Inicio / Cocina / Cocina internacional / Tajines

Cocina

Tajines

por Redacción enfemenino Publicado en 24 de septiembre de 2009

El tajín es un plato tradicional de Marruecos. Carne, pescado, verdura y especias se cuecen largamente en un utensilio cónico de barro barnizado. En Marruecos, el plato, que lleva el nombre de la vasija donde se cuece, se degusta con los dedos y pan después de haberse hecho a fuego lento durante varias horas con carbón de leña. ¡A diario, se puede cocinar un tajín en una olla y servirse en una bonita ensaladera!

Escoger el elemento base de tu tajín
¿Carne o pescado? ¡Todo depende de lo que te apetezca! Debes saber que, en la sección de pescadería, el pescado de carne tierna y blanca como el rape y el bacalao se prestan de maravilla a todas las combinaciones de tajines. Las aves o el cordero y la ternera se funden bajo los dientes después de varias horas de cocción a fuego lento. En cualquier caso, ¡no lo mezcles todo! Elige una carne o un pescado de base y procura que las verduras seleccionadas den suficiente jugo. De este modo, tu ingrediente principal podrá impregnarse de los sabores transmitidos por el zumo. También pueden hacerse tajines vegetarianos.

¿Qué especias poner en mi tajín?
Para que se haga a fuego lento durante horas tu tajín reclama un máximo de sabores. Sé generosa con el curry, el comino molido o la paprika. El cilantro, fresco o en bolitas, también tiene destaca con las carnes o los pescados elegidos. El perejil o incluso el basílico aportan un toque de frescor cuando se añaden en el último momento. Para finalizar, la canela realza los sabores de los tajines dulce-salado.

¿Qué verduras echar en mi tajín?
La patata, las zanahorias (en rodajas o en palitos) y los calabacines constituyen las verduras de base de tu tajín. Los nabos, los pimientos rojos y los tomates vienen a completar tu plato y añaden un toque de color. Por último, la berenjena, limpiada previamente, hace las delicias tanto en los tajines de carnes, como de pescados o de verduras. Y, en cualquier caso, ¡no te olvides del ajo y la cebolla o los chalotes imprescindibles para este plato!

¿Qué frutos secos añadir en mi tajín?
Los frutos secos son indispensables y, de alguna manera, el toque singular de tus tajines. Los básicos son, por supuesto, los orejones, las ciruelas pasas o, incluso, las almendras. Los dátiles y las pasas se hacen a fuego lento tranquilamente con el resto de ingredientes. Los limones confitados destacan especialmente con las aves y el cordero y la cáscara de naranja confitada les da un pequeño toque acidulado.

¿Qué tajín cocinar?
> ¡Todo es posible con el cordero fundido! Las ciruelas pasas, las almendras, la canela, las pasas, el cilantro, la berenjena, el membrillo e incluso los cardos son sus sabores aliados.
> El pollo también se defiende bien en su versión tajín. Nos gusta con limones confitados, olivas, orejones y miel. ¿Qué te parece el pollo a la calabaza? ¡Qué delicia!
> Los pescados también se funden en los tajines. La prueba: el de atún especiado a la cebolla, sardinas marinadas con verduras...
> La pintada y los muslos de pato se maceran en tajines con frutos secos.
> Por último, los vegetarianos podrán probar un delicioso tajín de verduras con olivas...

por Redacción enfemenino

Puede interesarte