Inicio / Cocina / Cocina internacional / El caramelo, ¿sabes cómo conseguir que te salga delicioso?

El caramelo, ¿sabes cómo conseguir que te salga delicioso?

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 2 de agosto de 2016

Irresistible, delicioso y capaz de hacer cualquier postre un manjar aún más maravilloso. Porque, ¿qué me dices de la tarta de queso bañada en caramelo o de un flan casero coronado por esta delicia? Nos encanta el caramelo y, por eso, queremos que tú también aprendas a prepararlo de la forma más sencilla y con el resultado más delicioso. ¡No te pierdas todos los secretos!

Tenemos la teoría más que clara, pero a la hora de pasar a la práctica, el resultado nunca es el que esperábamos. Te prometemos que preparar el caramelo para coronar tus postres no es una labor tan compleja como pueda parecer en un primer momento. Todo irá bien si continúas leyendo y tomas nota de algunos de nuestros mejores consejos.

De momento, no pierdas detalle de esta galería en la que puedes ver algunos de los postres más apetitosos que, cómo no, incluyen caramelo:

Para empezar, haremos algunas consideraciones básicas que, sin duda, te resultarán muy útiles antes de ponerte manos a la obra.

¿Qué azúcar se utiliza?

Azúcar blanco, rubio, moreno, integral… Las posibilidades son numerosas cuando se trata de caramelo. Puedes utilizar todos estos tipos de azúcar, divertirte variándolos en función de tus ganas o de los aromas buscados. También puedes utilizar fructosa mezclada con un poco de agua. La caramelización será más rápida y el resultado final será bastante claro, en un tono anaranjado-dorado.

La técnica de base

  • Pon el azúcar en un cazo mediano (la cantidad de azúcar dependerá de la cantidad de caramelo necesario) y ponlo a fuego medio.
  • Después, agita ligeramente el cazo para repartir uniformemente el azúcar.
  • Deja fundir el azúcar, agita de nuevo el cazo para repartirlo. Sobre todo, no remuevas el azúcar, ¡es lo mejor para que no se estropee el caramelo! El azúcar fundido hervirá y tomará color.
  • Cuando el caramelo esté líquido, coloca el fondo del cazo en un recipiente de agua fría para parar la caramelización. También puedes añadir una nuez de mantequilla (dulce o salada) o unas gotas de zumo de limón. Si tu caramelo se endurece demasiado rápido, puedes verter un poco de agua y remover bien. Si se forman grumos, vuelve a calentar el caramelo.
  • Recuerda que cuanto más se cueza el caramelo, más se oscurecerá y más amargo será. Así que ajusta el tiempo de cocción en función del uso del caramelo: rubio para cubrir la pastelería y los entremeses, ambarino para adornar moldes.

Algunos trucos indispensables

  • Utiliza un cazo muy limpio.
  • Si tienes miedo de carbonizar el azúcar, puedes añadir un poco de de agua al azúcar desde el principio de la cocción. Para impedir que el caramelo se endurezca, añade unas gotas de limón a la mezcla azúcar+agua antes de la cocción.
  • Evita las variaciones de temperatura durante la cocción.

Cómo darle un plus de sabor a tu caramelo

Puedes perfumar el caramelo añadiendo un montón de ingredientes. A continuación, te contamos cuáles son nuestros preferidos:

Especias.Vainilla, canela, jengibre, clavo… Simplemente mezcla las especias en el azúcar antes de la cocción. Para la vainilla, incorpora solamente las semillas de la vaina.

Frutas. Naranjas, pomelos, frutas exóticas… Haz un caramelo rubio. Fuera del fuego añade zumo de frutas y/o de pulpa de frutas y haz que cueza hasta obtener una preparación melosa (que se volverá más espesa al enfriarse).

Flores. Rosa, jazmín, genciana, bergamota… Añade agua o un sirope de flor al caramelo rubio enfriado.

Hierbas. Tomillo, romero… Antes de la cocción, añade al azúcar una pizca de hierbas o vierte, a medida que se va cociendo, una infusión de hierbas que habrás preparado y dejado enfriarse antes.

Productos lácteos. Mantequilla (dulce, salada, semisalada), crema líquida, leche… Haz fundir la mantequilla a fuego lento y luego añade el azúcar, removiéndolo para obtener un caramelo homogéneo. Con leche o crema, añádelas al azúcar antes de la cocción. Puede ser una gran opción para conseguir un resultado muy cremoso.

Y además:
20 helados que son una auténtica oda al verano
5 postres para hacer con 5 ingredientes (o incluso menos)

Puede interesarte