Inicio / Belleza / Tratamientos / Mitos y verdades sobre los protectores solares

Belleza

Mitos y verdades sobre los protectores solares

por Carla Dominguez Creado en 13 de junio de 2017
Mitos y verdades sobre los protectores solares© GettyImages

¿Si está nublado puedo prescindir del fotoprotector? ¿Puedo aplicarme varias capas de protección y así aumentar su eficacia? ¿Si me meto en el agua el protector solar conserva su efecto? ¡Falso, falso y falso! La llegada del verano y nuestras ganas de ponernos morenas rápidamente, hacen que vuelvan a circular los viejos mitos y rumores de siempre.No permitas que te engañen. Aprende de una vez por todas qué es cierto y qué no.

Comienza el verano y también la temporada de playa y piscina. Cuando vamos a estos sitios lo normal es que nos expongamos al sol de alguna forma ya sea en la toalla o simplemente cuando nos damos un chapuzón. Incluso cuando nos sentamos en la terracita del pueblo a tomarnos unas tapas y un tinto de verano bien fresquito nos exponemos al sol. Por eso, como el sol aprieta bastante durante el verano es importante que nos proteger la piel. Es cierto que debemos hacerlo durante todo el año, pero en verano al ser las radiaciones más intensas debemos tener mucha más precaución, y repetir las aplicaciones de las cremas solares con mucha más frecuencia.

Video por Carla Dominguez

La radiación solar se divide en rayos UVA, responsables del fotoenvejecimiento y las manchas, y los rayos UVB, los causantes de las quemaduras solares. Por ello, una exposición a estas radiaciones sin estar convenientemente protegida, es algo que puede resultar muy nocivo para tu piel, tanto a largo como a corto plazo.

Si eres de las que piensa que un SPF alto no te pone morena y odias las texturas grasientas y los halos blanquecinos que dejan algunas cremas solares sobre la piel, tenemos buenas noticias para ti. Ahora la mayoría de las firmas cuentan con fórmulas y texturas que se extienden rápidamente y no dejan ningún tipo de residuo blanco, incluso en protecciones altas.

Además, utilizar cremas con protección alta solo implica que nos broncearemos de manera más gradual y con menos riesgos. ¡Ya no hay excusas para no cuidar nuestra piel como se merece! Y si encima tienes la suerte de hacerlo en una de estas 30 playas, mejor que mejor.

Verdades sobre los protectores solares

  • Aplicar el protector media hora antes de la exposición solar. VERDADERO. Con esta media hora conseguimos que la crema vaya penetrando antes en la piel. Así cuando ya nos expongamos al sol la crema hará su efecto mucho antes.
  • Si la crema hidratante o el maquillaje incorpora una protección solar alta ya no necesitas más protector solar. VERDADERO. Si tu bb crema o crema de día tiene un SPF adecuado para tu piel no hace falta que añadas ninguna crema solar en tu rostro. Las bb cream sobre todo suelen tener un protección solar bastante elevada de casa un 50. Eso sí, es cierto que debes renovar el producto en tu rostro con algo más de frecuencia ya que sino se irán los efectos y podrías exponerte mucho al sol y a sus peligros.
  • Los protectores solares protegen de las arrugas. VERDADERO. La protección solar nos ayuda contra el envejecimiento prematuro y evita la arrugas. Por eso, siempre debes utilizar protector solar ya que podrás lucir una piel más bonita y evitarás manchas causadas por el sol.
  • Después del protector solar no hay que echarse perfume. VERDADERO. Si lo haces corres el riesgo de que te salgan manchas, por lo que intenta que lo último que sea para echarte tanto en el rostro como el cuerpo sea el protector solar.
  • Después de bañarte debes aplicarte protector solar aunque sea resistente al agua. VERDADERO. Aunque sea resistente al agua debes repetir su aplicación sobre todo si pasas mucho tiempo en el agua o te secas con la toalla tras el chapuzón.
  • Debemos evitar la exposición solar entre las 11 y las 16h. VERDADERO. Según, la OCU durante estas horas las radiaciones solares son mucho más elevadas por lo que es mejor que evites exponerte al sol.

Mitos sobre los protectores solares

  • Todos podemos usar el mismo protector solar. FALSO. Dependiendo si son adultos o niños tendrán que llevar un tipo de protector solar u otro. Además, también varía mucho el tipo de protector que utilicemos si tenemos un tipo de piel u otra. Encuentra tu fototipo de piel y conoce qué tipo de protector solar es lo que necesitas.
  • Aplicar capas superpuestas de crema solar aumenta el factor de protección. FALSO: protege lo indicado, pero no multiplica el índice por aumentar la dosis.
  • Los waterproof no pierden capacidad. FALSO (con restricciones): es cierto que los protectores no conservan el 100% de su efectividad cuando nos metemos en el agua, pero no la pierde por completo. En función de la actividad que realicemos perderán más o menos eficacia, pero aún seguirán protegiéndonos en cierta medida.
  • Duran de un año a otro. FALSO (con restricciones): si no han caducado y se han guardado en condiciones óptimas, sin haberles dado el sol o una temperatura excesiva, pueden usarse. Estos productos pueden llegar a durar hasta tres años si no ha pasado su fecha de caducidad y están bien conservados, o hasta 12 meses si ya han sido abiertos.
  • Si me aplico protector una vez al día será suficiente. FALSO: el cuidado de tu piel mientras está expuesta al sol debe ser una rutina. Al menos cada dos horas debes volver a aplicar protector solar para que éste resulte efectivo.

