Inicio / Pareja / Sexualidad / Todo lo que debes saber sobre la libido femenina

© iStock
Pareja

Todo lo que debes saber sobre la libido femenina

por Redacción enfemenino Publicado en 28 de septiembre de 2018
372 compartidos
A-
A+

El deseo sexual femenino es algo que toda mujer debe conocer al cien por cien. Saber qué le excita y mantenerlo vivo son dos cosas que se consiguen con la práctica. Pero, ¿de dónde viene la libido?¿Qué es la libido? ¿Cómo se manifiesta en las mujeres? ¡Sigue leyendo!

Si te preguntas qué es la libido o lo sabes pero tienes muchas dudas sobre ella, esto te interesa. Para empezar, debes saber que la libido es el deseo sexual. Sobre la intensidad del mismo intervienen diferentes factores, tanto físicos como psicológicos: el estilo de vida, la educación, las hormonas, las fantasías, los sentimientos, etc.

Cuando el deseo está en su cumbre, provoca una excitación física. ¿Quieres saber a qué se debe esto? ¡Descubre aquí todo lo que debes saber sobre la libido femenina!

La libido según Sigmund Freud y Carl Gustav Jung

A pesar de la sencilla definición que te hemos dado sobre la libido al inicio, lo cierto es que estos dos psiquiatras desarrollaron el concepto de una forma mucho más completa durante su carrera.

En el caso de Sigmund Freud, la libido es el afecto que está relacionado con una determinada pulsión. En sus primeros trabajos fue definido desde un punto de vista únicamente sexual, pero más adelante relacionó el concepto a la energía vital y productiva del ser humano.

Carl Gustav Jung, por su parte, en ningún momento consideró a la libido eminentemente sexual, sino que la definió como una energía vital amplia e indiferenciada. De esta forma la libido puede relacionarse con otras funciones y sectores que no tienen nada que ver con la sexualidad.

La influencia de las hormonas en la libido

Las hormonas del deseo son los estrógenos y la testosterona, producida por los ovarios. Las fluctuaciones hormonales, particularmente en el transcurso del ciclo menstrual, influyen particularmente sobre la intensidad del deseo femenino. De esta forma, pueden provocar un aumento o una disminución del mismo.

Durante los días que preceden a la ovulación, nuestro cuerpo registra un pico de estrógenos, por lo que nuestra libido está en su apogeo (salvo en las mujeres que toman anticonceptivos, por supuesto). En cambio, tras el parto, segregamos prolactina, una hormona antideseo. Esto explica que, a menudo, se produzca una disminución de las relaciones sexuales después de un embarazo, lo cual puede plantear problemas en numerosas parejas.

Factores psicológicos que afectan a la libido

El cerebro tiene mucho poder sobre la excitación sexual. Tener una mente abierta no tiene nada que ver con la edad física, influye más en la edad sexual. Esto es una actitud, depende de como lleves tus relaciones sexuales, si te gusta experimentar y probar cosas nuevas serás una persona joven en lo que a sexo se refiere, si te aburre el tema o cada vez tienes menos ganas, ¡has envejecido! ¿Sabes cuál es tu edad sexual? ¡Descúbrelo con este test!

Deseo sexual con los años

La libido aumenta con el tiempo y, sobre todo, con la experiencia. La madurez sexual se sitúa hacia los 35 años. Con la menopausia, el índice de estrógenos disminuye, los ovarios generan menos testosterona.

Pero, como los factores psicológicos también intervienen, el deseo no desciende forzosamente: las mujeres, al tener más tiempo para pensar en ellas y en su pareja, conceden un mayor espacio a su vida sexual. Esto se pueden traducir en un aumento del placer durante la relación sexual y, por tanto, mayor apetito.

Los trastornos del deseo sexual

Suele pasar que un problema de salud, un medicamento, el estrés, el cansancio o incluso una dificultad en el seno de la pareja acaban bloqueando el deseo. Esta baja de la libido a menudo es pasajera. En cambio, si el problema persiste en el tiempo, no dudes en hablarlo con tu pareja y en consultar a un especialista, que podrá ayudarte a encontrar el origen del bloqueo.

También debes tener en cuenta que muchas veces, aunque apetezca menos, es posible volver a activar el deseo a través de la práctica. Prueba a autoexplorarte, a masturbarte, a redescubrir tus zonas erógenas... A continuación te damos más consejos que pueden ayudarte. Por supuesto, no se trata de forzarse, la intensidad de la libido no siempre tiene por qué ser la misma y hay que saber escucharse en cada situación.

Cómo aumentar la libido

Como ya te adelantábamos, en muchas ocasiones aumentar la libido es más sencillo de lo que parece. Aquí te damos varios consejos que pueden ayudarte:

  • Descansa lo suficiente: no dormir las horas necesarias y estar cansada todo el día no favorece nada al deseo sexual.

  • Evita el estrés: lo sabemos, no es nada fácil, pero el estrés puede matar la libido y empeorar tu vida en muchos aspectos. Te recomendamos que intentes organizarte bien para no estresarte, recurrir a la respiración consciente y buscar momentos de tranquilidad a diario. ¡Ya verás como tu apetito sexual lo nota!

  • Aliméntate bien: al igual que el descanso, alimentarte de forma saludable también puede tener un impacto sobre la libido. Además te sentirás mucho mejor en general y tendrás más energía, así que todo son ventajas.

  • Ten más contacto con tu pareja: como dicen, "el roce hace el cariño" y para que surjan llamas entre vosotros es muy conveniente que las muestras de cariño formen parte de vuestra relación a diario. Algo tan simple como un beso de despedida, caricias o dormir abrazados pueden marcar la diferencia.

  • Cultiva las emociones: la libido tiene un gran componente emocional, por lo que es muy beneficioso que cuides este aspecto de la pareja. Hablar sobre cómo os ha ido el día, vuestros proyectos en común o recordar momentos felices pueden reforzar mucho la relación.

  • Busca la ocasión: a veces parece que no tenemos tiempo para nada, por eso es importante que reserves determinados momentos para dar rienda suelta a la pasión con tu pareja.
  • Cuida los preliminares: seguro que lo has escuchado mil veces, pero es que es primordial. Dedicad tiempo a los preliminares para que el deseo aumente y disfrutéis mucho más.

  • Lee novelas eróticas: la lectura erótica hará que tu imaginación se dispare y aumentará tu libido. Además, te dará muchísimas ideas para poner en práctica.

  • Innova: la rutina puede matar el deseo sexual, por eso te recomendamos que siempre que puedas intentes hacer cosas nuevas para que tus ganas e interés aumenten. Una buena opción puede ser probar juguetes sexuales para aumentar el placer como los que te proponemos a continuación. ¿Te apetece?

Descubre: Top 100 juguetes sexuales: ¿con cuál te quedas?

Juguetes sexuales © iStock

Y además:
100 juguetes sexuales para aumentar la pasión, ¿con cuál te quedas?
¿Eres activa sexualmente? Cómo actuar ante la falta de deseo sexual
20 formas muy efectivas de subir la libido de forma natural

por Redacción enfemenino 372 compartidos