Inicio / Psico / Experiencias / Hogeway, un pueblo para ancianos con demencia y alzheimer

© msagd
Psico

Hogeway, un pueblo para ancianos con demencia y alzheimer

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 13 de febrero de 2015
975 compartidos

Hogeway es una pequeña localidad situada en Holanda. A pesar de que su apariencia es similar a la de cualquier pueblo de la zona, se trata de un lugar especialmente diseñado para ancianos con demencia y alzheimer. Un rincón del mundo en el que no existe el hoy, el ayer, ni el mañana... ¡Te invitamos a conocerlo!

© msagd

Hace ya más de una década desde que la holandesa Yvonne van Amerogen tuvo la idea de crear una ciudad especialmente pensada para los ancianos que padecían enfermedades como la demencia senil o el azlheimer. En el año 2009, sus ideas se convirtieron en una realidad y vio la luz Hogeway, una localidad pensada para la convivencia de 150 residentes y 250 trabajadores.

Este proyecto, pionero en el mundo, deja atrás la idea de una residencia de ancianos en la que sus habitantes vean su vida limitada a las paredes del recinto. Hogeway cuenta con espacios individuales pero también con supermercados, peluquerías y zonas de ocio en las que los enfermos pueden llevar a cabo una vida más independiente, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Vivir en un entorno familiar resulta indispensable para este tipo de pacientes, así que esta idea de comunidad mejora en gran medida su día a día. Allí, cada cual tiene su papel y mientras unos limpian y organizan su pequeña ciudad, otros preparan la comida o pasan una tarde de compras. Otro de los aspectos más curiosos de este centro es que los dependientes del supermercado o los encargados de la limpieza son, en realidad, médicos, enfermeros, psicólogos y personal sanitario especialmente centrado en su cuidado.

Con esta realidad simulada, los ancianos viven en un ambiente de mayor libertad y marcan sus rutinas dentro de la seguridad de toda una ciudad puesta a su servicio. Solo nos queda decir !Bravo! por estas propuestas para hacer la vida más digna a nuestros mayores.

Y además:
La conmovedora carta de un hombre con alzheimer que ganó un concurso literario
La carta más emotiva de una niña a su padre

por Laura Sutil 975 compartidos

Puede interesarte