Inicio / Pareja / Sexualidad

Pareja

Luz verde para la viagra femenina: ¿estás preparada para la revolución sexual?

por Redacción enfemenino Creado en 19 de agosto de 2015
Luz verde para la viagra femenina: ¿estás preparada para la revolución sexual?© iStock

Flibanserina. Ese es el nombre de la pastillita de color rosa que promete devolver el deseo sexual a las mujeres, aunque todo el mundo ya la llama viagra femenina. Su comercialización acaba de ser aprobada en Estados Unidos, por lo que a partir de octubre ya será una realidad para millones de mujeres, aunque eso sí, la polémica sobre sus efectos reales está servida. Y tú, ¿estarías dispuesta a probarla?

La aparición de la viagra convencional supuso una revolución para las relaciones sexuales de millones de parejas en todo el mundo. La solución, al menos de forma temporal, de la disfunción eréctil puso fin en buena medida un problema que muchos hombres (y en consecuencia mujeres) sufrían con una lógica y gran frustración. La viagra puso entonces fin a ese "querer y no poder" pero, ¿qué hay de las mujeres? Ahora casi 20 años después, parece que podemos decir que la viagra femenina es una realidad. ¿Quién dijo miedo al kamasutra? La 'pildora rosa' promete que ellas se animarán con todas y cada una de estas posturas...

Descubre: Kamasutra: las 100 mejores posturas del Kamasutra
Las mejores posturas del Kamasutra © iStock

Pero, ¿cómo funciona la viagra femenina? ¿Es seguro que se ponga a la venta? ¿Qué efectos tiene? ¿Es apta para ti? Vamos por partes...

Qué es la viagra femenina y para quién está indicada

Comúnmente denominada viagra femenina, lo cierto es el nombre con el que se comercializará a partir del 17 de octubre de 2015 en Estados Unidos es Addyi. Su término químico es flibanserina, y se trata de una sustancia cuyo objetivo es potenciar el deseo en mujeres premenopáusicas que sufren el conocido desorden de deseo sexual hipoactivo. Probablemente, como ha sucedido con su versión masculina, con el paso del tiempo vendrían mejoras hacia este medicamento que ampliarán el número de mujeres que pueden utilizarlo.

​¿Pero cómo funciona exactamente? Mientras que la viagra masculina aumenta el flujo sanguíneo, la femenina lo hace sobre el cerebro de las mujeres, incrementando los niveles de dopamina y norepinefrina y disminuyendo la serotonina. Inicialmente fue investigada como medicamento antidepresivo, aunque posteriormente se comprobó que funcionaba aumentando el deseo sexual.

La idea de esta 'píldora rosa' no es nueva. La FDA (Administración para los Alimentos y Medicamentos) es la asociación estadounidense encargada de su aprobación o de su rechazo dijo "no" en dos ocasiones a este medicamento. Sin embargo, tras una tercera puesta de largo, y después de que un comité de asesores recomendara aprobar su comercialización, la FDA ha dado luz verde a la viagra femenina. Llegará a las tiendas en octubre de este mismo año.

"La aprobación ofrece a las mujeres consternadas por su bajo deseo sexual una posibilidad de tratamiento aprobado", explicó la doctora Janet Woodcock, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) de la FDA. "El tratamiento con Addyi sólo estará disponible a través de profesionales sanitarios certificados y farmacias certificadas. Los pacientes y los médicos prescriptores deben comprender totalmente los riesgos asociados con el uso de Addyi antes de considerar el tratamiento", concluyó Woodcock. Y es que sobre sus riesgos y efectos secundarios se ha hablado largo y tendido.

¿Es efectiva la viagra femenina?

El principal problema a la hora de aprobar el medicamento en las anteriores ocasiones fue que los resultados no eran para tirar cohetes. En los ensayos clínicos que se realizaron, se hizo probar la viagra a mujeres con una media de dos o tres actos sexuales satisfactorios al mes, y tras el consumo del fármaco, el número de relaciones satisfactorias solo aumentó en uno más por mes. En este ensayo de 24 semanas, la farmacéutica que ha desarrollado la flibanserina, Sprout Pharmaceuticals, afirma que ha conseguido ayudar a entre el 46% y el 60% de las mujeres que lo tomaron.

En cambio, uno de los expertos que componían el comité de la FDA afirmó que, ajustando los resultados al efecto del placebo, el medicamento en realidad solo había ayudado a mejorar las relaciones sexuales del 10% de las mujeres en estudio. A sus, de momento, no demasiado elevados resultados, se unieron sus posibles efectos secundarios (desmayos, mareos, sueño, disminución de la presión arterial, náuseas...) lo que provocó su rechazo en las dos anteriores ocasiones.

Viagra femenina: objeto de polémica

Aunque la idea de la viagra femenina es ciertamente maravillosa, su ejecución no ha estado exenta de polémica. A día de hoy, la FDA ha aprobado 26 medicamentos para mejorar la vida sexual de los hombres, mientras que hasta ahora no se había hecho nunca lo propio con la vida sexual de las mujeres. En la aprobación de este medicamento, por tanto, hay quien asegura que hay mucho de márketing. La campaña 'Even the score', por ejemplo, luchaba por la aprobación de este fármaco como una forma de comenzar a atajar los problemas sexuales femeninos, ya que es obvio que hasta el momento solo se había luchado por solucionar las disfunciones sexuales masculinas.

Quién sabe, un éxito rotundo en el interés hacia la viagra femenina a raíz de este caso podría provocar un mayor interés por las farmacéuticas en buscar soluciones a la falta de deseo en la mujer y dar con un medicamento más efectivo para aumentar la libido. Y mientras unas asociaciones feministas, como la Organización Nacional para la Mujer, acusaron a la FDA de someter a este medicamento a mayores controles que a los fármacos del mismo tipo para hombres; otras, en cambio, critican que se apruebe su comercialización dados sus moderados resultados.

Y en medio de la oleada de críticas, la FDA ha tomado al fin su decisión, por lo que las píldoras rosas, bajo el nombre de Addyi, estarán en las farmacias estadounidenses desde el 17 de octubre de este mismo año. De su llegada a Europa, a Latinoamérica o a otros países, aunque no parece que vaya a tardar demasiado, no se sabe nada de momento.

Desde que se aprobara en 1998 la comercialización de la viagra, la vida sexual de los hombres ha mejorado notablemente, al igual que se ha perfeccionado el medicamento durante este tiempo. Entonces, ¿por qué no iba a suceder lo mismo con la viagra femenina? ¿Cuáles serán los primeros resultados de su comercialización? ¿Será, como parece previsible, todo un éxito? ¿Nos quedará mucho para descubrir sus efectos en el Viejo Continente? Desde luego, algo está claro: con sus pros y sus contras, ya era hora de hablar y tratar de forma igualitaria este tipo de temas.

De momento, y hasta que llegue a nuestro país, habrá que seguir intentándolo de la forma tradicional: con confianza y cariño, haciendo hincapié en los preliminares y ayudándonos de lubricantes y juguetes sexuales.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …