Inicio / Cocina / Cocina española / La crema catalana, un clásico que endulza nuestras vidas

Cocina

La crema catalana, un clásico que endulza nuestras vidas

por Redacción enfemenino Publicado en 20 de abril de 2015

La crema catalana es el gran clásico de los postres. Siempre entre los primeros puestos de las cartas de los restaurantes, esta delicia, elaborada a base de yemas de huevo, es de origen catalán y es perfecta para degustarla en cualquier época del año. ¿Sabías que hoy en día incluso existen versiones saladas de este postre?

Quizás hayas organizado una comida familiar en tu casa el próximo fin de semana y aún estás pensando en cuál será el postre que elaborarás. O, quizás has pensado en una tarde de café con esas amigas a las que haces tiempo que no ves y quieres sorprenderlas con tu buena mano para los postres. Sea cual sea tu caso, la crema catalana puede ser la opción más adecuada. ¡Existe incluso una versión de esta receta si estás haciendo la dieta Dukan! Verás que la receta no es muy complicada y el sabor es realmente delicioso. Y es que, ¿qué haríamos nosotras sin el dulce?

¿Cuáles son los ingredientes imprescindibles para una riquísima crema catalana?

En primer lugar,la leche nos permite hacer esta receta más o menos calórica. Por regla general, solemos utilizar leche de vaca semidesnatada para los postres. Sin embargo, si quieres que la receta sea algo más ligera, puedes utilizarla descremada. También puedes optar por la leche vegetal, como la de soja o cereales, variedades que dan más ligereza a la crema, así como un sabor más característico.

En lo que se refiere al azúcar, puedes utilizar el que prefieras: azúcar en polvo blanco (o de sémola) o incluso azúcar moreno para que el postre adquiera un color más dorado y un sabor más marcado. La sacarina aporta un suave regusto a ahumado que recuerda a la fina cobertura caramelizada que corona la crema, así como un tono más intenso. El azúcar semirrefinado, en cambio, añade unas notas de vainilla y ron. También puedes utilizar azúcar con aroma de vainilla o limón. ¡Un toque muy especial para tu crema catalana!

Otro de los ingredientes imprescindibles de este postre es el caramelo. Como sabrás, existen diferentes fórmulas para caramelizar la crema catalana. Una de ellas es en el grill del horno durante unos minutos. Otra de las técnicas es que utilices uno de los utensilios de cocina especialmente pensados para ello: el hierro para caramelizar se coloca unos minutos encima de una fuente de calor. Cuando esté bien caliente hay que apoyarlo durante unos segundos sobre la preparación y... ¡Listo!

También puedes utilizar un mini soplete de gas para cocinar. Solo tendrás que aproximarlo a la receta y presionar. Será la llama de este instrumento la que se encargue de colorear el postre.

¿Preparada? Aquí tienes la receta

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar de sémola
  • Semillas de vainilla
  • 20 cl. de leche
  • Una cucharada sopera de licor de naranja
  • Licor de naranja


Modo de elaboración:
En primer lugar, partimos una rama de vainilla y reservamos las semillas. En un bol aparte, vertemos 4 yemas de huevo y añadimos 100 g de azúcar de sémola. Después, batimos con fuerza hasta que la mezcla tome un color blanquecino.

A continuación, añadimos las semillas de vainilla y 20 cl de leche y volvemos a mezclar e incorporamos una cucharada sopera de licor de naranja. Después, repartimos la crema en recipientes pequeños y los introducimos en el horno durante 30 minutos a una temperatura de 150°C.

Cuando los retiremos, dejamos que se enfríen y los reservamos en la nevera durante media hora. Después, espolvoreamos por encima de la crema el azúcar de sémola o moreno y la dejamos de nuevo en el horno durante unos minutos con la función grill encendida.

Otras versiones de la crema catalana

Como ocurre con todas las recetas típicas, con el paso del tiempo han nacido algunas variantes de la tradicional crema catalana. Por ejemplo, se trata de un postre que se adapta a cualquier variación dulce: derrite unos caramelos y añádelos a la preparación. Por otro lado, la masa de las galletas se presta a las mil maravillas al juego frío-calor. O ¿qué te parece si añadimos unas gotas de extracto de vainilla, flor de naranjo o rosa?

En cuanto a las frutas, combinan muy bien las frambuesas, los albaricoques, los melocotones, la grosella o la grosella negra. Y si prefieres una versión salada, prueba mezclando dados de foie-gras con la crema fría. Aunque esta es la crema catalana salada más conocida, puedes utilizar los ingredientes que prefieras y preparar la receta como si de un flan se tratara. ¡Arriésgate a probar nuevos sabores!

Y además
La guía definitiva de los alimentos: estas son 200 calorías en todo tipo de comida
¡Refresca tu vida! Aprende a preparar los mejores helados

por Redacción enfemenino
Tiramisú de crema de castañas, ¡un postre exquisito!

Puede interesarte