Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Dieta post embarazo

© Jupiter
Maternidad

Dieta post embarazo

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 16 de febrero de 2010

Dieta Post embarazo

>Tómatelo con calma: no pierdas más de 500 g-1 k por semana. Sobre todo porque durante las semanas que seguirán al parto no estarás demasiado en forma. No consumas menos de 1.500-1.800 kcal/día.

>Presta atención a las carencias. Son muy frecuentes tras dar a luz. Para evitarlas come de un modo equilibrado y variado. No suprimas ningún alimento, come menos grasa y azúcar y sigue consumiendo fruta, verdura, fécula, carne, pescado, lácteos y legumbres secas.

>Piensa en los omega 3. Aceite de nuez y colza (1 cucharada sopera/día), frutos oleaginosos como las nueces, las avellanas, las almendras, etc. (1 puñado/día), pescado graso (3 veces/semana). Recuperarás el tono y la belleza de la piel.

>Programa un par de momentos para picar. Si te quedas en casa, cansada, con un bebé del que cuidar, los armarios se convierten en una tentación. Deshazte de todos los snacks salados y dulces (galletas para el aperitivo, pastas, chocolate, barritas de chocolate, etc.) y sustitúyelos por picoteo sano como el yogur desnatado, una fruta o una rebanada de pan.

Ejemplo de menú para la dieta post embarazo

Desayuno
Té o café sin azúcar
1 lácteo magro
2 biscotes de pan (completo, cereales) con mantequilla o 30-40 g de cereales
1 fruta

Comida
Verduras crudas sin materia grasa
150 g de carne o pescado a la plancha
100 g de féculas cocidas o legumbres secas
Verduras hervidas (la cantidad de quieras) con 1 cucharada de café de aceite de oliva
1 lácteo
1 fruta

Cena
Sopa
50-100 g de carne blanca o pescado
Verduras hervidas (la cantidad que quieras) con 1 cucharada de café de aceite de oliva
1 rebanada de pan + 30 g de queso
1 fruta

Si lo necesitas, prepárate un par de tentempiés (yogur, fruta, pan completo...) para los momentos del día en que te dé hambre.

Cuidados para moldear el cuerpo y recuperar la silueta tras el embarazo
La cogida de peso y la falta de firmeza en la silueta no son las únicas consecuencias del embarazo. Toda la apariencia cambiado, pero nada es irreversible:

>Para que la piel y el cabello débil y desnutrido recupere la vitalidad cuídalos regularmente teniendo en cuenta su naturaleza (grasa, seca, etc.) y completa dichos cuidados con cápsulas de vitamina B y minerales (magnesio, hierro, etc.).

>Para dar tonicidad y elasticidad al pecho, afectado por las variaciones en el volumen, aplícate también a diario una crema para el busto efecto tensor, ponte un sostén con relleno y pásate un buen chorro de agua fría por la zona.

>En cuanto a las piernas, no hay nada mejor para aligerar la pesadez producida por la retención de líquidos que el ejercicio físico, sobre todo en el agua. Evita las prendas ajustadas y los tacones altos. Hay complementos alimentarios con efectos drenantes que pueden hacer que te sientas menos hinchada.

>¿Qué sucede con las estrías? Según la calidad y la textura de la piel desaparecerán con el tiempo. Para difuminarlas, existen cremas específicas que hay que aplicar a diario y de forma localizada.

>Y contra la celulitis, no existen los milagros pero la situación puede mejorarse con una dieta, ejercicio físico, cremas para combatir la piel de naranja y masajes manuales o con rodillo.

No te pierdas:
¿Cómo recuperar la forma tras el parto?

por Elena Bonet

Puede interesarte