Inicio / Ocio / Viajes

Ocio

No creerás que existen: los 10 lagos más increíbles del mundo

por Cristina Cañedo Creado en 3 de enero de 2017
No creerás que existen: los 10 lagos más increíbles del mundo

Si los lagos te parecen aburridos, es porque todavía no has visto los diez más espectaculares del mundo. Situadas entre montañas, en una isla o en el cráter de un volcán, algunas de estas lagunas cambian de color, expulsan agua a más de 80ºC o albergan ecosistema únicos. ¡Descubre los 10 lagos más increíbles del mundo!

Video por Patricia Álvarez
Índice
  1. 1. Los lagos del volcán Kelimutu (Indonesia)
  2. 2. La laguna Roja (Chile)
  3. 3. El lago Peyto (Canadá)
  4. 4. El lago Gran Fuente Prismática (Estados Unidos)
  5. 5. El lago Irazú (Costa Rica)
  6. 6. El lago de las cinco flores (China)
  7. 7. El lago del Cráter (Estados Unidos)
  8. 8. El lago Resia (Italia)
  9. 9. El lago Hillier (Australia)
  10. 10. La laguna de las medusas (Palaos)

Artificiales, llenos de medusas, termales, glaciares... los lagos son masas de agua, generalmente dulce, que han quedado separados del mar como consecuencia de movimientos tectónicos, o que se han formado por la filtración y acumulación del agua. Estas características tan sencillas a priori pueden convertir estas extensiones de agua en algunos de los rincones más bellos y curiosos que nos ofrece la naturaleza, y por ello hemos recopilado los 10 lagos más increíbles del mundo. Si por el contrario te gustan más las playas, ¡apúntate estas!

Descubre: Las 30 mejores playas donde veranear en España
Las 30 mejores playas de España © iStock
También te puede interesar

1. Los lagos del volcán Kelimutu (Indonesia)

El volcán Kelimutu, en Flores (Indonesia), es único en el mundo, ya que alberga un lago de diferente tonalidad en cada uno de sus tres cráteres. Por si esto fuera poco, estos lagos cambian de color. Según los científicos, el cambio se debe a que las mezclas de vapores y de gases que emergen del interior del volcán a altas temperaturas causan reacciones químicas que oxidan los minerales presentes en el agua. Los habitantes locales cuentan que cuando alguien muere, su alma se sumerge en uno de los tres lagos dependiendo de su carácter o edad: el lago negro es para espíritus ancianos, el turquesa para jóvenes y el rojo (en ocasiones blanco o azul) para aquellos que cometieron delitos en su vida. ¿Todavía no te han entrado ganas de visitar esta maravilla de la naturaleza?

Lagos del volcán Kelimutu © iStock

2. La laguna Roja (Chile)

Seguimos con lagos de color atípico. La laguna Roja, al norte de Chile y como su nombre indica, posee un color tan intenso que en vez de agua, podría parecer que está compuesta por tinta o sangre. Sus aguas rondan los 50ºC y se desconoce cual es su profundidad exacta. Los habitantes de Camarones, la comuna donde se encuentra el lago, le atribuyen poderes malditos, aunque lo cierto es que el misterioso tono rojizo se debe a la presencia de ciertas algas en el agua.

3. El lago Peyto (Canadá)

El lago glaciar Peyto es considerado por muchos como uno de los más bellos de Canadá y del mundo. Situado dentro del Parque Nacional Banff, su color turquesa es el resultado de la erosión del agua sobre las rocas, que vuelcan al lago partículas que le confieren un matiz casi brillante. El lago y las montañas que lo rodean conforman un paisaje que parece un cuadro, y que te dejará sin respiración si vas a visitarlo.

4. El lago Gran Fuente Prismática (Estados Unidos)

El peculiar nombre de este lago viene dado por el espectacular arcoiris que rodea sus aguas, producido por diversas bacterias pigmentadas que crecen en la orilla. Ubicado en el parque nacional de Yellowstone, en Wyoming, el lago es la mayor fuente de aguas termales de Estados Unidos y la tercera más grande del mundo. Para que te hagas una idea, la laguna emite una cantidad de vapor (a más de 70ºC) que equivale a más de 2.000 litros de agua por cada minuto. ¡Casi nada!

Gran Fuente Prismática © iStock

5. El lago Irazú (Costa Rica)

El lago Irazú se encuentra en el cráter del volcán del mismo nombre, activo pero sin erupciones desde 1963. Situado en el centro de Costa Rica a más de 3.000 metros de altitud, el agua del volcán suele adquirir un tono verde esmeralda en los meses de verano como resultado de una combinación entre la luz reflejada y los minerales.

6. El lago de las cinco flores (China)

El Five Flower Lake se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la región china de Jiuzhaigou. Ubicado en un valle, sus aguas cristalinas permiten observar –con total nitidez– en su lecho numerosas rocas y troncos de árboles caídos, a una profundidad de hasta 10 metros. Sus vivos colores y tonalidades varían según la estación del año, y aunque siempre es igual de bonito, te recomendamos visitarlo en primavera o verano.

7. El lago del Cráter (Estados Unidos)

El lago del Cráter (Crater Lake) se encuentra en la cordillera de las Cascadas, en Oregón (EE.UU) y destaca por ser el más amplio y profundo del país, con unos 540 metros de profundidad. Sus aguas son unas de las más puras y transparentes del mundo, ya que no están en contacto con ningún agente contaminante, y por ello el lago es un lugar sagrado para muchas tribus indias. ¡Algo perfectamente entendible viendo el paisaje!

8. El lago Resia (Italia)

El lago Resia es el único artificial de esta lista. Ubicado en el norte de Italia, a dos kilómetros de la frontera con Austria, fue construido como un dique para la producción de energía hidroeléctrica, sobre un antiguo pueblo abandonado. De éste sólo se puede ver el campanario de la iglesia de Santa Caterina, al que se puede acceder en invierno, cuando el agua se congela por las bajas temperaturas.

Lago Resia © iStock

9. El lago Hillier (Australia)

Sí, existe un lago de color rosa chicle, y está situado en la isla de Middle, en Australia. El origen de esta bonita tonalidad no ha sido definitivamente demostrado, pero se cree que tiene que ver con la alta concentración de sodio y sal en el agua y con la existencia de diversas algas como la Dunaliella Salina, que fabrica un pigmento rojo para absorber la luz del sol. ¿A quién no le gustaría bañarse aquí?

10. La laguna de las medusas (Palaos)

Si no te gusta el mar porque temes a las medusas, te recomendamos que no te bañes en el Jellyfish Lake, en la isla de Palaos, aunque sumergirse en las profundidades del lago se haya convertido en un reclamo turístico. Las medusas presentes en el agua han terminado conformando un ecosistema equilibrado de forma simbiótica con las algas, dando lugar a uno de los lagos más increíbles del mundo.

Lago de las medusas © iStock
Cristina Cañedo
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte