Inicio / Psico / Consejos / ¿Soltera? 10 motivos por los que alegrarte

Psico

¿Soltera? 10 motivos por los que alegrarte

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 5 de julio de 2009
188 compartidos

1. ¡Come lo que te gusta!
Eres la única dueña de tu nevera y de tus comidas.
Sin necesidad de compartir, ¡el chocolate es tuyo, sólo tuyo!Sin nadie que te contradiga, si te apetece pedir comida china al volver del trabajo, prepararte el plato que te da la gana o incluso picotear queso en un rincón de la mesa.¿Tu línea? Seguro que sigues vigilándola, pero nadie te controlará lo que comes ni te dirá “¡luego no te quejes si engordas!”.

2. Ligar, fantasear, mirar de reojo... ¡todo está permitido!

Ligar con un hombre joven que has conocido esa misma mañana, mirar de reojo el culo de un morenito con el que te has cruzado en el autobús e imaginártelo sin ropa, fantasear con toda tranquilidad con todos los tíos que se cruzan en tu camino, vivir aventuras, ligar con todo lo que se mueve... y todo sin sentirte culpable, ¡déjate seducir!

3. ¡Duerme como te parezca!

¡Una cama sólo para ti! Cuando están dos siempre es más complicado encontrar tu sitio, no molestar al otro... Mientras que sola puedes dormir en diagonal, hacer la estrella de mar, ¡todo te está permitido!

Cuestión del edredón: a partir de ahora nadie te lo quitará. Podrás enrollarte en él, patalear dentro, sin que nadie se queje: “¡eh, no me llega el edredón, pásamelo!”

Los tradicionales mata-relaciones, como los calcetines, los pijamas viejos o las camisetas talla XXL, pueden aparecer.

4. El ropero, ¡todo para ti!

Querida, ¡estás ocupando todo el armario con tus 30 pares de zapatos!” Se acabaron los reproches de este tipo, ¡todo el armario y todos los cajones te pertenecen! Ya no hay necesidad de amontonar tu ropa por falta de espacio, el armario se ha hecho, incluso, demasiado grande.

5. Volver a casa a horas intempestivas: ¡es posible!

Sin tener que rendir cuentas, sin necesidad de dar explicaciones, en resumen, se acabaron las obligaciones. Puedes pasar veladas locas con tus novios hasta el final de la noche, e incluso llegar a casa del trabajo un poco más tarde ¡sin tener que avisarlo!

6. ¡No estás obligada a estar siempre arreglada!

¿Es tu día de descanso y no tienes ganas de comerte la cabeza para peinarte y vestirte? Te puedes quedar en pijama y hacer el vago todo el día en tu casa, incluso sin tener ni la más mínima intención de darte una ducha y nadie tendrá nada que decir. ¿No es genial?

7. TV, DVD, CD: ver y escuchar lo que tú quieras

Tener el control exclusivo del mando a distancia de TV, DVD, CD... ¡Cuántas ventajas! Poder escuchar una y otra vez tu canción favorita, ver tu serie adorada o ver por enésima vez el último DVD que te has comprado.

Tragarse el fútbol o la Fórmula 1... pelearse para ver una película en una cadena mientras que ponen el partido del siglo en otra, ¡eso ya es historia!

8. ¡Gasta tu dinero como tú desees!

Ninguna necesidad de justificarte, ¡te puedes gastar tu dinero cómo y dónde quieras! Se acabaron los comentarios que te hacen sentir culpable cuando llegas a casa después de un día de compras. Además, nada de arruinarse en Navidades, San Valentín, el aniversario... ¡Esas fiestas ya no te tocan! ¡Y más dinero ahorrado!

9. Se acabó el ir limpiando por donde él pasa

La tapa del váter levantada y que tengas que bajarla constantemente, limpiar las marcas de la pasta de dientes en el lavabo, echar a la basura un envase vacío olvidado en la nevera... todas estas pequeñas tareas provocadas por la negligencia de tu ex ¡ya no tendrás que hacerlas! ¡Y sin mosqueos!

10. ¡A las mazmorras los novios aburridos y juerguistas!

Apechugar con los amigos de tu novio, ¿has tenido que conocerlos?

Pasar noches con grandes bebedores, oírlos hablar de fútbol o contarse batallitas de la cena de la última noche... ¡verdaderamente eso no era para ti! Ya que ese tiempo ha pasado, a partir de ahora sigue el programa: ¡noches entre amigos y nuevos reencuentros!

por Elena Bonet 188 compartidos

Puede interesarte