Inicio / Ocio / Entretenimiento / GH VIP: ¿Montaje o ‘’amarre de amor’’? La verdad sobre la relación entre Pol Badía, y el maestro Joao

GH VIP: ¿Montaje o ‘’amarre de amor’’? La verdad sobre la relación entre Pol Badía, y el maestro Joao

Video por El equipo editorial Creado en 14 de octubre de 2019

Pol Badía ha reconocido que él no se considera homosexual, de hecho, solo le gustan las mujeres y el maestro Joao, unas declaraciones algo contradictorias que ponen en el punto de mira la historia de amor del concursante con el vidente. ¿Qué tiene Joao que ha vuelto tan loco a Pol? Y lo más importante, si solo le gustan las chicas, ¿qué clase de hechizo ha utilizado para conquistarle?

por Isabel Gallardo

Toda información que guarde algún parecido con la realidad es pura coincidencia. Repetimos, no hemos reunido a la bruja Lola, Rappel y Esperanza Gracia para la realización de este artículo, únicamente nos hemos basado, siempre desde el punto de vista del humor, en el extraño comportamiento de dos de los concursantes más mediáticos en la última edición del reality más longevo de España. Dicho esto, ¿cómo ha conseguido el maestro Joao enamorar hasta las trancas al luchador y ex novio de Adara Molinero, Pol Badía? ¿En qué complicadas circunstancias se encontraba el ex Gran Hermano para caer rendido a los pies del vidente si, supuestamente, no siente ningún tipo de atracción por los hombres?

‘’Amarres de amor, que han llegado a tu corazón’’

Hemos tuneado un poquito la canción de El Barrio (Cartitas de amor) para dar título a esta exhaustiva investigación sobre el posible embrujo que habría ejecutado el maestro Joao para convertir a Pol Badía en el hombre de sus sueños. No, no estamos locas. Y sí, sabemos lo que queremos y, queremos entender cómo es posible que el ex novio de Adara esté tan loquito por los huesos de su maestro, tanto como para perdonar mentiras, infidelidades, desplantes y salidas de tono de lo más desagradable.

Descubre: Ranking de los 60 famosos más infieles, ¿con quién engañaron a sus parejas?
La doble vida del novio de Pamela Anderson © web sport.net

¿Le ha hecho Joao un ‘’amarre de amor’’ a Pol? Según varias fuentes (no oficiales), el ‘’amarre de amor’’ consiste en un tipo de conjuro que según algunas tradiciones mágicas es capaz de generar en la persona que recibe el hechizo, una serie de sentimientos de amor hacia la persona que lo realiza. ¡Está to inventao! Se acabaron las piedras de la suerte en los exámenes, las cartas del Tarot para averiguar si te darán al fin ese trabajo que tantas esperas, las fotos en el congelador para bloquear las malas energías de esa vecina que no te cae nada bien… Ahora lo que se llevan son los hechizos amorosos. Sí, sí, como si nos hubiésemos metido de cabeza en la serie Sabrina, cosas de brujas, los ‘’amarres de amor’’ empiezan a ser conocidos en el mundo entero y, para desgranar aún más su significado, qué mejor manera que mostrarlo con datos tan reales como la vida misma, una historia de amor surrealista e inverosímil que ha puesto patas arriba a España entera, la de Pol y Joao.

Hace unos días, el luchador admitía que él no sentía ningún tipo de atracción por otros hombres que ni fueran Joao, de hecho, se declaraba abiertamente heterosexual. Es decir, que solo Joao ha conseguido conquistar su tierno corazoncito, llegar a lo más profundo de su ser, provocar en él las mariposas más salvajes desde que Brad Pitt dejara compuesta y sin marido a la ideal Jennifer Aniston, por culpa (o fortuna) de los encantos de la polémica, a la par que preciosa, Angelina Jolie. ‘’Yo no me considero gay, me gustan las chicas y Joao. Soy un tío superabierto, superchachondo, supermoderno, me gusta gustar, me gusta el tonteo…’’ Así definía Pol su forma de ser, nada que pueda sorprendernos, de momento, porque el ex de Adara también aprovechó para hablar de sus inicios con Joao, dejando a todo el mundo con la boca abierta ya que, contra todo lo que podíamos imaginar, fue Pol y no Joao el que se atrevió a dar el primer paso.

