Inicio / Belleza / Tratamientos

Dime cómo es tu piel y te diré qué no debes comer

por Patricia Álvarez Creado en 7/3/16 a las 15:46
Dime cómo es tu piel y te diré qué no debes comer

La piel es el órgano más grande del cuerpo, y por lo tanto es normal que en ella se reflejen todos los cambios que experimentamos. El estilo de vida, los desajustes hormonales y la alimentación son tres de los factores que más afectan a nuestra piel pero, ¿sabías que observando tu rostro puedes ser capaz de detectar alguna intolerancia alimenticia? Te contamos cuáles son las cuatro más comunes y cómo aprender a diferenciar sus síntomas.

Índice
  1. · Cara de gluten
  2. · Cara de lactosa
  3. · Cara de azúcar
  4. · Cara de vino

Gluten, lactosa, azúcar y alcohol son las cuatro sustancias que más intolerancias suelen producir, y pese a que estos problemas de metabolización de los alimentos afectan con más gravedad al sistema digestivo (suelen producir digestiones pesadas, hinchazón, diarreas, etc) también pueden manifestarse en forma de afecciones cutáneas que hemos de ser capaces de interpretar. ¿Últimamente te salen granitos sin razón aparente? ¿Tienes un tono de piel más grisáceo o rosado de lo habitual? Analiza tu piel y descubre si, como estos famosos, tienes algún tipo de intolerancia alimenticia.

Video por Carla Dominguez
Lisa Kudrow (Lactosa) © Gtres
Lisa Kudrow (Lactosa)

1. Cara de gluten

Las personas con intolerancia al gluten suelen tener una serie de síntomas en común, como son las mejillas y mandíbula más rojas e hinchadas de lo normal, hiperpigmentación (manchas oscuras) en algunas zonas del rostro y granos en la barbilla.

Aunque no seas celíaca sí que es posible que tu cuerpo sea especialmente sensible al gluten, por lo que si notas un tono desigual en la zona del mentón, y más granitos de lo normal en la zona de la barbilla, es posible que esta sea la causa. La intolerancia al gluten provoca una respuesta del sistema inmunológico que afecta al equilibrio hormonal, lo que se traduce en la aparición de acné en la barbilla, pues es la zona del rostro más conectada con nuestro sistema hormonal.

2. Cara de lactosa

Cuando no metabolizamos bien la lactosa, en nuestro rostro suele manifestarse mediante la aparición de bolsas y ojeras, párpados hinchados, palidez en las mejillas y espinillas en la barbilla.

Los humanos somos los únicos mamíferos que seguimos tomando leche después del periodo de lactancia, por lo que, aunque no tengamos una intolerancia a la lactosa, es posible que si abusas de ella acabe pasándote factura en tu piel. Con el paso del tiempo vamos perdiendo las enzimas que digieren de forma correcta la lactosa, por lo que la piel se va volviendo más grisácea, va adquiriendo un aspecto más cansado, y se va inflamando en la zona del contorno de los ojos.

3. Cara de azúcar

Las personas que no digieren bien el azúcar suelen presentar líneas y arrugas en la frente, ojos hundidos, aspecto demacrado, piel muy fina y un tono pálido o grisáceo.

Pasarse con el azúcar no solo puede afectar de manera negativa a tu silueta, sino que además tu rostro puede verse bastante deteriorado. El azúcar produce la glicación de las proteínas presentes en la piel, que no es otra cosa que un proceso en el cual las moléculas de glucosa solidifican dichas proteínas, acabando con el colágeno y favoreciendo la aparición de arrugas. La textura de la piel también se vuelve más fina, provocando el envejecimiento cutáneo.

4. Cara de vino

Se denomina cara de vino a los síntomas que presentan las personas que no toleran bien el alcohol (no tiene por qué ser únicamente vino), y sus características principales son las arrugas marcadas, principalmente en el entrecejo y el surco nasogeniano, poros muy visibles y piel deshidratada y descamada en las mejillas.

Todo el mundo sabe que el alcohol provoca deshidratación (por eso necesitamos beber mucha agua un día de resaca), y no solo a nivel interno sino también en la piel. Esta falta de agua en la piel se traduce en arrugas más marcadas y zonas descamadas. Sin embargo, uno de los principales síntomas para reconocer que nuestro organismo no está metabolizando bien el alcohol aparece en el entrecejo. Esa zona del rostro está directamente relacionada con el hígado, por lo que una función anormal del mismo hará que esa zona de la frente sea la primera en notar las consecuencias.

Y tú, ¿presentas alguno de estos síntomas?

ILUSTRADOR:@javinavarrete_
Patricia Álvarez
Patricia Álvarez es la redactora jefe de enfemenino. Aunque su andadura académica comenzó algo alejada del periodismo (estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Alicante), pronto descubrió que su …
Puede interesarte