Inicio / Ocio / Viajes

Ocio

Hacienda Zorita: Tras los pasos de Cristóbal Colón

por El equipo editorial Creado en 8 de octubre de 2015
Hacienda Zorita: Tras los pasos de Cristóbal Colón© Hacienda Zorita

Si estás buscando un lugar donde relajarte y donde disfrutar de lo mejor de nuestra gastronomía en un entorno natural, hemos encontrado tu sitio. Se llama Hacienda Zorita y se alza como uno de los alojamientos más espectaculares del territorio nacional. Su origen se remonta a la segunda mitad del S XIV y albergó a personajes tan ilustres como Cristóbal Colón. ¿Quieres seguir sus pasos? Pues acompáñanos.

Pocos edificios pueden vanagloriarse de tener un pasado tan insigne como el de Hacienda Zorita. Su principal estructura, llamada La Casa Grande, data del S. XIV, y fue propiedad de la preceptora del rey Alfonso XI, Doña Inés de Limoges, para pasar a pertenecer después a la Orden de los Dominicos. Con ellos se alojó Cristóbal Colón, durante las llamadas conferencias de Valcuevo, celebradas en la cercana Universidad de Salamanca. Momento histórico importantísimo, ya que decidirían la viabilidad del viaje del almirante a las Indias. Desde entonces hasta ahora mucho ha llovido y el edificio llegó a quedar en el olvido, abandonado. Hasta que el grupo The Haciendas Co. lo recuperó y lo restauró en 2004 siendo fiel a aquellos orígenes. El resultado: un complejo que nos transporta directamente a la Edad Media pero con todas las comodidades de un 5 estrellas del XXI.

Así nace la actual Hacienda Zorita Wine Hotel & Spa, un lugar mágico surcado por las aguas del Tormes y los agrestes parajes de la estepa castellana. El sitio perfecto para perderse. Y para ser muy feliz.

© Hacienda Zorita

¿Una copa?

Uno de los mayores atractivos de este hotel es su bodega. Y no sólo hablamos a nivel de sus caldos, que son maravillosos (y muy premiados), sino también del espacio que los alberga. Se trata de una gran nave cuyo techo recuerda al casco invertido de una carabela, guiño al que fuera su más ilustre huésped.

En la parte de arriba se pueden hacer catas (incluidas en el alojamiento), eventos privados, reuniones... En la de abajo veremos 1.366 barricas (número que hace honor al año de la creación de la Hacienda) que propician, en roble americano y francés, la crianza de sus vinos: Tempranillo y Magister. Todos ellos, bajo el nombre Marqués de la Concordia, proponen un viaje a través de los sentidos, que hablan no sólo de la zona en la que se inserta la Hacienda, sino también de otras regiones del país, como La Rioja o Rueda.

Si bien todos merecen una buena cata, destacan el Verdejo 2013 D.O. Rueda, cuya añada de 2011 fue premiada en el Concurso Internacional de Bruselas 2012 como "Mejor vino blanco del mundo" y el Syrah 2009 D.O. Arribes de Duero (92 puntos en la Guía Peñín), envejecido 24 meses en barrica nueva de roble francés.

Junto a la bodega se encuentra la Capilla de San Nicolás de las Viñas, que alberga pinturas de los siglos XVI, XVII y XVIII. Si bien el lugar no está consagrado, es el espacio perfecto para realizar cualquier tipo de celebración. ​

© Bodega de Hacienda Zorita

Take it easy...

En Hacienda Zorita el tiempo parece haberse detenido. La tranquilidad que se respira caminando entre sus terrenos, plagados de viñas, jardines y huertos hacen de este un lugar perfecto para olvidarse del mundo, y dejarse mimar. De esto saben, y mucho, en su maravilloso Spa, emplazado en un sensacional molino de 1881 junto al río Tormes.

Utilizando los productos de la tierra, realizan auténticos rituales sensoriales, cuyo único propósito es hacer que te relajes. Así, Vino y Rosas, combina las propiedades de la vid y la rosa de Bulgaria en un masaje de 90 minutos que rejuvenecerá cada célula de tu piel. Para quienes quieran descansar las piernas, el Detox de Uva y Té Verde se muestra como la mejor opción para el sistema inmune y circulatorio. Para la cara, no puedes perderte sus masajes faciales que te aportarán una hidratación y luminosidad sin precedentes. En realidad, hay opciones para todos los gustos, porque en "Hacienda Zorita las experiencias se elaboran a la medida del cliente", nos cuenta Jaime Boville García de Vinuesa, Vicepresidente de The Haciendas Company.

