Inicio / En forma / Bienestar / ¡Plántale cara al frío! Los beneficios de hacer ejercicio en invierno

En forma

¡Plántale cara al frío! Los beneficios de hacer ejercicio en invierno

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 24 de noviembre de 2016
249 compartidos

Corazón más fuerte, más calorías gastadas, mayor resistencia y fuerza... ¡Hacer deporte en invierno no tiene más que ventajas! ¡Deja el frío en casa y empieza a moverte!

Es inevitable: con el frío y la llegada del invierno a muchos nos apetece quedarnos en el sofá, tomar un café caliente e hibernar en casa. Sin embargo, si consigues levantarte del sillón, vencer a la pereza y salir al aire libre a realizar algo de ejercicio, pronto notarás un bienestar total. ¡Y es que practicar deporte en invierno tiene múltiples beneficios para el organismo! Además, los deportes de invierno son algunos de los más divertidos: esquí, patinaje, senderismo... ¿cuál prefieres?

Esquí © iStock

Los beneficios de entrenar en invierno

Más gasto de calorías: ¿sabías que practicar ejercicio al aire libre en invierno aumenta la quema de calorías hasta en un 30% más? La razón es simple: en invierno el cuerpo debe trabajar más para regular su temperatura interna frente los elementos externos, y esto lo consigue consumiendo más calorías y parte de la grasa acumulada. ¡Ya tienes una razón de peso para salir de casa!
Más tolerancia al frío: el ejercicio físico es una buena forma de calentar nuestro cuerpo mediante el movimiento, lo que a la larga, hará que tu tolerancia a las bajas temperaturas aumente. Que no te de pereza salir de casa por el frío: ¡ejercitándote entrarás en calor rápidamente!
Corazón más fuerte: un clima frío también fortalece el corazón, ya que hace que éste tenga que esforzarse más para distribuir la sangre caliente por el cuerpo. Si practicas ejercicio con regularidad en invierno, tus probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares en un futuro se reducirán considerablemente.
Un ejercicio de compensación: nuestra alimentación cambia en invierno, ya que tendemos a consumir más guisos calientes y comidas copiosas, que se traducen en más calorías. Además, como por lo general no somos tan activos como en otras épocas del año, tendemos a engordar. ¿La solución? Tómate el hacer deporte como un ejercicio de compensación. ¡Tu organismo se lo merece!
Dosis extra de vitamina D: aunque haga frío, la exposición al sol aporta los mismos nutrientes que en otras fechas, entre ellos la tan importante vitamina D, responsable de mantener los huesos fuertes. Así que aprovecha los días despejados y sin lluvia, échate un poco de protector solar, ¡y a la calle!

Si no tienes demasiada motivación para hacer deporte y te cuesta un mundo mantenerte activa, puede que sea porque todavía no hayas dado con la actividad idónea para ti. Así que te proponemos un test para que descubras qué deporte se adaptaría más a tu personalidad. ¡Ya no habrá nada que se interponga entre la actividad física y tú este invierno!

Y además:
¡Que no te pare el frío! 6 deportes para disfrutar en invierno

Motívate con las mejores canciones para hacer deporte

por Cristina Cañedo 249 compartidos

Puede interesarte