Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer

Mujer hoy

Senegal y otros países que prohíben el uso del burka en su lucha contra el terrorismo

por Cristina Gonzalez Creado en 24 de noviembre de 2015
Senegal y otros países que prohíben el uso del burka en su lucha contra el terrorismo

Hasta ahora, el debate en cuanto a la prohibición del burka siempre ha estado asociado a motivos religiosos. Sin embargo, en las últimas semanas, países como Senegal han decidido vetar esta vestimenta con el objetivo de evitar que se camuflen terroristas en ella.

El terrorismo siempre ha sido una cuestión de Estado que preocupa a muchos países, pero la alarma se ha disparado especialmente tras los ataques sucedidos en Francia el pasado mes. Sin embargo, Europa no es el único continente que se ve afectado por estos actos irracionales, intolerables y cargados de un lamentable fanatismo religioso. Cada día, países de Oriente Medio y África sufren las consecuencias de esta lacra: en Siria se suceden ataques prácticamente a diario por parte del autodenominado Estado Islámico. En los últimos días, los bombardeos rusos para acabar con terroristas han terminado también con la vida de 13 civiles (sumados a los 403 del mes pasado) y han causado docenas de heridos, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

En África, el grupo terrorista Boko Haram martiriza también a países como Nigeria, Chad o Camerún, donde también se han sucedido ataques en las últimas semanas. Ante esta situación y con el fin de fomentar la seguridad, algunos países han decidido tomar medidas. Una de ellas, que afecta directamente a las mujeres, es la prohibición del uso del burka o el niqab en lugares públicos. Con ello se pretende evitar que los posibles terroristas se camuflen y facilitar la identificación de los ciudadanos.

© iStock

El último país en llevar a cabo esta prohibición ha sido Senegal, quien hizo pública su normativa el pasado 17 de noviembre. Aunque previamente, su presidente, Macky Sall, ya lo adelantó durante su intervención en el Foro Internacional sobre Paz y Seguridad en África. "El velo integral no forma parte de nuestra cultura, ni de nuestras tradiciones, ni siquiera entra dentro de nuestra concepción del Islam", afirmaba. "Debemos tener el coraje de luchar contra este exceso de imponer una forma de ser".

Otros países africanos cuentan ya con esta prohibición: Chad vetó el burka en junio, tras un atentado suicida que acabó con la vida de 33 personas. "El uso del burka debe frenarse inmediatamente, no sólo en los lugares públicos, sino en todo el territorio. Un mes más tarde, Camerún amplió esta medida en el país y Gabón, el mes pasado, también la estableció "por razones de seguridad" y con el fin de poder identificar a cualquier persona y en cualquier lugar.

En cuanto a Europa, en los últimos años se han ido sumando a la prohibición del burka países como Francia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Italia o parte de Alemania. Esta restricción se extiende a su uso en lugares públicos o centros educativos y puede sancionarse con una multa de entre 150 a 400 euros. En nuestro país no está prohibido, principalmente porque no es frecuente el uso del burka, sino del velo (hiyab), y en este último caso el rostro queda al descubierto. Sin embargo, se está planteando regular su uso en la ley de seguridad ciudadana.

Mujeres y terrorismo

Nos resulta imposible entender qué motivos llevan a alguien a involucrase en el terrorismo, pero lo cierto es que últimamente las adhesiones a la yihad islámica son más frecuentes que nunca, o al menos más noticiosas. En ellas también participan mujeres, las cuales son reclutadas y entrenadas para convertirse en terroristas, y así lo pudimos ver en un vídeo difundido por el propio grupo islámico.

De hecho, el mes pasado, Jorge Fernández Díaz, Ministro del Interior informó que el cerebro de los atentados en París, Abdelhamid Abaaoud, intentó captar a través de Internet a mujeres residentes en España para que se unieran al Estado Islámico en Siria. La Liga Antidifamación identificó a 15 mujeres vinculadas al extremismo islámico entre 2014 y 2015, y un estudio de la Universidad George Washington sobre el Estado Islámico halló que una tercera parte de casi 300 cuentas de Twitter de partidarios del grupo radical vigiladas en Estados Unidos, en un periodo de seis meses, parecían ser de mujeres.

Cristina Gonzalez
Cristina González es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y desde entonces ha trabajado en comunicación y prensa digital. Se ha …