Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

Reglas de oro para no cometer errores: estos son los alimentos que debes evitar durante la lactancia

por María Viéitez Creado en 26 de septiembre de 2019
Reglas de oro para no cometer errores: estos son los alimentos que debes evitar durante la lactancia© Getty

¿Sabes qué alimentos debes evitar comer durante la lactancia? Conoce las reglas de oro para no cometer ningún error y cuidar de la salud de tu bebé desde su los primeros días.

Video por Elvira Sáez

Acabas de tener un bebé y has decidido que le vas a amamantar. Por eso es imprescindible saber que alimentos y productos debes evitar para no interferir en su desarrollo, salud y crecimiento.

¿Qué debo comer y qué debo evitar? Los especialistas recomiendan comer de todo moderando las cantidades de determinados alimentos para diversificar todo lo posible los valores nutricionales que le aportamos al bebé. ¿El verdadero secreto? Beba mucha agua, ya que la leche materna agua en un 87%.

Alimentos que se deben evitar para prevenir el cólico del bebé

No todos los alimentos a vitar deben ser surpimidos de tu dieta. Una alimentación variada es siempre la mejor opción ya que, de esta manera, le aportarás tu bebé todos los valores nutricionales necesarios, acostumbrándole a digerir y entrenándo su sistema digestivo. Sin embargo, hay alimentos que se deben consumir moderadamente, ya que podrían cambiar el sabor de la leche haciéndola desagradable para el bebé. Son, por ejemplo:

  • coles
  • brócoli
  • espárragos
  • alcachofas
  • ajo crudo
  • cebolla cruda
  • especias con un sabor muy fuerte (cúrcuma, chile...)
  • verduras amargas

Productos alimenticios que deben restringirse

También hay algunos alimentos que deberías consumir, preferiblemente, en cantidades limitadas, tanto por el sabor de la leche como para evitar posibles consecuencias para el bebé. Los mariscos, por ejemplo, deben consumirse con moderación porque pueden causar alergias. También debes evitar:

  • chocolate
  • pimientos
  • coliflor

De hecho, sería bueno empezar a probar estos alimentos y comprobar si tienen algún efecto en tu bebé. Si todo va bien, puedes continuar comiéndolos, aunque siempre con precaución.

Con respecto al esto de la dieta, puedes seguir las mismas indicaciones que seguiste durante el embarazo: consumir muchas frutas y verduras, consumir proteínas de la carne y el pescado y limitar los azúcares y las grasas. El motivo es que tu bebé está acostumbrado a la alimentación que la madre experimentó durante el embarazo y, mientras el bebé no se muestre incómodo o molesto, no deberás eliminar ninguno de los alimentos que consumías entonces.

Además, si la madre come un poco de todo (sin excesos) durante la lactancia, el bebé podrá experimentar nuevos sabores a través de la leche materna y se acostumbrará más fácilmente a ellos.

Che cosa devi evitare di bere mentre allatti?

Como ya hemos dicho, lo más recomendable es beber mucha agua, porque es el componente principal de la leche que le das a tu bebé todos los días. ¿Y qué hay de las otras bebidas? ¿Hay algo que evitar?

1. Debes limitar el consumo de bebidas demasiado azucaradas, como los zumos y batidos de frutas envasados y las bebidas gaseosas y refrescos.

2. También es una buena idea evitar los dulces muy grasos y procesados.

3. Las cremas y purés pueden causar diarrea fermentativa en tu bebé.

4. Debes evitar el alcohol, ya que pasa directamente a la leche. Consumirlo puede causar alteraciones en el ritmo de sueño del bebé, reducción de la producción de leche, hipoglucemia o interferir en el desarrollo de tu pequeño. De toods modos, no debes vivir con miedo: una copa de vino de vez en cuando está permitida. Además, puedes recurrir al sacaleches y conservar varios biberones. Así, podrás seguir dándole leche a tu bebé durante el periodo en que tu cuerpo elimina el alcohol de la sangre.

5. El café y el té también están permitidos, pero con moderación.

Regímenes dietéticos que deben evitarse para satisfacer las necesidades del niño y de la madre

Si, durante la lactancia, la madre no necesita "comer por dos", debe, sin embargo, comer lo suficiente para evitar deficiencias nutricionales y garantizar al niño, pero también a ella misma, una adecuada ingesta de calorías. Por lo tanto, es necesario evitar:

  • Dietas bajas en calorías. Al contrario: incluso es recomendable consumir de 450 a 500 kcal más de lo habitual al día, ya que la producción de leche requiere mucha energía.
  • Dietas que excluyen los carbohidratos, ya que son necesarios para el suministro de energía
  • Dietas que excluyen productos de origen animal (carne, pescado, huevos, leche y productos lácteos), porque son las principales fuentes de proteína.
  • Los condimentos (aceite de oliva, mantequilla...) son necesarios y deben seguir formando parte de la dieta.
  • Lo ideal, para promover la producción de leche, es fraccionar la dieta haciendo 2 ó 3 aperitivos al día, sin saltarse las comidas principales, por supuesto.

Hábitos que debes evitar

Una última recomendación: durante la lactancia, es bueno evitar los medicamentos, ya que también son absorbidos por la leche materna y, en cualquier caso, si tiene que usarlos, deben ser siempre recetados por el médico y el pediatra del bebé. Por supuesto, también es aconsejable eliminar el tabaco por completo.

María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …