Inicio / Maternidad / Embarazo / La guía definitiva para recuperar la figura después del parto

La guía definitiva para recuperar la figura después del parto

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 22 de marzo de 2016

Recuperar tu silueta después de dar a luz y verte tal cual estabas antes de quedarte embarazada se hace algo duro para algunas mamás. Lo más importante es que aprendas a comer sano y que practiques algo de ejercicio siempre bajo la supervisión de tu médico. Te damos 10 consejos que te ayudarán a quitarte esos kilitos de más.

Muchas mujeres se preguntan si es normal que muchas de las famosas que acaban de tener un niño salgan del hospital con una figura estupenda a tan solo unas horas de haber dado a luz. La respuesta es que no es algo normal, que pase a todas las mamás que ni es normal ni deberíamos tener esa imagen como norma general. Al fin y al cabo las famosas son mujeres que marcan tendencia, y no sólo en moda, sino en su forma de vida y por supuesto, en la maternidad. Es mucho más habitual que la mujer cuando da a luz salga del hospital con el abdomen aún abultado. Es algo mucho más a fiel a la realidad, como por ejemplo, la imagen que mostraba Kate Middleton al salir del hospital después de dar a luz a su segundo retoño.

Sí que es verdad que tras el parto nos quitamos de golpe varios kilos que hemos ganado durante el embarazo. De media suelen ser unos 6 kg que normalmente corresponden al peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico. Pero todavía nos quedan algunos kilitos por perder y sobre todo, recuperar la distensión abdominal y eliminar todos los líquidos retenidos en piernas y brazos que tardarán un poquito más en desaparecer.

Para animarte a hacer ejercicio no hay nada mejor que motivarte con música durante el tiempo que entrenes, aquí tienes la playlist definitiva que te hará tus horas de deporte mucho más divertidas.

¿Cómo volver a hacer ejercicio tras el parto?

Después de dar a luz y siempre tras la valoración del suelo pélvico y abdomen por parte de un profesional sanitario, la mujer puede empezar a hacer ejercicio enseguida (cuando ella se encuentre con ganas), siempre que no sea un ejercicio de un fuerte impacto en el suelo pélvico y sea orientado por matronas o fisioterapeutas.

En principio, si el embarazo y el parto han sido normales (sin complicaciones) no es necesario esperar la cuarentena (como se recomendaba antes). El mejor ejercicio para el postparto es la Gimnasia Abdominal Hipopresiva. Para que os hagáis una idea, en Francia se realiza en la misma mesa de partos ya que ayuda a la involución uterina, a disminuir el sangrado y a la recuperación del suelo pélvico y de la cincha abdominal.

El ejercicio aeróbico de bajo impacto como caminar, bicicleta elíptica, bicicleta normal o la natación son también recomendados porque aportan muchos beneficios: por un lado ayudan a la recuperación de la figura más rápidamente, por otro liberamos endorfinas (que nos ayudarán a encontrarnos anímicamente mejor), salimos de casa y nos aireamos, mejora el tránsito intestinal (para combatir el estreñimiento), ayuda a la reabsorción de los líquidos acumulados en las extremidades mejorando el retorno venoso… entre otras muchas ventajas.

¿Cuánto tiempo tarda en volver a la normalidad el cuerpo tras el embarazo?

Cada cuerpo necesita un tiempo, no se pueden marcar pautas ni calendarios y es que cada cuerpo es único, independientemente se haya dado o no a luz. La respuesta al ejercicio también es individual, ya que no es lo mismo una mujer que ha practicado deporte durante el embarazo o que cuenta con una buena forma física, que una mujer que jamás lo ha hecho.

Aquí tienes un listado de alimentos con los que comer entre horas no será un peligro ya que todos contienen menos de 50 calorías, ¡incorpóralos en tu dieta!

¿Qué pasa con esa “barriguita” que es imposible de eliminar a pesar de dieta y ejercicio

Se estima que un 66% de las embarazadas tiene diástasis de rectos en el tercer trimestre, y que 2 de cada 3 mujeres que han tenido dos o más hijos continúan con ella tras el parto.

La diástasis de rectos es la separación de los músculos rectos del abdomen (las abdominales, para entendernos mejor) como consecuencia de un daño en el tejido conectivo (línea alba) que los mantiene unidos entre sí y a la línea media del cuerpo. Cualquier persona es susceptible de padecer este problema funcional y estético independientemente de la edad, del sexo, de si realizas deporte habitualmente o eres una persona sedentaria.

Sin embargo, el embarazo supone un factor de riesgo importante para la mujer, aumentando las probabilidades de sufrir una diástasis ya que los rectos se separan para dar espacio al útero y al bebé que crecen (los embarazos múltiples tienen mayor riesgo) y las hormonas como la relaxina, el colágeno o los estrógenos que alteran la composición del colágeno y hacen que se debiliten los músculos.

La única forma de prevención, aunque no siempre eficaz, es tener un buen tono en el músculo transverso del abdomen (el más profundo que actúa como faja), y evitar las situaciones de riesgo en la medida de lo posible: abdominales clásicos, estreñimiento, tos crónica…

Ni qué decir tiene que comer entre horas está totalmente prohibido, puedes tomar algún tentempié como yogures desnatados, una pieza de fruta, un puñado de frutos secos como por ejemplo nueces, un poquito de pan integral con pavo siempre todo lo que comas debe ser bajo en calorías y lo más sano posible.

Si tu cuerpo ha surido este problema existe un programa específico de 9 semanas en las que se rehabilita esta separación de los rectos llamado NoMásDiástasis (es el único patentado en España).

Contenido elaborado en colaboración con la matrona Sara Cañamero de León de Maternatal

Y además:
Gimnasia para mamás y bebés: un deporte para dos
Estimulación temprana para bebés: tu eres una parte fundamental para su desarrollo

Puede interesarte

Comentarios