Inicio / Ocio / Entretenimiento

GH VIP: Adara arruina el triángulo amoroso más surrealista del reality

Video por Patricia Álvarez Creado en 9 de octubre de 2019

La entrada de Pol Badía como nuevo concursante de pleno derecho ha provocado un tsunami de emociones en Guadalix. Los tensos reencuentros que vivió el luchador con Adara y el maestro Joao hacen que la sombra de un nuevo montaje sobrevuele Guadalix, ¿pasará a un segundo plano la carpeta entre Estela y Kiko?

por Isabel Gallardo

¡Habemus culebrón! Por favor, que alguien le diga a Divinity que pare ya de emitir telenovelas turcas y se pase por la casa de Guadalix, que va a tener dramones asegurados hasta 2050. En GH VIP se ha vivido una de las noches más emocionantes desde que Lucía Parreño entró por la puerta con el único objetivo de destruir la relación de su ex novio -acordarse de Paula llorando a moco tendido mientras Omar Suárez volvía con Lucía a golpe de: ‘’sabes que eres mi beba y siempre vas a serlo’’, muy millennial, todo- y es que la entrada de Pol Badía ha marcado un antes y un después para dos de las personas más importantes de su pasado.

Adara, condenada a convivir con su pasado

Madre mía, madre mía, madre mía, madre mía… Si Adara no repitió estas dos palabras mil veces que Aramís Fuster nos castigue apareciendo en nuestros sueños todas las noches hasta el fin del reality. ¡La que se lío en la casa fue menuda! Después de una hora y media de reloj intentando averiguar si realmente lo de Kiko y Estela es un cutre montaje o es que los chavales se han enamorado como adolescentes, el concurso dio un giro ‘’inesperado’’ (en realidad, de inesperado nada porque estaba todo más cantado y preparado que las conversaciones del público en Got Talent) y abrió la puerta a una nueva trama que ya se ha convertido en la favorita de la edición.

Pobre Estelita, ¡qué decepción más grande se llevó! Y no nos extraña porque después de la que está liando intentando hacer ver al mundo en general y a su marido en particular que lo suyo con Kiko es solo una estrategia para dar juego, su cara se hizo poema cuando vio que por la puerta entraba el ex de Adara, ¡con las ganas que tenía ella de ver aparecer a alguien relacionado con su historia! Ay, Estelita de mi corazón, nuestra mala maléfica de la edición, la tramposa más casposa y la reina de los dobles sentidos; querida, tu Dieguito está más escondido que Almeida después de asegurar delante de una clase entera de niños que la catedral de Notre Dame es más importante que el pulmón del mundo, ¡te ha salido el tiro por la culata!

Descubre: Ranking de los 60 famosos más infieles, ¿con quién engañaron a sus parejas?
La doble vida del novio de Pamela Anderson © web sport.net

Pero, volvamos a la salsa, al mejunje de la noche, es decir, a la entrada de Pol Badía. Por primera vez y sin que sirva de precedente, es nuestro deber darle la razón a Antonio David Flores, pues para llorar tantísimo, al maestro Joao no le brotó ni una lagrimita. ¡Menudo peliculón se marcó el adivino en pleno directo! Solo digno de los 188 capítulos Pasión de Gavilanes. Mientras Sofía Suescun dejaba a Kiko delante de toda España dando por zanjada su relación con un: ‘’para mí ahora es el novio de Estela’’, en Guadalix los ánimos no estaban tampoco para echar cohetes precisamente.

¿Os ha pasado alguna vez eso de, reencontraros con esa ex pareja que dabais ya por desaparecida? Sí, amigas, a veces, lo pasamos tan mal tras una ruptura que esperamos con todo nuestro cuore no volver a ver jamás a esa persona. Por desgracia para Adara, su deseo no pudo hacerse realidad y, tras dos años separados, la magia de Gran Hermano volvió a unir esta historia de amor tan dolorosa para la concursante. Después de sacar todos los trapos sucios, la ex pareja se despidió sin saber que muy pronto conocerían el gran bombazo: iban a convivir juntos de nuevo.

Aquella casa que vio florecer su amor se convierte ahora en la peor pesadilla de la madrileña que, unida más que nunca al maestro Joao, tendrá que ver con sus propios ojos de qué lado de la balanza se posiciona el vidente. Si es listo, y viendo el teatrillo que se ha montado tenemos claro que lo es, no dejará que nada ni nadie dinamite su relación con Adara, pues su amistad es un billete directo a la final, siempre y cuando el jueves sea Kiko el expulsado. El que también es más listo que el hambre es Pol, que viendo el cariño que le tiene la audiencia a Adara se ha pegado a ella como mosca a la vaca, como polilla a la luz, como Alejandro Albalá a las famosas españolas, vamos, que tiene clarinete que la de Alcobendas juega en otra liga y tiene ya en el bolsillo medio maletín. Mejor llevarse bien con ella, ¿no?

El astuto montaje de Joao y Pol, ¿al descubierto?

Hace unos días, el supuesto amante del maestro Joao, Rubén, hacía su aparición maestra en el plató de Viva la vida con la intención de desenmascarar al adivino y los intereses puramente económicos que le habrían hecho ‘’enamorarse’’ de Pol Badía. Al parecer, Rubén está seguro de que la relación entre Joao y Pol ha sido siempre una farsa alimentada exclusivamente por el ansia de ganar dinero. Pero, ¿cuál es la verdad en toda esta historia?

En primer lugar, tenemos a un Joao derrumbado tras la entrada de su pareja, cosa extraña teniendo en cuenta que no ha entrado de visita el payaso de Saw, sino el que supuestamente es el amor de tu vida. En segundo lugar, tenemos las confesiones del vidente, unas duras declaraciones en las que aseguraba que, al salir de la casa, iría corriendo a buscar a este nuevo amante llamado Rubén. Y en último lugar, pero no por ello menos importante, nos encontramos a Pol Badía, el luchador que llega con ganas de ganarle el combate al amor, reconquistando a su maestro e intentando que su mal rollito con Adara no haga volar por los aires el chalete de Guadalix de la Sierra.

Total, que como dice Kiko Jiménez, aquí se va armar la marimorena porque, vamos a ver, ¿qué hace Joao contando su supuesta infidelidad en una habitación con más cámaras que la presentación del primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, para luego acabar diciendo que ama a Pol y que todo lo que ha dicho ha sido prácticamente en bromi? No, en serio, ¿qué está pasando aquí? La audiencia, santa y soberana ha hablado y son muchos los que creen que el culebrón que se han marcado estos dos es más falso que las pelucas de Miguel Vilas. La pregunta es, ¿ha sido un montaje orquestado por la pareja o, por el contrario, el bajón máximo de Joao tendría sentido al no tener ni idea de los maquiavélicos planes de su pareja para desestabilizar su concurso? ¿Se creerá la audiencia su historia y dejarán en la casa a Joao para ver como evoluciona su trío con Adara y Pol? ¿Se hartarán de tanta mentira y mandarán al vidente de vuelta a su casita? ¿Conseguirán arreglar sus diferencias Adara y Pol o, se declararan la guerra dividiendo de nuevo a la casa en dos bandos? ¡No podemos esperar al jueves!