Inicio / Pareja / Sexualidad / Las 20 mejores posturas para un orgasmo clitoriano

Las 20 mejores posturas para un orgasmo clitoriano

Las 20 mejores posturas para un orgasmo clitoriano

En el sexo lo más importante es que tanto tú como tu pareja logréis el máximo placer. Muchas veces por querer satisfacer a nuestro chico nos olvidamos de lo que realmente nos excita y nos da placer a nosotras. Muchas mujeres tienen

El 80% de las mujeres son más sensibles al orgasmo clitoriano, así que hoy te traemos algunas posturas infalibles para que tú también consigas el orgasmo a través del clítoris. La clave en todas ellas es el fácil acceso al pene a esta zona tan sensible del cuerpo y de la que a menudo nos olvidamos.

Y es que a veces, ya sea por el tamaño del pene de nuestra pareja o por la forma en la que hacemos el amor, pensamos que no podremos alcanzar nunca determinado placer. Pues bien, quítate esa idea de la cabeza.¡Con la postura adecuada se pueden hacer grandes cosas!

Disfruta del sexo con tu pareja y conócete aún más, descubriendo algunas nuevas posturas para estimular el clítoris. ¡Pasa las páginas!

El molinillo de viento: Esta postura facilita el acceso al clítoris por parte de los dos. Apresa a tu chico con tus piernas y que él sea el encargado de estimular la zona.

La milhoja: en esta postura quien decide el ritmo y la intensidad es la mujer, así que escucha a tu cuerpo y marca los tiempos para lograr el orgasmo. La fricción de la zona del clítoris será la clave.

El 99: es prácticamente la postura de "la cuchara" una de las más recomendadas para lograr el orgasmo clitoriano. Al conservar las manos libres, tu pareja puede acceder de forma sencilla a tu clítoris y estimularlo. Esta postura tiene el elemento extra de la protección.La seguridad de notar a tu pareja en tu espalda, hace que te desinhibas mucho más. 

Sentadillas: de nuevo de espaldas tu pareja tendrá un mayor control de la zona de tu clítoris. De esta forma mientras tú puedes ser la quemar que los movimiento, él será quien estimule esta zona.

Desenfreno en las escaleras: mientras él te penetra desde atrás, sus manos están libres para estimular tu clítoris. Además, la fricción de sus testículos, ejercerá una estimulación extra, muy beneficiosa para el orgasmo clitoriano.

El clip: en esta postura de nuevo es él quien es el encargado de acceder a la zona de tu clítoris y estimularlo con sus manos. Tú puedes acompañar el movimiento para lograr un mayor placer.

La liana: aguanta el tipo con esta postura propia del Circo del Sol, y deja que sea él quien se encargue de estimular tu clítoris.

En suspensión: echa tu cuerpo hacia atrás y deja que tu clítoris quede expuesto a la habilidad de tu pareja. Mantén un ritmo constante en tus movimientos, y lograréis acompasaros a la perfección.

El abrazo del Koala: con esta postura el orgasmo clitoriano está asegurado. Tu pareja puede estimular tu clítoris mientras observa tu espalda. Combina factores que os satisfacen a ambos. 

El cangrejo: aquí él es el encargado de desplazar tus caderas y guiarte por el camino del orgasmo. Simplemente confía en él y déjate llevar. 

El lobo: acorralada por la espalda, deja que tu chico estimule tu clítoris, a la vez que marca el ritmo. Esta postura es de lo más sensual, el orgasmo está asegurado.

La sentadilla: ejercita tus piernas mientras controlas el movimiento de tu pelvis. En esta postura tú eres la encargada de llevar el ritmo y marcar la intensidad. Estimula el clítoris según te lo pida el cuerpo. 

El pulpo: una vez encuentres la postura en la que estés cómoda, mantén una de tus piernas en alto y deja que tu pareja se encargue de lo demás. 

El 69: acurrúcate en tu pareja. Él será el encargado de ejercer el movimiento, mientras que la estimulación del clítoris llegará por la fricción contra su cuerpo. 

De rodillas: deja que él sea quien lleve el peso de la postura. Acomódate y tu pareja, además de marcar el ritmo de la penetración, tendrá acceso a tu clítoris para alcanzar el orgasmo clitoriano.

El cruzadito: aquí vuelves a ser tú la que lleva la batuta y ajusta los movimientos según tu excitación

La cuchara: a parte de ser una posición íntima y romántica, la cuchara es una postura muy propicia para el orgasmo clitoriano.

La cruz en llamas: con esta postura es imposible no alcanzar el orgasmo. Todo tu cuerpo vibrará de placer

La tregua: postura calmada y efectiva. Ninguno de los dos tendrá que hacer mucho esfuerzo. Un sutil e intenso orgasmo se apoderará de tu clítoris.

La vela: la clave que hace que consigas llegar al orgasmo a través del clítoris es el hecho de mantener tus piernas en el aire, lo que aumenta tu sensibilidad. Deja que qué marque el ritmo y estimule la zona.

El barco de vela: levanta las piernas y deja que él sea el encargado de llevar el ritmo. En esta postura, tu chico tendrá acceso a la zona del clítoris de una forma sencilla y directa. 

Puede interesarte:

Orgasmo femenino: todo lo que debes saber para alcanzarlo

Kamasutra: mil maneras de llegar al orgasmo

Cómo practicar buen sexo oral: guía para ser la amante perfecta