Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

Iniciación en la realización de mosaicos

por El equipo editorial Creado en 7 de julio de 2008
Iniciación en la realización de mosaicos

Material y acciones, aquí tienes, punto por punto nuestros consejos para hacer tus pinitos en el campo de los mosaicos.

Material y acciones, aquí tienes, punto por punto nuestros consejos para hacer tus pinitos en el campo de los mosaicos.


El principio:

El mosaico consiste en pegar trozos de baldosa, mármol o pasta de vidrio, llamados “teselas”, creando decoraciones armoniosas. Sus múltiples soportes de predilección (cartón, paredes, madera y otros) lo hacen un mundo de creatividad con posibilidades infinitas.

El material indispensable:

- cola
- mortero, para rellenar los intersticios
- un alicate cortante
- un alicate japonés o de cortar
- un alicate estrella
- una martellina
- guantes
- bolsas de plástico
- una paleta pequeña
- una esponja
- una espátula

A saber:

> Elige la cola según el soporte que tengas y la naturaleza de las teselas. Los trozos de vidrio o de espejo se fijarán sin problemas con silicona. La cola-cemento te irá mejor para los embaldosados de todos los tipos (gres, barro cocido).

> Como herramienta complementaria tienes la martellina, una especie de martillo con puntas que se utiliza con un trinchete. Su uso no es fácil y necesita un poco de experiencia. Para los principiantes, vale la pena prever su compra.

Los múltiples materiales del mosaico:

Los esmaltes de Briare, los venecianos, el mármol, la pasta de vidrio, los trozos de loza, de espejo, de vajillas antiguas, piedras, conchas... Todo o casi todo puede hacer las veces de tesela. Dale rienda suelta a tu imaginación.

A saber: para elegir los colores, la regla principal es obtener un bonito contraste con un tono oscuro entre tonos claros, o al revés, así como mezclar colores cálidos con fríos.

Dominar el arte de las juntas:

El mortero permite rellenar los espacios entre las teselas, evitando así la incrustación de polvo. La junta, de color parecido al de las teselas, resalta el motivo.

Hay que destacar que el mortero se aclara al secarse y que todos los mosaicos no necesitan las juntas rellenas, como los que son con esmaltes o algunos mosaicos decorativos.

El método:

> El método directo consiste en pegar directamente las teselas en el lugar deseado sobre el soporte siguiendo el motivo.

> Con el método directo sobre una redecilla, las teselas no se pegan sobre el soporte, sino sobre una redecilla de fibra de vidrio, lo que permite trabajar en grandes superficies.

> El método indirecto consiste en pegar provisionalmente las teselas al revés sobre un papel antes de colocarlas en soporte definitivo.
¡El motivo será el mismo pero reproducido al revés!

La ventaja de este método es que se obtiene una superficie completamente llana.

A saber: en general, es mejor empezar un mosaico por el motivo central, los cantos y los bordes, y acabar con el fondo.

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte