Inicio / Pareja / Sexualidad / 7 curiosidades sobre el semen que quizá no conocías

Pareja

7 curiosidades sobre el semen que quizá no conocías

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 27 de julio de 2017
76 compartidos

¿Sabías que se utilizó como tinta invisible para escribir cartas durante la I Guerra Mundial?

A estas alturas de la película todos nos conocemos de memoria la función que cumple el semen en el terreno de la reproducción sexual y la fecundación. Pero más allá de esta cualidad, ¿qué más sabemos acerca del "conjunto de espermatozoides y sustancias fluidas que se producen en el aparato genital masculino"? Como saber es poder, especialmente en cuanto a sexualidad se refiere, te traemos algunos datos curiosos sobre el semen que probablemente te sorprendan. ¿Los conocías?

1. Millones de espermatozoides por eyaculación

Se trata de una cifra aproximada (algunos hombres producen más o menos), pero en general se calcula que por cada eyaculación se liberan unos 200 millones de espermatozoides. Una cifra sorprendente si tenemos en cuenta que es posible tener varias eyaculaciones al día. Eso sí, de todos ellos, solo uno logra llegar al óvulo y fecundarlo.

2. Hay alimentos que pueden mejorar la calidad del semen

Así lo estableció un equipo de investigadores españoles de la Universitat Rovira i Virgili y el Institut d'Investigació Sanitària Pere i Virgili a través de un intensivo estudio. Al parecer, existe una relación entre una alimentación saludable y una buena calidad de los espermatozoides. De hecho, hay alimentos como el pescado, el pollo, los cereales, la fruta, la verdura, el marisco o los lácteos bajos en grasa que son beneficiosos para el semen. Por el contrario, las carnes rojas, el alcohol o la cafeína en exceso podrían resultar perjudiciales.

3. ¿De qué está compuesto el semen?

Aproximadamente un 10% del volumen del semen lo componen los espermatozoides, mientras que el 90% restante corresponde al líquido seminal. Las sustancias que componen el semen proceden principalmente de la vesícula seminal y la próstata y entre ellas se incluyen algunas como fructosa, potasio, calcio, sodio, zinc, hormonas y, sobre todo, agua.

4. El semen nunca se acaba

Al contrario que las mujeres, que dejamos de producir óvulos una vez ha llegado la menopausia, los hombres continúan generando semen a lo largo de toda su vida, aunque el esperma presente cambios en su composición y en su capacidad de reproducción.

5. Puedes comprar semen por Internet

De hecho se ha convertido en una opción bastante demandada por aquellas parejas o madres solteras que no pueden costearse un tratamiento de inseminación artificial. Existen bancos donde puedes comprar semen online, así como un kit para poder inseminarte (o al menos intentarlo) tu misma en casa.

6. Existen cremas hidratantes hechas con semen

Sabemos que Cleopatra lo utilizaba para cuidar su cutis y, aunque parezca una barbaridad, tiene una explicación lógica: el semen contiene sustancias antioxidantes como la espermina y vitaminas como C o la B12 que contribuyen al crecimiento de las fibras de colágeno. Por eso hay marcas que comercializan cremas a base de semen. Sin embargo, su acción no está del todo probada, pues el pH del semen puede intervenir con nuestra barrera protectora de la piel.

7. Fue utilizado como tinta invisible durante la I Guerra Mundial

Todos conocemos el truco del zumo de limón para escribir mensajes secretos en un papel, cuyo trazo se hace visible al ponerlo cerca de una llama. Pero, ¿y el semen? Según contó el historiador Keith Jeffery en su libro: MI6: The History of the Secret Intelligence Service 1909-1949, investigadores británicos del Servicio Secreto de Inteligencia descubrieron que el semen podía utilizarse de manera eficaz como tinta invisible. Pero eso sí, les avisaron de que era mejor escribir estas cartas con "tinta fresca", pues de lo contrario un olor desagradable podría impregnar el papel y delatarles.

¡Practica el Kamasutra en verano!


Y además:
Cap d’Agde, el complejo turístico donde se permite tener sexo en público
Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener sexo

por Cristina Gonzalez 76 compartidos

Puede interesarte