Inicio / Belleza / Tratamientos / Verdades y mentiras sobre el aumento de pecho

Belleza

Verdades y mentiras sobre el aumento de pecho

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 18 de octubre de 2016
68 compartidos

Ya está aquí el otoño y con el arranca el periodo del año en el que más aumentan las visitas a clínicas de cirugía estética. Si estás pensando en aumentar tu pecho, debes saber que este es el mejor momento para hacerlo, tras el verano. Pero antes de someterte a este tipo de cirugía, cada vez más común entre las mujeres, pon fin a todas las dudas y mitos sobre el tema. ¿Qué debes saber antes de someterte a una mamoplastia de aumento?

Los implantes mamarios no son para toda la vida

Efectivamente, las prótesis no son eternas, aunque en la mayoría de los casos, su sustitución es más una cuestión de elección, como un cambio de tamaño, que un asunto médico. La cirujana plástica María Jesús García, de la clínica García-Dihinx, recomienda, no obstante, el uso de los implantes Polytech que reducen el riesgo de contractura, desplazamiento y rotación, además de la ausencia de pliegues.

“Se trata de unos implantes de calidad muy superior a los ya existentes en el mercado, ya que se adaptan con continuidad y coherencia a los tejidos mamarios debido, sobre todo, a la amplia gama de variedades disponibles, más de 250 prótesis diferentes, lo que permite a los cirujanos elegir el implante adecuado para cada paciente”, explica la doctora.

¿Puedo dar el pecho a mi bebé?

La respuesta es sí. Estudios actuales indican que las mujeres con implantes mamarios no presentan mayores niveles de silicona en su leche que las mujeres sin estos. No obstante, el tipo de cirugía elegida para el aumento de senos –vía areolar, axilar y abdominal y submamaria- sí que puede afectar en este sentido. “La colocación areolar es la que puede ocasionar pequeños problemas durante la lactancia debido a que, en raras ocasiones, algunas mujeres sufren mastitis (inflamación de los conductos mamarios) durante este periodo. Por ello, es importante elegir una clínica que realice un exhaustivo análisis y evaluación de cada caso en particular, y que ofrezca una atención individual a cada paciente, personalizada, para que el riesgo sea prácticamente inexistente”, afirma la cirujana.

Relacionados: Imágenes lactancia materna

Breastfeeding Goddesses - Imágenes lactancia materna © Ivette Ivens

Viajar en avión y hacer submarinismo no es un problema

Solo en raras ocasiones, si tu implante es de gel podrás notar o escuchar el ruido del fluido. Eso se debe a que el envoltorio de la prótesis puede sufrir una ligera expansión o contracción con el cambio de presión. Pero no tengas miedo, este desaparecerá en menos de 48 horas. “Los implantes Polytech están fabricados en silicona y recubiertos con poliuretano. Esta última tecnología otorga al implante unas características que nunca antes se había puesto en manos de cirujanos plásticos y elimina de forma definitiva cualquier riesgo de contractura capsular”, explica García-Dihinx.

¿Rechazaré la prótesis?

Cualquiera puede desarrollar una alergia a cualquier tipo de sustancia, sin embargo, las relacionadas con la silicona son muy poco habituales. “Todos estamos expuestos a este material en nuestro entornos cotidiano, y es que lo encontramos en barnices, cremas, jabones, comidas procesadas y hasta el chicle”, destaca la doctora, quien también asegura que la colocación de este tipo de prótesis no produce ninguna alteración a la sensibilidad del pecho.



Y además:
Pros y contras de realizarse un aumento de pecho
10 trucos para tener los pechos más bonitos

por Patricia Álvarez 68 compartidos

Puede interesarte