Otros mitos sobre los protectores solares

Además de los mitos que ya hemos desmontado, existen más leyendas urbanas que circulan sobre las cremas solares y que no tienen nada de verdadero. Te descubrimos algunas más:

  • Los días nublados no hace falta utilizar protector. FALSO: Las nubes sólo bloquean la radiación infrarroja, responsable de la sensación de calor, pero las radiaciones ultravioletas pueden traspasar las nubes sin ningún problema, por lo que la mayor parte del riesgo sigue ahí aunque no puedas ver el sol. No te confíes y utiliza el protector de manera constante.
  • Antes la gente tomaba el sol sin protección y no pasaba nada. FALSO: El daño solar es de efecto acumulativo, es decir, tarda varias décadas en que sus efectos sean visibles, por lo que la gente que aseguraba eso se estaba exponiendo a daños futuros. Las manchas peligrosas y las arrugas prematuras son algunos de los posibles efectos de tomar el sol sin la protección adecuada.

Los mejores protectores solares para este verano

Aquí te traemos una lista de los protectores solares que más están triunfando este verano. Podras encontrar diferentes tipos de crema en distintas texturas y SPF. Podrás comparar entre ellos el que me se adapte a tu piel por tu tono pero también por la textura que te gusta aplicar en verano. Cualquiera de las opciones son ideales para que puedas seguir disfrutando de la playa en verano y del sol protegiéndote y evitando así manchas o enfermedades en la piel.

Clinique Sun es un protector solar que te ayuda a protegerte del sol muy bien. Tiene SPF 40 y es perfecto para personas con pieles sensibles. Además, te protege la piel contra las agresiones externas. Tiene una textura suave y delicada, y no contiene ningún tipo de aceites.

Nuestro rostro también necesita protección solar y bastante alta. Si quieres reducir el envejecimiento prematuro de la piel lo ideal es que te protejas al máximo del sol. También podrás evitar las manchas en la piel y cualquier tipo de melanoma. Este protector solar Crème Solaire Spéciale Visage de Clarins es perfecto por su alta protección, SPF 50.

'Sensitive Advanced Leche Solar', de Garnier Delial es la protección más completa contra los rayos UVB y UVA incluso largos, los rayos UV más numerosos y penetrantes, y algunos efectos de los infrarrojos, causantes de daños celulares en la piel.

'Sun beauty', de Lancaster es una leche solar para conseguir el bronceado perfecto con una total protección. Tiene diferentes texturas para una aplicación de lo más sencilla. Progresivo, rápido, intenso, este protector solar te ayudará a conseguir una piel cuidada, sana y radiante.

Sun Protege y Refresca Bruma Protectora de Nivea. Te proporcionará una agradable sensación de frescor en la piel, un efecto que resulta ideal en el verano. El formato spray es muy cómoda y mucho mejor que las de crema ya que podrás aplicar el producto mucho más rápido. Además, protege y refresca gracias a su bruma protectora de Nivea contiene una fórmula transparente y sin grasa que te aportará facilidad para extender el producto sobre tu piel. Con un SPF o factor de protección 30 que te protegerá de los Rayos UVA y UVB.

Este protector bifásico de Isdin es ideal por su textura ligera y delicada perfecta para proteger piel. Además de aportar una protección natural a la piel, potencia el bronceado gracias a su Pro-Melanonin Technology e nos hidrata adecuadamente. La piel queda más flexible, elástica y luminosa. Crema solar apta para todo tipo de pieles. Además, es resistente al agua y apto para pieles atópicas y sensibles. Su fórmula es Sea Friendly, más del 80% de sus ingredientes son biodegradables o orgánicos.

Los protectores solares de La Roche Posay son muy bueno y cuidadosos con la piel. Nos protegen del sol pero además hacen que obtengamos un bronceado bonito y saludable. Esta leche solar tiene un factor de protección bastante elevado, un 50 SPF. Además, es resistente al agua, y protege nuestra piel de quemaduras solares y manchas. La mayoría de sus protectores no contienen perfumes, ni parabenos.

Esta leche protectora solar con SPF 50 y Aloe Vera de Babaria protege del sol durante bastantes horas. Tiene una protección bastante alta para radiación UVA, UVB e Infrarrojos, con componentes aceleradores del bronceado. Evita el envejecimiento cutáneo prematuro y las quemaduras solares.Además, es resistente al agua y gracias al aloe vera contiene propiedades cicatrizantes, hidratantes y antiinflamatorias perfectas para este momento en el que la piel sufre tanto por las radiación solar.

Además:
Cómo cuidar tu piel en la playa

Cómo proteger del sol las pieles sensibles
Bronceado: ¿cómo puedo conseguirlo y prolongarlo?