Inicio / Ocio / Entretenimiento

Ocio

30 momentos en los que tu mejor amiga te saca de quicio

por El equipo editorial Creado en 1 de mayo de 2014
30 momentos en los que tu mejor amiga te saca de quicio© Friends

Tus amigas son imprescindibles en tu vida y las quieres más que a Ryan Gosling en 'El diario de Noah', lo entendemos. Pero vamos a pasar todas esas amistades por el filtro del humor para descubrir que hay pequeños momentos chirriantes en los que te dan ganas de matarlas... Figuradamente. No, en serio. Suelta ese bazooka.

Quien tiene una amiga tiene un tesoro. Pero a veces ese tesoro te pone de los nervios, te destroza la ropa o le cuenta tus secretillos a tu madre. Y es que incluso las mejores amigas del mundo, como Monica y Rachel, las chicas de Sexo en Nueva York o Serena y Blair tuvieron sus diferencias. Y, lógicamente, seguro que en más de una ocasión alguna amiga tuya te ha sacado de quicio. ¿No nos crees? Echa un vistazo a estos 30 momentos y ya verás como te sientes identificada con alguno. Palabrita.

Hannah, Soshanna y Marnie © Girls

1. Cuando te abandona vilmente para flirtear con alguien

Puede que nosotras mismas la empujemos a los brazos de algún hombre en un pub o en una discoteca, pero cuando la cosa va a mayores y los minutos se te empiezan a hacer más largos que la versión extendida de la trilogía de El Señor de los Anillos, deja de gustarnos la historia... ¡Al menos ven a preguntarnos si estamos bien en compañía del amigo grimoso de tu ligue!

2. Cuando te deja plantada en el último minuto

Si te lo hace muy a menudo, deberás plantearte si es realmente tu mejor amiga. Pero alguna vez nos ha pasado a todas: de repente se encuentra mal, se ha muerto el cuñado del primo de su tío segundo, está de bajón porque sigue sin superar que Leonardo DiCaprio no ganara el Oscar... ¡Patrañas! Le ha surgido un plan mejor y lo sabemos.

3. Cuando se queja de lo mismo una y otra vez pero no sigue tus consejos

No te preocupes, en algún momento aprenderás la técnica ancestral de desconectar y pensar en tus cosas mientras te cuenta lo mismo una y otra vez. Simplemente asiente, intercala muecas de interés y pena y todo irá bien.

4. Cuando se endeuda

Tu amiga tiene más deudas contigo que España con el Banco Central Europeo. "Luego te lo pago" se ha convertido en su lema de vida y, casualmente, luego no recuerda nada de eso. Grrr.

5. Cuando "accidentalmente" se compra la misma ropa que tú

Paso 1: Es tu mejor amiga para siempre jamás.
Paso 2: Te pregunta con aparente desinterés donde te has comprado ese jersey tan bonito y le contestas despreocupada que en Zara.
Paso 3: Dos semanas después lleva puesto exactamente el mismo jersey. Te responderá con un condescendiente: "Uy, jajajajaja. ¡No me había dado cuenta que era el mismo que el tuyo! jeje".
Paso 4: Desde ese día toda tu ropa te la habrán regalado o (¡qué fuerte tía!) no recuerdas donde la compraste. Has aprendido una valiosa lección, pequeña padawan.

6. Cuando te da consejos que no has pedido sobre tu apariencia o tu vida en general

Estás probando ese nuevo color de labios que le has visto a Angelina y te parece tan trendy. Sientes un poco de inseguridad pero todo iba bien hasta que QUEDAS A COMER CON TU AMIGA. Hay miradas que duelen.

7. Cuando llueven las pullitas

Alguna vez la fastidiaste con ella por alguna tontería y ese día te va a perseguir hasta que se desate el apocalipsis en la tierra, tu madre deje de hacer la mejor tortilla del mundo o se acabe la corrupción en España. Sí, las pullitas son un clásico en las amistades, lo mejor es asumirlo cuanto antes.

8. Cuando no te sigue en tus planes de unas vacaciones perfectas

Un clásico. Una noche de copas las dos parecéis estar perfectamente de acuerdo en hacer un interraíl por Europa durante tres semanas. Os tiráis horas planeándolo y, días después, ya no lo ve tan claro. ¡Pero si era el plan perfecto!

9. Cuando no respeta tu espacio

Acabáis de volver de un viaje de cinco días juntas (después de haber rechazado el maldito plan perfecto del interraíl) y tiene la imperiosa necesidad de verte al día siguiente... Y tú te sientes más agobiada que aquella vez que compartiste ascensor con Falete.

10. Cuando insiste en que haces la pareja perfecta con alguien que no te gusta

No importa cuántas veces le digas que no te gustan los chicos rubios, con ojos azules y locos por sus biceps. Siempre pensará que este chico es para ti.

