Inicio / Maternidad / Embarazo / El primer mes de embarazo: ¿cómo debo cuidarme?

El primer mes de embarazo: ¿cómo debo cuidarme?

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 3 de mayo de 2015

El primer mes notarás los síntomas comunes del principio de una gestación pero todavía no apreciarás ninguna alteración física. Te contamos cuáles son los primeros pasos para comenzar a cuidarte en tu embarazo.

El primer mes de embarazo es el más importante. Notarás los primeros síntomas propios y cambios físicos como el aumento de tus pechos u otro tipo de cambios como por ejemplo: un sentido del olfato más sensible, la pared uterina se espesa, el cuello del útero se ablanda y la placenta y el cordón umbilical comienzan a formarse. En primer lugar lo más importante es que confirmes tus sospechas y una vez que sepas que te encuentras en tu primera etapa de gestación deberás tener en cuenta una serie de consejos para superar el primer mes de embarazo sin problemas.

Confirmación del embarazo

En la farmacia puedes conseguir pruebas de embarazo que tienen hasta una fiabilidad del 99%, además la mayor ventaja es que puedes obtener un resultado inmediato. Estos test permiten realizar la prueba unos 10 o 12 días después de la concepción, o unos días después de la primera falta (mínimo tres días) y así confirmar si estás o no embarazada.

Además, podrás ir al laboratorio a pedir a tu ginecólogo una analítica. Es la única manera de estar segura del resultado al 100%, aunque tendrás que esperar unos días para conocer el resultado.

La evolución del bebé durante el primer mes de embarazo

Durante el primer mes de embarazo podemos decir que el bebé comienza a desarrollarse:

​>El óvulo fecundado o cigoto se implanta en la mucosa uterina.
>En cuatro semanas el bebé ya tiene corazón y estómago: comienza la organogenia, es decir, empiezan a formarse los órganos principales.
>No se pueden distinguir los miembros, son como paletas.
>Empieza a crearse el sistema nervioso.
>Comienzan a desarrollarse los órganos sensoriales. Aún sin ojos ni boca, ya hablamos del embrión.
>En esta fase, el embrión flota en la cavidad amniótica unido al exterior por el cordón umbilical en formación. Al final del primer mes de gestación, el bebé mide de dos a cinco milímetros.


Puede que durante el primer mes (según los estudios ocurre a un 20% de mujeres) sufras un aborto natural. Se identifica por una falta de empatía hacia el embarazo y por una pérdida continua de sangre (¡atención! una pérdida de sangre intermitente puede ser completamente normal). En ese caso, consulta con tu ginecólogo.

Salud y alimentación durante el primer mes de embarazo

Deberás ser tú quién decida escoger al ginecólogo que lleve tu embarazo, puedes elegir entre la seguridad social o bien una clínica privada. Por otro lado, comienzan meses de cuidados intensos, debes prestar especial atención a tu cuerpo, a los cambios, a tu alimentación y en definitiva, cuidarte más. Aquí te dejamos con los primeros pasos que se aconsejan cuando se conoce la noticia del embarazo:

​>No se aconseja practicar deportes violentos tales como el esquí, artes marciales o equitación para disminuir el riesgo de aborto natural. Asimismo, evita viajes largos en coche.
>Si todavía no lo has hecho, deja de fumar.
>Disminuye el consumo de café y té.
>Queda totalmente prohibido el consumo de alcohol, aunque puedes permitirte un vaso de vino o cerveza en ocasiones especiales.
>Una alimentación variada y equilibrada responderá a las necesidades principales para la formación del embrión y para ti misma.
>Evita el queso crudo no pasteurizado, ya que puede contener listeriosis. Durante todo el primer trimestre necesitarás vitaminas y oligoelementos. Pregunta a tu ginecólogo.
>Te encontrarás más cansada de lo habitual de modo que deberás reservar unos momentos adicionales para completar el reposo necesario.
>Si sufres migrañas o nauseas consulta a tu médico antes de recurrir a los medicamentos habituales tales como la aspirina, ya que pueden estar prohibidos o no recomendados durante el embarazo.
>En caso de sangrado de encías acude inmediatamente al dentista.

Preparar a la familia para la llegada del bebé

Si tienes más hijos, se recomienda hablarles del bebé desde un principio porque los niños sienten y se dan cuenta de todo. Por instinto, notarán que se está dando un gran cambio. Más vale involucrarlos que mantenerlos al margen, ya que no entenderán el por qué.

Aunque prefieras esperar a la primera ecografía para asegurarte de que el embarazo marcha bien, háblales de que quieres tener otro niño y así les prepararás para el momento de la gran noticia. Es muy importante una comunicación fluida tanto con los peques como con tu pareja.




Y además:
Lactancia materna: la guía definitiva para primerizas
Guía de belleza para mamás: ¿cómo cuidarte durante el embarazo?

Puede interesarte

Comentarios