Inicio / Ocio / Viajes / 9 lugares fríos donde pasar el verano

© iStock
Ocio

9 lugares fríos donde pasar el verano

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de julio de 2017
A-
A+

Este verano prepara el abrigo, la bufanda y el gorro, ¡que nos vamos de viaje!

Que viene… Que viene… Exacto, amigas, el veranito se acerca, los pajaritos cantan y las pesas se levantan… O no. Si estás cansada de pasar otro verano muertita de calor, si le has declarado la guerra al bikini este año y pasas de las playas atestadas de gente, este año te proponemos que te escapes del verano. ¿Cómo? Fácil: existen lugares donde en verano hace frío. Gracias a las recomendaciones de los viajeros de minube, te enseñamos 10 de estos rincones.

Lugares fríos: Gamla Stan, Estocolmo (Suecia)

Estocolmo es una de las ciudades con más encanto de Europa, y Gamla Stan, su casco antiguo, no podía ser menos. Pasear entre sus empedradas callejuelas medievales y descubrir el alma de la elegante Escandinavia te harán olvidarte de la operación bikini, ya que la temperatura media en agosto es de apenas 16 grados. Igualito que Benidorm.

Centro de Calgary, Alberta (Canadá)

Si lo que te apetece es un viaje a alguna ciudad cosmopolita, Calgary es la respuesta. Es una de las ciudades más de moda de Canadá, y es famosa por sus festivales y zonas de compras. Esta bonita ciudad canadiense puede servirte, además, como punto de partida para tu roadtrip particular, ya que se encuentra a menos de 100 kilómetros de las Montañas Rocosas.

Catedral de San Basilio, Moscú (Rusia)

El verano es seguramente la mejor época del año para descubrir rincones rusos como la catedral de San Basilio, en Moscú, ya que las temperaturas son gélidas en otras épocas del año. En agosto disfrutarás de una media de 17 agradables grados, lo justo para llevar un ligero jersey y ahorrarte el esfuerzo de maletas enormes y pesadas. Además, conocerás esta famosa catedral, ordenada construir por el zar Iván el Terrible.

Jardines japoneses en el sitio histórico de Hatley, Victoria (Canadá)

En el sitio histórico de Hatley, además de descubrir su famoso castillo, podrás relajarte en sus tranquilos jardines japoneses, estando en Canadá. Evita el calor y descubre Victoria y Vancouver, y si tienes tiempo salta a los Estados Unidos y podrás conocer Seattle y el montañoso estado de Washington. Calor no vas a pasar, y frío tampoco.

Cascada Skógafoss, Skógar (Islandia)

La espectacular cascada Skógafoss es una de las más increíbles de toda Islandia, con más de 60 metros de caída. Cuenta la leyenda que un colono escondió un tesoro detrás de la cascada, tesoro que nadie ha sido capaz de rescatar hasta el día de hoy. ¿Te apuntas?

Inari, Lappland (Finlandia)

En plena Laponia finlandesa, desde luego, lo último que querrás hacer es estar en bikini. A cambio, podrás conocer rincones tan increíbles como Inari, pueblo a orillas del lago homónimo, uno de los más grandes de Europa. Al estar en el Círculo Polar Ártico, es frecuente ver auroras boreales, un fenómeno que te dejará con la boca abierta. Eso sí, tendrás que esperar a otoño para verlas, pero merece la pena.

Cascadas de Thunder Creek, Wanaka (Nueva Zelanda)

Si no te ha bastado con el frío islandés, ¿qué tal un viaje al hemisferio sur? En Nueva Zelanda el verano comienza en diciembre y el invierno, en junio. En agosto necesitarás un buen abrigo, e incluso puede que una bufanda. Eso sí, te llevarás imágenes espectaculares en tu retina de las cascadas de Thunder Creek, que inundan de agua dulce este río con azules de película.

Salar de Uyuni, Potosí (Bolivia)

Aunque pueda parecer lo contrario, en el Salar de Uyuni, al sudoeste de Bolivia, no hace calor en agosto. De hecho, en invierno (recordemos que agosto es invierno) las temperaturas pueden descender hasta los -20 grados, así que cuidado, que por el hecho de estar en un desierto no significa que vayas a pasar calor. Aun así, es fundamental llevar crema, ya que el reflejo del sol sobre la sal hace que la exposición solar sea aún mayor de lo habitual. En definitiva, el salar es un gran espejo del cielo. Impresionante, ¿verdad?

Isla de los Lobos, Ushuaia (Argentina)

En plena Tierra del Fuego argentina se encuentra la Isla de los Lobos, una isla que adquiere su nombre por los lobos finos y lobos marinos que la habitan. A diferencia de lo que pueda parecer por su nombre, en la Tierra del Fuego hace frío, mucho frío, y más en julio-agosto. Eso sí, los paisajes de la Patagonia te dejarán sin aliento, es un viaje que jamás olvidarás.

Y además:
Las 50 ciudades cubiertas de nieve más bonitas del mundo
Un paseo por las ciudades más literarias del mundo

por Redacción enfemenino