11. Cuando le cuenta a tu madre anécdotas tuyas...

...Y al final acabas teniendo una incómoda conversación con ella sobre cómo perdiste tu virginidad.

12. Cuando es más alta que tú

Y consigue subirse a esos taconazos y llevarlos con esa elegancia y tú solo quieres hacer esto:

13. Cuando se vuelve rara y pasivo agresiva porque le cuentas algo genial de tu vida

Seguro que a ti también te ha pasado. Te cuentan algo tremendamente genial de su vida y, aunque te alegras, te sientes algo mal por no ser tú la afortunada, ya sea que te digan que se casan, que se van de Erasmus o que les ha tocado el último Club Expertas de enfemenino.com.

14. Cuando siempre llega tarde

Después de 30 minutos esperando en el bar, cuando ya has fichado a los camareros, has contestado a todos los Whastapp habidos y por haber y se te han acabado todas las vidas del Candy Crush Saga, empieza a resultar algo molesto.

15. Cuando no te devuelve la ropa

Lo siento, cielo. Ese vestido es mío.

16. Cuando te devuelve la ropa con desperfectos

¿Vino tinto? ¿Ketchup? ¿Salsa agridulce? Reconócelo, ahora mismo el único líquido rojo en el que piensas es su sangre.

17. Cuando cree que su estatus de mejor amiga le exime de respetar las normas de tu piso

La quieres hasta la médula pero... ¿Por qué tiene que poner los pies sobre mi silla, POR QUÉ?

18. Cuando se niega a borrar ESA foto tuya que ha subido a Facebook

Ella piensa que la foto es graciosa, pero tú incluso te encuentras cierto parecido a Chabelita en la imagen. ¡Y aun así no la borra!

19. Cuando trata tu frigorífico como su suministro de comida particular

Una cosa es la confianza y otra esto, querida.

20. Cuando se hace la experta de algo que sabes que no es cierto

Solo porque hayas oído que el último disco de Coldplay es malo eso no significa que tengas que proclamarlo a los cuatro vientos sin tan siquiera escucharlo entero. Métete con quien quieras menos con Chris Martin, ¿capisci?

21. Cuando le encantan cosas que no soportas

Como cuando te confesó entre lágrimas que no se perdía un capítulo de B&B, que no se sacaba de la cabeza el Señorita de Abraham Mateo o que se había comprado la edición extendida en DVD de Crepúsculo.

22. Cuando habla mal de cosas que te encantan

Como cuando dijo que la boda roja de Juego de Tronos no era para tanto, que Titanic siempre ha estado sobrevalorada o que Ana Botella no era la mejor cómica de este país.

23. Cuando de repente se da cuenta de que le gusta el mismo chico que a ti

Y entonces las dos tenéis que hacer la promesa de dejarle ir porque la amistad va siempre por delante. Pero te has quedado sin él.

24. Cuando solo tiene palabra bonitas hacia su ex

Oh vamos, déjalo ya, sabemos que era gracioso y simpático, pero nunca, nunca (repetimos: NUNCA) le vimos ese parecido con Adam Levine del que tanto presumías.

25. Cuando siente celos por tus otras amistades

Al principio resulta muy mono ver como tu mejor amiga siente ciertos celos hacia esa nueva compañera de trabajo con la que te llevas tan bien, pero luego tiene que entender que en tu corazón siempre habrá hueco para ella. Y para Christian Bale.

26. Cuando exagera hasta límites inadmisibles

Como aquella amiga delgadísima que no para de comer Donettes y que se queja porque dice haber engordado medio kilo en las dos últimas décadas.

27. Cuando recuerda aquel fin de semana como el mejor de vuestra vida y tú... NO

No importa cuántas veces te lo diga ni cuantas veces se ría contándoselo a los demás: aquella fiesta no fue para tanto.

28. Cuando no sigue tu ritmo

Tienes unas ganas tremendas de pasártelo bien, salís esa noche esperando que sea legendaria y, cuando parece que empieza lo mejor, se quiere marchar y te deja con más ganas de fiesta que Lindsay Lohan después de haber bebido cuatro mojitos y estrellado un par de descapotables.

29. Cuando te compara con alguien a quien detestas

Por si no hubiera sido suficiente que te llamasen jirafa o cuatro ojos en el instituto, de repente a tu mejor amiga le da por decirte que tienes cierto aire a Uma Thurman. ¿Qué necesidad había?

30. Y sobre todo: cuando se ataca a sí misma

Porque, a pesar de todo, aunque a veces nos podamos enfadar con ella por alguna de estas tonterías, la queremos más que a nada y nos molesta a rabiar ver cómo no para de sacarse defectos. Si tan solo viera la mitad de las virtudes que nosotras le vemos, se querría muchísimo más, ¿verdad?

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …