Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo cuidar los dientes a través de la dieta

© Getty
Belleza

Cómo cuidar los dientes a través de la dieta

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de enero de 2016

Una buena alimentación puede aportarnos entre otras cosas, vitaminas para que nuestras encías sean más fuertes. Si quieres presumir de una sonrisa blanca, la comida también puede ayudarte y mucho a que tus dientes deslumbren a cualquiera que te mire. Descubre cuáles son los ingredientes claves para una sonrisa 10.

Tienes que saber que todos los alimentos o bebidas que consumimos, a excepción del agua, tienen cierto pigmento o color, unos más que otros. Esta coloración es absorbida por el diente y poco a poco nos va a ir oscureciendo el diente si no tenemos una correcta higiene bucodental y además usamos un buen dentífrico blanqueador.

Kiwis © iStock

A cualquier persona le gusta que sus dientes estén blancos y relucientes. Para ello es básica una buena higiene dental. Sin embargo no todo el mundo sabe que también hay algunos alimentos y bebidas que contribuyen a manchar la dentadura y favorecer la aparición de caries y otros que ayudan a tenerla más limpia y dificultar su manchado.

En este caso, la máxima ‘somos lo que comemos’ cobra sentido ya que en muchos casos el estado estético de los dientes de muchas personas tiene su origen en la composición de los alimentos y bebidas que ingiere. Las bebidas son las que más daño ocasionan primero porque su ingesta es superior en volumen a los alimentos y segundo porque su estado líquido les permiten aprovechar la porosidad del esmalte y calar más.

Como siempre, el hecho de que haya alimentos que puedan manchar nuestros dientes no significa que tengamos que eliminarlos por completo de nuestra alimentación, sino que debemos moderar su consumo y por supuesto nunca olvidarnos de cepillar nuestros dientes después de cada comida y usar productos que nos ayuden a blanquearlos.

Alimentos que pueden manchar el esmalte

  • Tanto el vino tinto como el blanco hacen del vino uno de los grandes enemigos de los dientes blancos. El tinto es sin duda el que más daño ocasiona a la estética de la dentadura dada su composición. Su acidez sumada a componentes como los taninos o los cromógenos pueden hacer que hasta la sonrisa más blanca se oscurezca si no se cuida como es debido.

  • El café y el té son una de las bebidas que mas daño ocasiona a la coloración natural de los dientes debido a la alta concentración de cromógenos y taninos, que contribuyen a que nuestros dientes se vayan amarilleando u oscureciendo con el paso del tiempo. Las variedades más dañinas del te son el té negro y el rojo.

  • Las salsas de fuerte coloración como es el caso de la soja o el vinagre de Módena son capaces de adherirse en el esmalte dental y generar manchas.

  • Frutas como los arándanos, las moras, las cerezas y verduras como la remolacha tienen un potente pigmento que se adhiere a la pieza dental y es capaz de mancharla.

  • Las bebidas azucaradas y gaseosas también son malas para nuestro esmalte ya que no solo manchan su color si no que también favorecen la aparición de caries. Otro tipo de bebidas, en este caso las energéticas, también pueden estropear el esmalte dental debido a su alto contenido en ácidos.

Alimentos que nos pueden ayudar a mantener una sonrisa más sana

Las texturas o nutrientes que nos aportan ciertos alimentos pueden ser beneficiosos para los dientes, como por ejemplo el calcio, así que todos los alimentos que lo contengan estarán en la lista de la compra de alguien con unos dientes blancos, sanos y fuertes. El yogur, el queso, las frutas, las verduras, las hortalizas, los huevos, el pescado o la carne de vaca, son fuentes naturales de calcio así que una dieta que los incluya además de ser equilibrada, ayudará a mejorar la salud y el aspecto de los dientes.

  • Las frutas. Frutas como el kiwi, la manzana, las uvas o las fresas son recomendables para nuestros dientes gracias a las vitaminas que nos aportan, como por ejemplo el kiwi es que es rico en vitamina C, concretamente su porcentaje de vitamina C es mucho mayor el de la naranja . Es perfecto para una protección total no sólo de de los dientes sino también de las encías. Las propiedades de la manzana son diferentes a las de los cítricos. Si bien el abuso de cítricos puede debilitar el esmalte del diente a consecuencia del ácido, la manzana actúa de forma similar a una pasta dentífrica que no daña en absoluto a la dentadura gracias a la vitamina C, E y al calcio. El ácido málico de las fresas o las uvas nos ayudan a mantener un buen tono en el esmalte dental.

  • Los lácteos. La principal propiedad de los lácteos es que son ricos en calcio, uno de los componentes de los dientes. Una dieta rica en calcio nos ayuda a tener una dentadura más fuerte, que sea resistente a cualquier bocado y que esté protegida de cualquier tipo de bacteria. La leche, por ejemplo es la principal fuente de calcio que existe por lo que su consumo diario refuerza nuestros dientes. Del calcio y del fósforo surge la caseína, una proteína que es capaz de crear una capa que protege aún más nuestra dentadura. Por otro lado al consumir queso nuestras glándulas generan más saliva, lo que refuerza la protección de nuestros dientes ante posibles agresiones bacterianas. El yogur tiene una alta cantidad de ácido láctico, bueno para nuestros dientes porque nos ayudará a reducir la aparición de enfermedades periodontales y las caries.
  • Vegetales. Además de por las vitaminas que le aportan a nuestro cuerpo, las verduras también son buenas por su textura. El apio, la coliflor o la zanahoria limpian encías y diente con cada mordisco.

Préstale atención a lo que comes para que siempre puedas presumir de una sonrisa blanca y por supuesto, no te olvides de cepillarte los dientes después de cada comida. Pasta de dientes con propiedades blanqueadoras, colutorio o hilo dental son los mejores amigos de unos dientes blancos

por Redacción enfemenino

Puede interesarte