Todo sobre el apio

Publicado por mvega
Publicado en 4 de abril de 2008

No es una verdura que siempre tenemos en mente y, sin embargo, está por todas partes. Debido a su sabor punzante, a veces no sabemos qué hacer con ella... ¡Aquí está todo que necesitas para domesticar el apio!

Descubre nuestras recetas de apio

Apio-nabo o apio-bola

Características

A primera vista, es una bola beis grande, irregular y abollada. El peso puede variar de 600 g a 1 kg, y el tamaño de 15 a 25 cm de diámetro. Debe ser pesado y firme, sin marcas.

Preparación

Corta el tallo y la raíz si todavía los conserva. Pela toda la superficie con un cuchillo. Un buen truco para que no se ennegrezca al oxidarse con el aire es pasar un medio limón por la superficie. Después, córtalo de la forma requerida.

Modos de cocinar

Se utiliza crudo en ensaladas de apio rallado con salsa de mayonesa con ajo y mostaza. Asimismo, se puede añadir en otras ensaladas pero con cuidado, ya que su sabor picante y ligeramente amargo sobresale entre todos los demás sabores. Cocinado se puede preparar en sopa, crema o puré y como acompañamiento en juliana de verduras (zanahorias, calabacines y apio laminado con espaguetis).

Buenos compañeros

- Como guarnición de carnes, aves, caza, pato, pescado
- Como puré mezclado con patatas con una pizca de nuez moscada
- Como crema con cáscara de naranja
- Asado en el horno y aliñado con salsa de soja

Ramas de apio (foto)

Características

La base se parece al bulbo de hinojo, pero los tallos son largos y derechos y cuenta con hojas verdes al final. Debe tener bellas hojas verdes bastante oscuras, un corazón bien blanco y tallos derechos y firmes.

Preparación

Se recomienda pelarlas para retirar las partes demasiado fibrosas y evitar hilos desagradables en la boca. Se cortan dependiendo de la receta que se vaya a elaborar.

Modos de cocinar

Todo es bueno en el apio. Los tallos, la raíz, las hojas... Su olor es muy penetrante, amargo y ácido a la vez, con una sensación de frescura anisada, y se utiliza en sopas, potajes, fondos de carne, cocidos, etc. El tallo y el pie se comen crudos en ensalada o cocidos tantos solos como con otras verduras (principalmente en cuscús). Las hojas se utilizan como hierba aromática. Muchas veces se colocan en ramilletes de hierbas para perfumar la cocción.

Buenos compañeros

- En ensalada con una vinagreta de naranja
- Como guarnición de carnes, aves y pescado
- Confitado con un poco de miel
- En caldo de carnes cocidas
- Salteado en un wok con tallarines

¿En busca de inspiración? Consulta nuestras recetas de apio

Puede interesarte