Inicio / Cocina / Cocina internacional

Cocina

La masa quebrada, una opción crujiente y ligera como base de tus postres

por Redacción enfemenino Creado en 15 de julio de 2016
3 229 compartidos
La masa quebrada, una opción crujiente y ligera como base de tus postres© iStock

Tartaletas de fruta, algunas variantes de las cheesecake o pastelillos con crema pastelera... Todos estos dulces llevan como base una crujiente y ligera lámina de masa quebrada. A continuación, te contamos cuáles son nuestros secretos para conseguir una receta casera realmente deliciosa.

Video por Diamar Dominguez

Posiblemente algunas de las mejores tartas que hayas probado en tu vida estén elaboradas con masa quebrada. Se trata de un toque crujiente que fundido con la textura suave de la crema pastelera y la frescura de la fruta, forma un tándem irresistible si hablamos de tartas de frutas. Así que, si eres una cocinitas y te gustaría preparar por ti misma este tipo de masa, te vamos a dar nuestras claves. Para abrir boca, échale un vistazo a estas recetas dulces que tienen una pinta deliciosa:

© Pinterest

Receta

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 125 g de mantequilla en pequeñas cantidades a temperatura ambiente
  • Un huevo
  • 125 g de azúcar
  • Sal

Modo de elaboración:
Para empezar, trabajamos la mantequilla blanda y el azúcar con una cuchara de madera ahsta conseguir una especie de pasta cremosa. Después, incorporamos el huevo y mezclamos enérgicamente. En este punto añadimos también harina, sal y mezclamos con las manos hasta formar una bola. Una vez que la tengamos lista la envolvemos con film transparente y la dejamos reposar en un lugar fresco durante unos 20 minutos.

Algunos de nuestros consejos

Si bien puedes pensar que se trata de una elaboración sencilla, hay algunos puntos que debes tener en cuenta. Por ejemplo, es recomendable que no dejes que la mantequilla se funda antes de incorporarla. Si bien debe estar a temperatura ambiente, no obtendremos un buen resultado si está completamente fundida.

También es imprescindible que respetes el orden a la hora de añadir los ingredientes y que no trabajes la masa en exceso. Debes tener en cuenta que el contacto con el calor y la humedad hace que la masa se vuelva elástica y esto es un gran inconveniente para conseguir la textura crujiente de la masa quebrada.

Por otra parte, a la hora de incorporar el azúcar debes tener en cuenta que cuando más gordo sea, será más crujiente la masa. Si finalmente te decides a utilizar azúcar glas, obtendrás una masa muy fina, una pasta desmenuzable y una textura sedosa en la boca.

Una vez que hayamos dejado reposar la masa alrededor de 20 minutos en el frigorífico, es recomendable que la mantengas unos 10 minutos a temperatura ambiente antes de comenzar a extenderla.

Recuerda que a la hora de cocer esta masa, puedes hacerlo de dos formas diferentes: o bien sola sin el relleno, en cuyo caso bastarán unos 20 minutos a 180º y agregar el resto de los ingredientes en frío. Si por el contrario vas a cocer la guarnición que acompañará a la masa, debes tener cuidado para que la masa no se haga demasiado mientras el relleno se queda crudo.

Algunas alternativas:

Para llenar de intensidad tu receta, puedes incorporarle aromas a la masa. Por ejemplo:

  • Cacao para una tarta de plátano, pera o café
  • Extracto de vainilla para cualquier tartaleta de frutas
  • Café para una tarta de chocolate
  • Almendras amargas para una tarta de almendras, albaricoque, cereza o frambuesa
  • Agua de flor de naranjo para una tarta de fresa, ciruela o almendra
  • Ron para una tarta de frutas
  • Ron o albahaca para una tarta de albaricoque, fresa o melón.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
3 229 compartidos