El embarazo múltiple

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 6 de octubre de 2008

Embarazo múltiple Esperar a varios bebés es, ante todo, ¡una (gran) sorpresa! Pasado el primer momento de asombro, surgen las dudas: ¿cómo se va a desarrollar el embarazo? ¿En qué será diferente este embarazo? ¿Y como será el parto?

El anuncio del embarazo múltipe
Es la primera ecografía la que revela el embarazo gemelar o múltiple. Psicológicamente, este momento es un shock para los padres. Se van a tener que cambiar muchas cosas, imaginar la vida con dos niños (¡o más!), inventar otra vida de pareja. La situación también se complica materialmente. Necesitaréis ayuda, un modo de vigilancia, cambiar de coche, ¡y posiblemente de vivienda! En otras palabras, ¡cambian muchas cosas! Y, para algunas parejas, hará falta tiempo, organización... Afortunadamente, tienes nueve meses por delante (a veces menos, porque los embarazos múltiples suelen ser sinónimo de nacimientos prematuros)...

Embarazos bajo control

Los embarazos múltiples reclaman un seguimiento más estrecho que otros: la premadurez (el 20% - 30% de los embarazos múltiples no pasan de las 32 o 33 semanas) y los riesgos de problemas en el desarrollo de los bebés son las principales dificultades posibles.
¡El útero de la madre tiene el mismo tamaño tanto si espera un bebé como si espera varios! Por lo tanto, cuando hay varios bebés, el útero sufre una tensión más importante y peligrosa para el desarrollo del embarazo.

Exámenes médicos

- Para prevenir estos riesgos, tendrás consulta médica cada 3 semanas hasta la semana 18, y luego cada 15 días hasta la semana 34. Por último, si todo va bien, tendrás una consulta semanal hasta el final.
Estos exámenes médicos permiten detectar la hipertensión, que la sufren tres o cuatro veces más las futuras mamás de varios bebés. También permiten detectar una cantidad excesiva de líquido amniótico (hidramnios), el riesgo de retraso del crecimiento de los fetos, o incluso anomalías de la placenta.
- También tendrás derecho a una ecografía mensual a partir de las 28 semanas.

Reposo
El riesgo de nacimiento prematuro aumenta con el cansancio. Cuando se esperan gemelos (o más), este cansancio es más importante. Por lo tanto, es imperativo que las futuras mamás hagan reposo. Es bastante habitual que las bajas laborales se prescriban desde las 24 semanas de embarazo.
En caso de riesgo para los bebés o para ti, o si tus condiciones de vida no te permiten hacer un reposo y un control suficientes, te hospitalizarán.

El parto múltiple
Todas las fases del parto son idénticas a las de un nacimiento único: ¡no tendrás el doble de dolor! Se suele poner la peridural. En los embarazos múltiples, el nacimiento depende de varios factores:
- Si los dos bebés están colocados con la cabeza hacia abajo, el parto se desarrollará de forma natural. Sin embargo, el control durante el parto es permanente, para prevenir cualquier tipo de riesgo.
El bebé más grande se coloca el primero. El médico y la comadrona controlan la posición del segundo para asegurar que no se produce un cambio de posición. Si se trata de gemelos dizigóticos (dos bolsas), el médico o la comadrona rompen aguas para permitir el nacimiento del segundo bebé
-Si los dos o uno de los bebés viene de nalgas, el nacimiento se produce por cesárea.

A destacar: los nacimientos de gemelos o trillizos cada vez se hacen más por cesárea, para evitar cualquier riesgo. Sin embargo, algunos médicos creen que es un recurso abusivo. Si quieres asegurarte de que se te practique una cesárea sólo en caso de necesidad, plantéaselo a tu médico desde el principio del embarazo.

Puede interesarte