’Yo le escribí porque me gustó su concurso en Supervivientes, entonces empezamos a hablar y empezamos a quedar, yo les decía a mis amigos: ‘Estoy sintiendo algo que nunca he sentido por una persona de mi mismo sexo’. Nunca había sentido atracción hacia un hombre, siempre había estado con chicas’’. Bueno Pol, eso de ‘’nunca había sentido atracción hacia un hombre’’, vamos a dejarlo mejor en un ‘’tal vez’’, porque aquel beso con el actor Fernando Tejero o su curiosa amistad en GH con Miguel Vilas, dejaron bastante clarinete que a Pol no solo le gustan las mujeres. El problema no está en que a Pol le gusten los hombres, sino que, a pesar del comportamiento de Joao en los últimos días, el luchador sigue convencido de recuperar ese amor y ahí es donde comienzan las dudas. De nada le ha servido conocer la supuesta infidelidad del maestro con un tal Albert Armenteros, las pocas ganas que tiene de volver con Pol o el escaso interés que le pone a su relación, Pol quiere volver con él a toda costa y, aunque está dolido por la situación, está seguro de querer reconquistar a su Joao.

El maestro Joao, reincidente en los ‘’amarres’’

Durante la primera edición de GH Dúo, María Jesús Ruiz, ganadora del maletín y ex novia del empresario Julio Ruz, aseguraba que su ex le había hecho uno de esos ‘’amarres’’. Fue entonces cuando el programa de Ana Rosa Quintana se puso en contacto con el maestro Joao, gran conocedor de este mundillo y por lo visto, experto en esos hechizos de amor de los que María Jesús hablaba.

‘’Ví que tenía algo negativo e hicimos el ritual para quitárselo. Gil Silgado pagó para que se lo quitaran. ¿Para quitárselo? Yo hago algo que no hace nadie en toda Europa que es el algodón chamánico, que quita las larvas astrales de la persona, toda la basura astral que hay en la persona’’. Entre risas y con todo el Kit antiamarres, Joao explicaba hace apenas un año a la reportera de AR con pelos y señales (más pelos que señales, todo hay que decirlo, pues para este tipo de conjuros, lo más habitual es coger pelos de la persona a la que va dirigido). Dicho esto, podemos asegurar entonces que Joao es todo un experto en el arte de los ‘’amarres’’. ¿Se explicaría así el enchochamiento máximo de Pol con el vidente?

Embrujo o montaje, ¡hagan sus apuestas!

No nos volvamos tarumba, sabemos que, lo más probable es que Pol se enamorara de Joao porque sí, como se enamoran miles de parejas al día y como se desenamoran otros miles. Pero, es mucho más divertido pensar que el maestro habría ideado un brillante plan para dejar prendadito al catalán. Plan que ha tenido que abortar desde que conociera a esta nueva personita especial que no puede quitarse de la cabeza, hasta tal punto, de llegar a dejar a Pol en directo. Sí, ¡última ruptura en la casa más famosa de Guadalix!

‘’Uno no puede decidir sobre sus sentimientos. Seguiré dufriendo mientras te vea ahí, pero me acuerdo de esa persona y tengo que decírtelo. No te quiero engañar. Lo siento tanto, Pol’’. Justo el día en el que se cumplía un año y un mes desde que se conocieran, Joao ha decidido poner fin a su relación, dejando a Pol frente a toda España y, mientras muchos piensan que, en realidad, toda su historia de amor ha sido un cutre montaje orquestado para vivir del cuento y hacer dinerito, Pol se encuentra ahora en uno de los peores momentos sentimentales de su vida. ¿Utilizará Joao el algodón chamánico con su ex para que deje de sufrir por su cuerpo serrano o, por el contrario, hablará por fin Pol del supuesto montaje de su fallida relación con el adivino? Cabe recordar que hace unos meses se sentaba en el plató de Sálvame la joven Laila, una chica que, presuntamente, conocía perfectamente la película que se había montado la pareja para pasearse por la televisión a costa de su propia farsa. Laila aseguró que conoció a Pol durante una noche de fiesta y que éste le confesó su montaje con el maestro Joao: ‘’es cosa de los dos’’.

Y además:
GH VIP: Sofía Suescun y Kiko mueven ficha en su montaje, ¡pasando la noche juntos!
GH VIP: Crónica de un tongo anunciado, Mila Ximénez pide su ropa de invierno
GH VIP: Víctor Sandoval destapa el cutre montaje de Diego Matamoros y Estela Grande