Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Realizar un tadelakt

Decoración

Realizar un tadelakt

por Elena Bonet Publicado en 15 de marzo de 2010

Preparar las paredes con un revestimiento tradicional, hermético, lujoso y tan de moda como el tadelakt requiere paciencia y minuciosidad. Aquí tienes nuestros consejos para conseguir un resultado a la altura de tus esfuerzos.

Ingredientes

  • Cal de Marrakech
  • Pigmentos naturales y colorantes
  • Jabón negro de Marruecos
  • Cera blanca natural
  • Agua

Herramientas adecuadas

  • Hormigonera, mezcladora eléctrica o cubos limpios
  • Paleta de albañil
  • Apisonadora
  • Espátula fina para alisar
  • Pincel gordo y redondo para remojar la base
  • Espátula de plástico flexible para presionar el revestimiento
  • Cepillo
  • Guantes
  • Mascarillas antipolvo


Algunas recomendaciones

Protege el espacio de trabajo con grandes lonas de plástico. Realizar un tadelakt puede generar mucha suciedad.

Para mezclar la cal con los pigmentos, instálate en el exterior o en una habitación bien ventilada. Ponte guantes y una mascarilla antipolvo.

No dudes en hacerlo primero manualmente y probar el resultado en una parte de la pared.

Importante: La aplicación del revestimiento a la cal es preferible llevarla a cabo en otoño o primavera, cuando la temperatura no es demasiado fría ni demasiado elevada. Lo ideal es trabajar en una habitación a unos 20° C.

Primer paso: una base perfectamente limpia

Es esencial y se divide en tres tiempos: quitar el polvo, alisar y humedecer.

Cepilla con fuerza con el cepillo la superficie que quieras trabajar, así eliminarás cualquier rastro de polvo, salitre, hollín o trazos de pintura.

Rellena los agujeros, las grietas y las fisuras con masilla especial.

Tres días antes de aplicar el revestimiento humedece la pared. Los dos días restantes, humedécela sin saturarla. La cantidad de agua dependerá de la naturaleza de la base y de las condiciones climáticas.

Importante: Si la pared que quieres trabajar es de reciente construcción, espera por lo menos un mes antes de lanzarte a la piscina.

Segundo paso: confeccionar la pasta mágica

Mezcla la cal con agua hasta que obtengas una pasta homogénea y muy ligera. Déjala reposar entre 1-2 días antes de añadir los pigmentos de color. Prepara 5-6 litros de pasta por metro cuadrado para conseguir un espesor de 6-7 mm.

Importante: Los pigmentos añaden peso a la mezcla. Consejo: no añadas más de un 20 % de pigmentos de color.

Tercer paso: aplicar la pasta mágica

Aplica una capa fina de pasta en la alisadora y ve cargándola antes de que la masa se seque hasta conseguir unos 5-6 m de espesor.

Cuando ya no quede la marca de los dedos sobre el revestimiento, alísalo con la espátula, creando un ángulo de 35° con respecto a la pared. Seguro que se formarán infinidad de fisuras, ciérralas con suavidad desde el exterior hacia el interior. Si el revestimiento está duro pero no seco, aplica el jabón negro mezclado con agua. Mediante un movimiento rotatorio, ejerce presión cada vez más fuerte sobre el revestimiento.


Mantenimiento del
tadelakt

Utiliza el jabón negro, lo nutrirá y le dará brillo. También puedes encerarlo si quieres más estanquidad. En este caso, espera tres semanas antes de tratar la superficie con cera.

Descubre también:
El vidrio como elemento decorativo
Elegir una pintura
Restaurar un espejo viejo

por Elena Bonet

Puede interesarte