Inicio / Belleza / Tratamientos / ¿Es posible acabar con los poros dilatados? Te contamos cómo disimularlos

Belleza

¿Es posible acabar con los poros dilatados? Te contamos cómo disimularlos

por Maria Martin de Aguilar Creado en 12 de noviembre de 2019
© GettyImages

Los poros abiertos son incómodos, no nos dejan lucir un maquillaje perfecto y se convierten en granitos y espinillas con facilidad. Pero tenemos una buena noticia, y es que sabemos cómo acabar con esos poros dilatados y reducir su tamaño para lucir una piel suave y lisa. ¡Toma nota!

Una de las principales preocupaciones a la hora de maquillarnos son esos pequeños surcos que se marcan en la zona de la nariz, mejillas, la barbilla y, en algunos casos, también en la frente. Estas pequeñas marcas o "agujeritos" son los poros dilatados o abiertos y no se deben a otra cosa que el mal cuidado de la piel unido, además, a factores genéticos. Sea cual sea el motivo, no podemos negar que estos puntitos no son del agrado de nadie y pueden ser muy incómodos.

Video por Carla Dominguez

¿Por qué tengo los poros dilatados?

Los poros son los orificios diminutos de la epidermis que permiten que la piel transpire y mediante los cuales el sebo, producido por las glándulas sebáceas, lleguan a esta capa superficial de la piel para hidratarla. Y es que esta sustancia natural actúa como una crema preservando la elasticidad de la piel.

Sin embargo, el exceso de sebo y la acumulación de células muertas y de partículas de la contaminación ambiental pueden obstruir estos pequeños orificios haciendo que se abran más de la cuenta. El resultado: los poros se dilatan. Las consecuencias a corto plazo son una piel visiblemente irritada y enrojecida mucho más propensa a sufrir erupciones. A largo plazo, por otro lado, es más fácil que aparezcan granitos y episodios de acné grave.

¿Es posible acabar con los poros dilatados?

Sí. Pero para conseguirlo es necesario tener en cuenta muchos factores, introducir en tu rutina de belleza varios pasos con los que no contabas y poner en marcha los trucos que te ayuden a prevenir que tus poros de dilaten.

Deberás empezar por limpiar tu rostro cada mañana y cada noche. Limpiar los poros y purificar la piel ayudará a que se cierren y tu piel se oxigene. Por eso deberás añadir una rutina exfoliante semanal que limpie tu cutis en profundidad, lo que evitará que la suciedad y las patículas de la contaminación se acumulen en tu piel. Esto no solo te ayudará a reducir el tamaño de los poros, sino que te ayudará a prevenir las arrugas, reducir las líneas de expresión y mantener tu cutis hidratado.

Además de tratar tu piel, puedes utilizar algunos trucos para disimular los poros dilatados. Por ejemplo, utilizando un primer de maquillaje con el que disimularlos. Y es que, de hecho, no utilizar un producto que prepare la piel antes de la base de maquillaje es uno de los grandes errores que provocan el exceso de acumulación de residuos en el poro. Te recomendamos la Prebase alisadora Make Up Artist de L'Oréal Paris para tapar poros (por 8,95€ en Amazon).Este producto se ha vuelto un must de muchas usuarias, ya que su textura ligera no solo ayuda a disminuir la apariencia del poro, sino que además mantiene el maquillaje intacto durante más tiempo y facilita su aplicación.

Prevenir la aparición de poros abiertos: sí, es posible

En primer lugar, para prevenir la aparición de poros abiertos, deberás, como ya hemos dicho, cuidar la limpieza diaria. Es la clave porque, precisamente, los poros se dilatan por el exceso de sebo, los restos de maquillaje acumulados y de residuos. Para ello, es fundamental hacer una doble limpieza que deberás repetir cada día nada más levantarte y justo antes de irte a dormir.

La primera de ella, por la mañana, te ayuda a refrescar la piel, oxigenarla después de la noche y activar la microcirculación. La segunda, por la noche, te ayuda a eliminar el maquillaje, los residuos que tu piel ha acumulado a lo largo del día. Esta rutina nocturna prepara tu piel para las horas de sueño, y es que durante la noche tu piel necesita estar perfectamente limpia e hidratada para que se estimule el proceso de regeneración de las células. Te recomendamos que utilices un Jabón purificante antiacné de Zowix que absorbe el sebo y elimina las impurezas (Comprar por 13,95€ en Amazon).

Los baños de vapor: un clásico que no falla

Si eres de las que apuesta por trucos y remedios tradicionales, tenemos una buena noticia para ti, y es que los baños de vapor son una buena manera de luchar contra los poros dilatados. Con este tratamiento y por efecto del vapor caliente, los poros se abren para dejar salir la suciedad. Por otro lado, debes tener en cuenta que no puedes abusar de los baños de vapor, ya que puedes dañar tu piel y causarte rojeces e irritaciones. Lo ideal es que lo hagas cada dos semanas.

Tratamientos específicos

1. Un exfoliante

Si tienes los poros muy dilatados, una limpieza facial básica no es suficiente. Hay que tartar este problema en profundidad y no solo de manera superficial. Deberás exfoliar tu piel una vez por semana si el problema es grave, y una vez cada dos semanas para mantenerlos cerrados y evitar que se abran. Eso sí: recuerda escoger un efoliante que se adapte a tu tipo de piel.

2. Una mascarilla

Para mejorar los efectos de la exfoliación, las mascarillas pueden ayudar a reducir el tamaño de los poros dilatados. Estas absorben el sebo de la piel y el resto de impurezas dejando que los poros se puedan cerrar. Cuando nuestro objetivo es acabar con los poros abiertos, la mejor opción es una mascarilla de arcilla, pues actúan como un agente antibacteriano y neutralizan las impurezas. Aplica este producto dos veces por semana y verás una notablemejora de la calidad de tu piel en muy pocos días.

3. Una buena crema hidratante

Mantener nuestro cutis hidratado es fundamental para acabar con los poros dilatados. Y es que hay quien piensa que las cremas hidratantes son solo necesarias en pieles secas, cuando la realidad es que las pieles grasas, que son al mismo tiempo las que tienden a tener los poros más dilatados, necesitan igualmente un tratamiento hidratante diario. Así, una crema hidratante libre de aceites aplicada por la mañana y por la noche garantiza una piel tersa y proicia la desobstrucción de los poros.

Peeling químico: un gran aliado contra los poros dilatados

Un buen remedio para acabar con el exceso de impurezas en el poro y reducir su tamaño es el peeling químico, pero debe hacerse a través de técnicas específicas que requieren de un profesional. El peeling químico porpicia la renovación de las capas superficiales de la piel al mismo tiempo que la limpia en profundidad para darle un aspecto completamente restaurado. Por eso, se recomienda un mínimo de cuatro sesiones de peeling químico a razón de dos cada mes y, si es necesario, apostar por productos específicos para el exceso de sebo. Además de acabar con el exceso de sebo que produce la dilatación del poro, el peeling reduce las manchas de la piel y disminuye las arrugas en las pieles más maduras.

Si no quieres recurrir por el momento al peeling químico porque consideras que es un tratamiento demasiado agresivo o porque tu problema no es demasiado grave, puedes hacerte una limpieza en casa utilizando un cepillo eléctrico especial para limpiar poros​ (comprar or 12,98€ en Amazon), puntos negros y espinillas. Realiza este tratamiento al menos una vez por semana.

Si bien es cierto que cada tipo de piel y cada caso requieren cuidados específicos, la limpieza diaria es un requisito imprescindible para lucir una piel sana y suave. Además, la constancia es una condición fundamental para lucir la merjor versión de tu cutis.​


​Artículo elaborado en colaboración con Carmen Díaz, directora del centro de estética Germaine Goya

Descubre: Famosas con mal cutis: ¡sabemos lo que esconden tras el maquillaje!
Katy Perry © Getty

Y además:
Maquillaje permanente: el efecto "buena cara" para siempre
Este es el sérum de ácido hialurónico más vendido de Amazon y te contamos por qué
¿Cómo reconocer una BB cream de calidad?
Antioxidantes naturales: minerales y vitaminas que cuidan de tu salud

por Maria Martin de Aguilar