© Spa Hacienda Zorita

At Slow Pace

Siguiendo con esa filosofía de bienestar y relax total, Hacienda Zorita sigue los principios del Slow Food, un movimiento integrado por agricultores, cocineros, académicos e investigadores de todo el mundo que cuenta con más de 100.000 miembros. Lo que promueven: una gastronomía autóctona y genuina basada en los alimentos locales. "Hablamos de recuperar variedades y especies que se están extinguiendo", explica Jaime Boville. "Estamos intentando que los pequeños productores de la sierra y de la zona de los Arribes vuelvan a cultivar esas variedades y a su vez que los hosteleros vuelvan a utilizarlas".

​Esa pasión por los productos naturales llega a su culmen en un lugar llamado Organic Farm, una granja propiedad de la Hacienda donde se elaboran productos naturales a partir de las materias primas del Valle del Duero.

Es el propio Jaime el encargado de explicar los secretos de la gastronomía a quienes visiten la finca. "Queremos descubrir a nuestros clientes el origen de las cosas, su conexión con la naturaleza", nos cuenta. Para ello realizan visitas a la granja, que descubren, entre otras cosas, el proceso de producción de sus quesos, que en ocho años de vida, ya cuentan con numerosos reconocimientos. También se hablará de la tierra, con su huerto y sus vides, que procuran algunos de los mejores vinos del país, bajo el nombre de Marqués de la Concordia.

​Otro paseo muy recomendable llevará, campo a través, hacia la zona donde se encuentran sus cerdos, que dan lugar a los mejores ibéricos, y sus enormes búfalas de origen italiano de las que se obtiene la leche que va a parar a las cremerías. Por allí uno se puede perder en quad, bici o sencillamente a pie. Es un paseo de lo más agradable, mucho más si te acompaña un enamorado de la naturaleza como lo es Jaime.

© Jaime Boville García de Vinuesa, Vicepresidente de The Haciendas Company.

​Con él aprendemos a catar, diferenciar y valorar los quesos de leche cruda​ de los de producción industrial (algunos de los cuales muchas veces nos intentan pasar por "artesanos"), los ibéricos puros de bellota frente a otros ibéricos o el aceite de oliva virgen extra. También cuentan con una producción limitada de altísima calidad de vinagre de Módena, que esperan poner a la venta el año que viene. "Estamos elaborando un producto excepcional, que nada tiene que ver con los vinagres de los supermercados. Se aloja el vino durante 10 años en 5 diferentes tipos de barricas de madera. El caldo, macerado, va pasando de las cubas más grandes a las más pequeñas, haciendo que se concentre cada vez más. Al final del proceso el vinagre está listo para ser degustado, con una textura y dulzor parecido al de la miel. Está muy concentrado, y es completamente natural", nos cuenta Jaime. Esté será el vinagre que podrán adquirir los socios de la Hacienda, así como los afortunados que disfruten de su restaurante.

La excursión y posterior cata dura aproximadamente dos horas, que pasan en un santiamén. La pasión que muestra Jaime cuando habla del que ya ha tomado como su hogar nos transforma y nos infunde un respeto hacia la naturaleza que anima a seguir descubriendo la zona. No hay problema. Hacienda Zorita propone todo tipo de experiencias, como la travesía en barco por el Parque Natural de Arribes del Duero o la visita nocturna a la catedral de Salamanca, entre otras muchas.

© Paseo en barco por el parque natural de Los Arribes del Duero

Zorita's Kitchen

El restaurante de la Hacienda es otro de los puntos fuertes de esta visita. Su chef, Víctor Gutiérrez (1 estrella Michelín desde 2004) ofrece una gastronomía contemporánea que respeta al máximo el carácter natural de los alimentos. Éstos son los verdaderos protagonistas, si bien notamos el buen hacer del experto en cada una de sus propuestas culinarias, a cada cual más exquisita. Por supuesto, todas ellas irán maridadas con los vinos de sus tierras para hacer de esta experiencia una aventura inolvidable.

© Pulpo a la parrilla con guacamole y vinagreta de lentejas

Con tus amigos

Existe otra posibilidad de disfrutar de esta experiencia, y es a través de Hacienda Zorita Natural Reserve. Está formada por dos villas rodeadas de viñedos en pleno Parque Natural de los Arribes del Duero. El paisaje no puede ser más bonito y puede contemplarse en todo su esplendor a través de los cursos fluviales de los ríos Duero y Águeda, que hacen de frontera entre España y Portugal. Alquilar una villa cuesta 760 euros al día, para un máximo de 10 huéspedes. Es decir, que por 76 euros por persona y día puedes disfrutar de un alojamiento 5 estrellas en un entorno idílico. ¿No te parece un planazo para ir con tus amigos?

Y además:
Nice to meet you, Madrid
Actitud Norte, ¿te vienes a Bretaña?

Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …