Inicio / Maternidad / Bebés y niños / El pecho gigante que reivindica la lactancia materna libre

© @motherlondon
Maternidad

El pecho gigante que reivindica la lactancia materna libre

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 3 de abril de 2017
1 459 compartidos

La campaña #FreetheFeed ha lanzado a las calles de Londres una enorme teta hinchable para denunciar que todavía las mujeres se sienten observadas y juzgadas por amamantar en público.

Impactante y abrumador. El pecho gigante del equipo creativo británico Mother London ha logrado su objetivo: hacer sentir incómoda a la población londinense, exactamente igual que se sienten muchas madres cada vez que ejercen el derecho y la necesidad de amamantar a sus hijos en un parque, en el metro o en la parada del autobús. Una teta hinchable de considerable tamaño, tan alta como dos o tres pisos de un bloque de viviendas, se ha alzado en lo alto de una terraza del barrio de Shoreditch.

Es el proyecto creativo escogido para celebrar el Día de la Madre, que en Reino Unido se celebra el 26 de marzo, y que esta vez se inclina por el lado reinvindicativo con la etiqueta #FreetheFeed (algo así como "libera el dar de mamar"). Tal como los creativos explican en su web, "es difícil de creer que en el Reino Unido de 2017 las madres se sienten observadas y juzgadas cuando amamantan el público, ya sea con un biberón o mediante el pecho". Así, explican, han convertido el Día de la Madre en "una celebración del derecho de las mujeres a decidir cuándo y cómo amamantar a sus hijos sin sentirse avergonzadas o culpables por sus elecciones".

© @motherlondon

La lactancia materna es la alimentación infantil más natural y beneficiosa que puede ofrecer una madre a su hijo, además de que no se nos ocurre un acto más natural para una mujer como para que todavía esté mal visto que se realice en público. Por desgracia, el pecho de la mujer continúa siendo una parte del cuerpo hipersexualizada, que se percibe como un elemento de excitación sexual más que como una fuente de alimento que, por cierto, es su función biológica original.

Y además...
Por qué adopté a mi hija con síndrome de Down
"Tener un hijo con autismo", la mirada realista y amorosa de una madre

por Laura Marcos 1 459 compartidos

Puede interesarte