Inicio / Cocina / Cocina internacional

Cocina

La barbacoa

por Elena Bonet Creado en 19 de junio de 2009
La barbacoa

Fueron los indios los pioneros de las barbacoas. Más tarde, los descubridores españoles las importaron a Europa, donde se convirtieron en un auténtico arte de vivir. Por aquel entonces los principios básicos de esta técnica culinaria eran un muro de piedra, algunas brasas bien vivas y un trozo de carne. Hoy, la cocción y las herramientas han evolucionado tanto que suponen un auténtico reto para los más intrépidos culinarios.

¿Qué uso le vas a dar a la barbacoa?
Antes de comprarla debes tener en cuenta ciertos aspectos evaluativos. ¿Tienes jardín o balcón? ¿Eres una gran aficionada de las parrilladas o tu uso de la barbacoa será más bien esporádico? Según tus instalaciones, elige un modelo fijo o móvil. Los modelos fijos necesitan un espacio suficientemente importante para albergar una construcción con piedra, ladrillo, hormigón y una campana. En cambio, los modelos móviles son mucho más polivalentes, permiten cocinar con leña o carbón de leña, gas o electricidad.

¿Qué tipo de barbacoa comprarse?
De leña o carbón de leña. Es la madre de todas las barbacoas. En una auténtica construcción de hormigón o algo más improvisada, la barbacoa de leña sólo necesita un asador y brasas para ponerse en marca. La leña dará un sabor ahumado increíble a todas tus parrilladas. Sin embargo, este modelo suele generar mucho humo y, evidentemente, no se le puede regular la temperatura.
Eléctrica .Es práctica, se puede instalar en el balcón o incluso en la repisa de una ventana porque se enchufa a la electricidad y sólo necesitarás un alargo para alejarte de la vivienda. Sin embargo, con este modelo tardarás más tiempo en hacer la comida.
De gas. En este tipo de barbacoas la cocción tiene lugar gracias al calor proporcionado por una placa de hierro, es casi inmediata y regulable. Sin embargo, su precio suele ser bastante elevado.

¿Cómo encender una barbacoa de combustión?
>En primer lugar, piensa en encender la barbacoa aproximadamente una hora antes para obtener unas buenas brasas. La llama tiende a carbonizar los alimentos, por eso deberás espolvorear las brasas con sal fina para evitar que vuelvan a prender.
>Deberás tener a mano papel de periódico y carbón de leña. No utilices esencia de alcohol para quemar, es muy dañina para ti y tu entorno.
>Cuando estos detalles estén listos, pon los alimentos en una rejilla fría para manipularlos con facilidad y nunca añadas aceite durante la cocción.
>Lo que sí puedes añadir son hierbas de romero o tomillo para perfumar la carne o echar sarmientos al carbón.

También te puede interesar

Utilizar la barbacoa con precaución
>Para todos los tipos de barbacoa, acuérdate de verificar la estabilidad e instálala en un lugar despejado. Es preferible que la de combustión la enciendas con carbón que cumpla la normativa CE.
>Hazte con un cubo de agua, arena o un extintor. No la utilices los días de mucho viento, para reducir el riesgo de incendios.
>Para las de gas, vigila que la llama no se apague; el gas podría extenderse por todo el ambiente.
>En el caso de las eléctricas, que no supere los 2000 W.
>Todas las barbacoas móviles deben cumplir la normativa de seguridad española y contar con el distintivo CE.

Elena Bonet
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte