Hacer el amor con dos hombres: ¿una experiencia hecha para ti?

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 22 de septiembre de 2008

¿Dos hombres en la cama para ti sola? Esta la fantasía sexual de una de cada diez mujeres… ¡Al menos de las que se atreven a reconocerlo! Porque en el mundo de las fantasías sexuales, aún hoy, hay muchos temas tabú. Por eso queremos hablar sin tapujos del famoso ménage è trois y contestar a muchas de esas preguntas que surgen antes de pasar al acto en cuestión. Y tú, ¿te atreverías a hacer el amor con dos hombres?

Ménage à trois: ¿estás preparada?

Como decíamos antes, surgen muchas preguntas a la hora de hacer un trío con dos hombres: ¿cómo elegir los compañeros adecuados? ¿Cómo estar segura de que no se pone en riesgo la pareja? ¿Qué placer se puede obtener? Veamos todo punto por punto.

En primer lugar, hay que tener muy claro de que se trata de una fantasía, por lo que lo primero que debes preguntarte es si en realidad hay que hacer que se cumpla. En general, se recomienda no realizar las fantasías sexuales a cualquier precio. Sobre todo, hay que ser consciente de que la realidad no podrá igualar una fantasía en la que solo participa nuestra imaginación. Y, consecuentemente, la fantasía no será tan satisfactoria.

Por eso, para muchas mujeres, esta es solo una de las múltiples fantasías sexuales que existen. Pero, como imaginarás, hay muchas más...

En el caso de hacer el amor con dos hombres, se trata de un escenario imaginario que alimenta nuestra excitación. Por lo tanto, conviene no confundirla con el hecho de llevar a cabo un deseo erótico. Pero, si todo se desarrolla como está previsto, ¡este tipo de aventuras puede alimentar nuestra imaginación sexual durante mucho tiempo!

¿Estás segura de tu deseo?

En primer lugar, asegúrate de que tú también lo deseas, ¡y no sólo tu pareja! No se trata de dar el paso sólo para darle placer, como suele suceder en los tríos donde hay dos mujeres involucradas. Si lo haces, seguro que sufrirás un fracaso. Tampoco debes lanzarte por el simple hecho de darle vidilla a tu vida sexual o de ser "in" en relación con tus amigas.

Los tríos no tienen nada de ineludible, porque, si existe algún campo en el que no hay normas ni obligaciones, ¡es el sexo! Por ello, puedes probar otras cosas si no estás convencida, como alguna de las 100 mejores posturas del kamasutra. O puedes probar con el sexo anal, que también puede resultar una experiencia de lo más excitante y satisfactoria.

¿Con quién practicar un ménage à trois?

En este sentido, encontramos dos opciones diferentes:

No dudes en hablar de ello y en pedir consejo a alguna persona (preferiblemente una mujer) que ya haya vivido una experiencia similar. Pero cuidado, tanto si conoces como si no a la persona, una relación sexual de tres personas siempre conlleva riesgos, así que, ¡protégete!

¿Mi pareja está suficientemente consolidada?

La solidez de tu pareja es un criterio mayor. Es esencial mantener una buena complicidad entre tu pareja y tú. No olvides que el objetivo es que disfrutéis los dos, ¡no que lo haga sólo uno! Si te cuesta hablar de sexo con él, primero tienes que trabajar ese aspecto de la relación antes de hacer prácticas diferentes junto a él.

Para la mayoría de los hombres, la idea de compartir a su pareja es difícil de concebir. Así que, ten también en cuenta la dimensión homosexual que puede generar la presencia de otro hombre en el espíritu de tu pareja. Por otra parte, la posible visión como un adversario potencial, sobre todo en función del tamaño de su pene, puede hacer que ambos os sintáis molestos.

¿Por qué hacer un trío puede ser excitante?

Si no tienes límites en tus horizontes eróticos, ¡tanto mejor! Hacer el amor a tres o un menáge à trois es salir de su propio cuerpo, multiplicar el placer, la excitación, las manos, las caricias... Un trío puede ser muy excitante si ambos estáis convencidos y elegís a la pareja adecuada:

Tanta excitación puede dar lugar a uno de los mayores orgasmos que puedas experimentar. Pero antes que eso, si lo que quiere hacer es simplemente reavivar tu relación y romper la rutina, prueba con estos consejos. ambién puedes utilizar alguno de estos.

Cuando hacer un trío con dos hombres es una catástrofe

El trío es, por naturaleza, un desequilibrio. Para llevarlo lo mejor posible, tenéis que estar dispuestos, tanto uno como el otro. Si se está en pareja, lo más delicado es asegurarse de que la pareja se sienta a gusto, y no apartada. Refuerza las marcas de complicidad con él.

De hecho, no es raro que la pareja haya subestimado sus reacciones de celos o de posesión. Tu hombre se puede sentir traicionado, engañado o menos deseado que el invitado. Pero el malestar lo puedes sentir tú: puedes dudar sobre su fidelidad o sobre su identidad sexual al ver que tu pareja se excita con la presencia de un hombre. En todos los casos, el ménage à trois puede provocar fallos perniciosos en una pareja si la confianza no es total.

He hecho un ménage à trois, ¿y ahora qué?

El objetivo es descubrir nuevas sensaciones. Por lo tanto, ¡no es cuestión de probar los sentimientos hacia tu invitado ni de contemplar un menáge à trois! Sin embargo, nada te impide repetir la experiencia si así lo deseas. También puedes probar con otros tipos de fantasías, como jugar a 50 sombras de Grey con tu chico, probar con el sexo tántrico, hacer el amor en algún sitio raro o, simplemente, probar con las mejores posturas para tener el orgasmo de tus sueños.

Y además
Top 100 juguetes sexuales
... ¿Con cuál te quedas?
Los 11 datos calientes sobre sexo que siempre quisiste saber

Puede interesarte