Inicio / Maternidad / Embarazo / El embarazo nervioso

Maternidad

El embarazo nervioso

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 19 de octubre de 2009

>Síntomas del embarazo nervioso
-amenorrea (ausencia de menstruación)
-náuseas y vómitos
-dolor en los senos
-cogida de peso

>Embarazo nervioso: todo está en la cabeza
El embarazo nervioso es un fenómeno psíquico que ni siquiera está expresado en terminología médica. Todo tiene lugar en el cerebro de la mujer, que, inconscientemente, desea con fuerza quedarse embarazada o, al contrario, teme la idea de quedarse encinta.
Las enfermas más afectadas por esta disfunción suelen ser chicas con tantas ganas de tener un hijo que acaban convenciéndose de que realmente están embarazadas, o mujeres de edad más avanzada incapaces de asumir que no van a poder tener más descendencia. Pero también existen casos de mujeres que sienten fobia ante la idea de quedarse embarazadas. Estos dos sentimientos (fobia y deseo) tienen el mismo efecto en el hipotálamo: la detención de las órdenes recibidas por los ovarios y, por lo tanto, la desaparición de la menstruación.
A partir de ahí, y mediante un mecanismo de autosugestión inconsciente, el cuerpo de la mujer se pone en marcha y sufre los síntomas propios del embarazo (senos más grandes, náuseas e hinchazón del vientre).
Realizar un test de embarazo permite descubrir la realidad de la situación.

>Apoyo psicológico
Si a pesar de los síntomas reales la mujer no asume que está embarazada, habría que considerar la opción de acudir a un psicólogo para ayudar a la paciente a aceptar la realidad. El seguimiento de la paciente es muy importante, pues los embarazos nerviosos suelen ir acompañados de otros problemas: familiares, de comportamiento, etc. Si es el caso, habrá que descubrir el origen del problema, analizarlo y, si es necesario, iniciar una terapia para evitar posibles recaídas.
También existen problemas de salud reales, como la disfunción ovárica que produce una hinchazón en el útero, que hacen creer a la mujer que realmente está embarazada. Si no tienes motivos para pensar que estás en estado y tu abdomen sigue cogiendo volumen, acude a tu médico.


Consulta también:
Los primeros signos del embarazo
Optimizar las posibilidades de quedarte embarazada

por Elena Bonet

Puede interesarte