Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Restaurar un mueble

Decoración

Restaurar un mueble

por El equipo editorial Creado en 4 de septiembre de 2009

Agrietado, arañado, abombado o incluso agujereado... al cabo del tiempo, tus muebles están a menudo dañados. Ya se trate de una adquisición reciente que se ha deteriorado o bien de un mueble de anticuario que deseas restaurar, ¡qué nada te frene! Te proponemos nuestros trucos para restaurarlos y que disfruten de una segunda juventud.

Restaurar un mueble agrietado
Si la grieta es poco visible pero se siente al tacto:
• Pon un poco de pegamento, hazlo penetrar con el dedo y después déjalo secar.
• Pasa una esponja húmeda para quitar lo que sobra.
Si la grieta es larga y estrecha:
• Pasa un trozo de papel de lija por la fisura.
• Corta un pedazo de chapa del mismo espesor.
• Pon pegamento en la grieta y en la chapa.
• Coloca el trozo de chapa en la grieta y déjalo secar.
Si la grieta es grande y bien visible:
• Corta un trozo de madera con forma triangular y de las dimensiones de la grieta.
• Límpiala con la ayuda de un formón.
• Pega las dos partes.
• Con cuidado, clava la pieza de madera con el martillo hasta que la madera “toque, en el fondo”.

Restaurar un mueble arañado
• Si tu mueble está encerado: frota con la ayuda de un trapo y esencia de terebentina o de white-spirit.
• Si el mueble dispone de una capa de barniz: haz lo mismo pero con alcohol.
• Si el mueble es de nogal: pasa con delicadeza un trozo de nuez por encima del arañazo, funcionará seguro.
• Si el mueble es de caoba: da una capa de pintura de yodo con un pincel fino y después déjalo secar, sin olvidar encerar tu mueble a continuación.
• Si tu mueble es de arce: da un poco de pintura de yodo, diluida previamente con alcohol.
• Una vez que esté seco, encera la zona donde estaba presente el arañazo realizando movimientos circulares.
• Después, encera el resto del mueble para conseguir armonizar todos los tintes.

Restaurar un mueble abombado
• Coloca un trozo de cartulina en la zona en la que la madera se ha hinchado.
• Da una planchada por encima.
• Pon sobre la cartulina un peso durante una hora. En principio, la ampolla desaparecerá.
Si no es el caso, existe otro método:
• Pincha la ampolla con una cuchilla de afeitar.
• Echa un poco de pegamento vinílico en la incisión.
• Alisa la ampolla con el dedo y retira el pegamento sobrante.

Restaurar un mueble agujereado
• Elige un trozo de chapa de la misma especie que la original.
• Colócalo en la zona agujereada y sujétalo con cinta adhesiva por los bordes.
• Recorta el trozo que sobresalga por los dos extremos.
• Corta un trozo con la misma forma que la zona a reparar.
• Vacía la chapa con un formón y añade la otra en la zona recortada.
• Procura poner este trozo de chapa colocando una hoja de papel por debajo, recortada con el mismo formato.
• El papel tendrá que untarse con pegamento líquido para dejar secar.
• Añade el otro trozo de chapa por encima.
• Apriétalo todo con una abrazadera varios minutos para que el pegamento se impregne mejor.
Y en el caso de un mueble que no esté lacado sino que sea de madera maciza, es suficiente con tapar el agujero de la goma laca con el mismo tinte que el mueble.

Restaurar una quemadura en un mueble
En ocasiones pueden aparecer quemaduras en los muebles provocadas por poner sobre ellos platos sacados directamente del horno u otros elementos calientes.
• Con una pulidora o un raspador, elimina cuidadosamente la parte quemada, es decir, la zona ennegrecida.
• Vuelve a tapar a continuación el agujero con pasta para madera.
• Tinta la pasta del mismo color que el mueble.
• Vuelve a tapar con pegamento epoxi transparente.

Cualquiera puede realizar fácilmente todas estas reparaciones. Si el trabajo está bien hecho, dejará tu mueble con un aspecto impecable y nadie se dará cuenta de nada. La única persona que sabrá que había estado dañado ¡serás tú!

Puede interesarte