado en 26 de julio de 2016
445 compartidos

En breve el noviazgo se convertirá en matrimonio y se transforma en recuerdo, dejando paso a una nueva etapa que aún te pone los pelos de punta. Para y reflexiona sobre el pasado. ¿Has disfrutado lo suficiente de tu novio?

Da gusto ver cómo os miráis, cómo os lo pasáis cuando estáis juntos y como os echáis de menos cuando os separan los kilómetros. Una pareja casi perfecta que se está planteando dar un paso más en la relación. ¿Vais de la mano desde hace años y empezáis a pensar que casaros sería una buena opción?

© Pinterest

Procura disfrutar de cada momento, que nada ni nadie te lo impida, prepárate para dar el paso y antes de nada reflexiona. ¿Habéis hecho las diez cosas que encontrarás a continuación? Son muy recomendables, pero tampoco imprescindibles, asi que no le des muchas vueltas. Como hemos repetido en multitud de artículos, cada pareja es diferente.

1. Viaja todo lo que puedas

Viajar es uno de los mayores placeres de esta vida. Buscad un destino que os apetezca a los dos, haced la maleta y Bon Voyage! El noviazgo es el mejor momento para descubrir mundo, dormir en cualquier sitio y probar casi cualquier cosa. Disfruta de las aventuras de los viajes y vivid cada momento cómo si fuese el último. Cuando viajas con tu novio no tienes que preocuparte por nada, basta con avisar a la familia de que has llegado correctamente a tu destino y desconectar. No le debes explicaciones a nadie y lo más importante, tampoco tienes preocupaciones.

Disfruta del momento porque en cuanto empecéis a ampliar la familia vuestros viajes empezarán a ser más esporádicos y muy distintos.

2. Disfrutad de la intimidad

No dejéis de disfrutar de tiempo solos, sin amigos o familia. Aprovechad el tiempo y huid de la rutina todo lo que podáis. Hacer planes solos os ayudará a aprender cosas nuevas y crecer juntos.

Es importante que pases tiempo solos y que os adaptéis el uno al otro.

3. Ahorrad por separado

Ahorrar antes de casarse es importante. Una vez casados compartiréis muchos gastos y os enfrentaréis a un montón de situaciones que ni os habéis planteado. Tener un pequeño colchón siempre ayuda a solventar imprevistos.

4.Vivir una temporada juntos

Hay personas que están a favor y otras que están en contra. Nuestro consejo es que antes de casaros hayáis convivido juntos un tiempo. No es lo mismo pasar juntos las vacaciones, en las que tienes una actitud positiva y relajada, que levantarte al lado de tu novio cada día para ir a trabajar. La convivencia te dará una visión mucho más completa de vuestra relación y será el espejo de cómo será vuestra vida cuando estéis casados.

Es esencial que compartáis valores y formas de vida o no funcionará.

5.Pasar por un bache

No es nada agradable pero por lo menos comprobarás si sois capaces de resolver los problemas y vuestra capacidad de perdón. Además seréis conscientes de vuestra empatía y valor para afrontar los problemas juntos.

6.Compartir una meta u objetivo

Vale todo, desde dejar de fumar, adelgazar o entrenar para una maratón. Es una gran iniciativa antes de dar el siguiente paso.

7.Familia

Tu familia ahora será su familia. Intenta que se conozcan con suficiente tiempo de antelación, que se acepten y se lleven bien. Cuando solo sois novios las fechas familiares como cumpleaños o Navidades no son foco de discusión. Cada uno puede ir por su cuenta y no habrá problema. Al estar casado las cosas cambian. Ahora te toca pasar con tu suegra el Día de la Madre o incluso ir a ver la función de curso de sus sobrinos.

Propicia un buen ambiente familiar, hablad de cómo os vais a repartir y sé flexible. Todo el mundo prefiere estar con su familia. Si la aceptas como a la tuya, todo será más fácil.

Hasta que no os caseis aprovecha a pasar todo el tiempo del mundo con tu familia, luego lo echarás de menos.

8.Disfrutad de un día entero en la cama

Benditos días en los que no suena el despertador y amaneces cuando tu cuerpo te lo pide. Abres los ojos, te levantas, preparas el desayuno y lo llevas a la cama con la intención de sorprender a tu novio y seguir vagueando todo el día. Si tenéis oportunidad, disfrutad de estos pequeños momentos. Cuando te casas empiezas a tener un montón de responsabilidades que no te permiten disfrutar de estos lujos tanto como te gustaría.

9.Correrse una buena fiesta

La etapa de juegas memorables está por terminar. Al casarte empiezas a volverte más tranquilo, te empiezan a gustar otros planes diferentes y estás muy a gusto en tu casa. No necesitas salir para pasártelo bien, así que tiras más de pelis en casa, te vuelves adicto a las series y te empiezan a encantar mucho más los aperitivos y las comidas que las cenas y las copas.

Disfruta de la etapa de novios, bailar hasta la madrugada y correos muchas juergas, más adelante las recordaréis con mucho cariño y os divertirá comentar algunas de las locuras de la juventud.

10.Besarse bajo la lluvia

Seguro que te vienen a la mente un montón de escenas del cine en las que los protagonistas de la película se besan bajo la lluvia apasionadamente. Romántico y en ocasiones bastante incómodo. Olvídate de todo y hazlo, es un momento único.

Y además:
Trucos para ahorrar el día de la boda
¿Te va a proponer matrimonio? ¡25 señales que dicen que sí!

por Cristina García-Adán 445 compartidos

Puede interesarte